Otras Ciudades

Alerta por ataques de pumas en fincas de Norte de Santander

Unas 30 familias de Salazar de las Palmas denuncian que los felinos se les han comido 52 gallinas.

Puma en Norte de Santander

La ampliación de la frontera agrícola en Norte de Santander afecta el corredor natural de esta especie silvestre.

Foto:

Cortesía de Corponor

09 de mayo 2018 , 11:38 a.m.

La tranquilidad característica del sector rural del municipio de Salazar de las Palmas, en Norte de Santander, se ha visto interrumpida en los últimos días por la arremetida de pumas que ingresan sigilosamente a los predios de ganaderos y productores de café cuando anochece y atacan a los animales domésticos y de engorde para alimentarse.

Belisario Fuentes Contreras es el propietario de dos fincas cafeteras, que se extienden en la vereda La Amarilla, en plena zona de amortiguamiento del páramo de Santurbán. En una de sus haciendas, este grupo de felinos se comieron en menos de una semana tres ovejas y 52 gallinas, que representaban una alternativa de ingresos para este agricultor y su familia.

Así como él, cerca de 30 familias de este caserío y de la vereda Sanguino, del corregimiento Carmen de Nazareth, de esta localidad, han sufrido el asecho de estos felinos, que es considerado el rey de las montañas nortesantandereanas.

“Esta situación ha sido muy difícil para nosotros. Yo he optado por no volver a llevar animales a mi finca, porque en cualquier momento estos pumas se los comen. Creemos que son más de tres individuos los que merodean esta zona, porque en donde se han presentado estos incidentes son poblaciones alejadas una de la otra”, explicó este campesino, quien lidera la Asociación de Productores de la Zona de Amortiguamiento del Páramo de Santurbán.

Igual, se ha intentado explicar cómo debe hacerse el manejo de las especies domésticas, lo que se ha dicho es que estos animales deben permanecer encerrados en la noche

Ante la preocupación de estas comunidades rurales, la administración municipal ya remitió la queja a Corponor, que atribuye la presencia de esta fauna silvestre a la ampliación de la frontera agropecuaria en esta zona de páramo, donde la tala indiscriminada de árboles se ha encargado de fragmentar el corredor natural de estas especies.

Según Sandra Milena Gómez, subdirectora de Recursos Naturales de la entidad, la reducción de estos ecosistemas obliga a este felino a desplazarse a otros hábitats en busca de sus presas.

“Estamos adelantando una campaña de concientización con estas comunidades afectadas para explicarle las causas de este fenómeno. Igual, se ha intentado explicar cómo debe hacerse el manejo de las especies domésticas, lo que se ha dicho es que estos animales deben permanecer encerrados en las horas de la noche y contar con cercas eléctricas para evitar estos incidentes”, puntualizó la funcionaria.

CÚCUTA

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA