Medellín

Violencia contra las mujeres es más común en zonas de conflicto

Hoy es el Día de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer. Preocupa situación de Medellín.

Violencia de género

De los 43 homicidios contra mujeres que se han registrado este año, 18 serían feminicidios, según la Secretaría de las Mujeres.

Foto:

EFE Archivo EL TIEMPO

24 de noviembre 2017 , 09:29 p.m.

Si Claudia Mosquera no hubiese denunciado a su esposo por abuso sexual, violencia física y sicológica, cree que estaría muerta o en un manicomio. Después de muchos golpes y malos tratos comprendió no solo que era infeliz sino también que su vida estaba en peligro.

A Claudia le tocó vivir dos tipos de violencia: la armada y la intrafamiliar, pero le preocupó más la primera. Ella, su esposo y sus dos niñas fueron desplazados de la vereda Pavarandó, Mutatá (Urabá), en 1988, época de combates entre paramilitares y guerrilleros de las Farc.

En medio de esa tensión , donde asesinaron y desplazaron a vecinos, así como a familiares, la campesina era golpeada por su esposo porque no tenía la comida servida o no cocinó lo que a él le gustaba. Le pegaba hasta cuando combatían guerrilleros y paras, como si ella tuviera la culpa.

Claudia tuvo la fe de que su esposo cambiaría. De hecho, cuando el conflicto los expulsó de su vereda y se fueron para la comuna 8 de Medellín, ella creyó que sería el fin de los golpes, pero fueron más continuos y violentos.

Denunció el desplazamiento forzado y el homicidio de un hermano, pero no se le ocurrió denunciar a su esposo, hasta que una sicológa de la Unidad de Víctimas le dijo que eso también era violencia, que tenía que salirse de ese círculo en el que estuvo por más de una década.

Soraya Hoyos, oficial Territorial de ONU Mujeres en Antioquia, contó que en las zonas donde hay conflicto por grupos armados, el maltrato contra las mujeres y la violencia de género tienden a incrementarse.

Si una familia es desplazada, sufre el estrés y las tensiones de la guerra, están sin trabajo y los hijos no tienen oportunidades, la tensión es grande y eso termina en violencia de pareja

La experta precisó que el uso de las armas y la solución de conflictos a través de medios violentos, legitima esa violencia y legitima el maltrato contra las mujeres. “Si una familia es desplazada, sufre el estrés y las tensiones de la guerra, están sin trabajo y los hijos no tienen oportunidades, la tensión es grande y eso termina en violencia de pareja, no pasa en todos los casos, pero es casi automático. Sin embargo, eso no justifica esa conducta”.

La experta agregó que una sociedad que resuelve los problemas sociales y políticos a bala, también resuelve sus problemas personales, de poder y afectivos a través de la violencia. Esa sería la explicación por la que en los barrios de Medellín, donde hay presencia de bandas criminales, se denuncien más casos de violencia contra las mujeres. Por ejemplo, el año pasado las comunas que registraron más casos fueron las que tienen más confrontaciones entre bandas como Robledo y Manrique.

En Antioquia, los municipios que reportaron tres años consecutivos sin homicidios contra mujeres (2014, 2015 y 2016) y registraron pocas denuncias de violencia de género, son los que ya no padecen el conflicto armado y tienen poca presencia de bandas criminales como Abriaquí, Alejandría, Argelia, El Retiro, Santuario, Granada y Jericó.

Preocupa Medellín

Este año en la ciudad van 51 homicidios contra mujeres, frente a 31 casos del año pasado. Lo que representa un aumento del 46 por ciento. Estudios de la Secretaría de la Mujer de Medellín muestran que al menos 20 podrían ser feminicidios.

Claudia Marín, investigadora de crímenes de género, explicó que la violencia contra las mujeres está agudizándose en el hogar y que hay incremento de violencia de pareja, así como violencia intrafamiliar y sexual.

La experta dijo que a los hombres los matan por el conflicto urbano o problemas de combos, mientras que a las mujeres por su condición de género. “Esta sociedad cree que es normal, es cultural y tradicional, pero muchas veces, ese maltrato termina en asesinato”, advirtió.

La experta de la ONU dijo que muchas mujeres que no tienen autonomía económica, no pueden salir de situaciones de violencia, esa dependencia hace que se mantengan pasivas y no denuncien. Por las dinámicas del conflicto, hay migración interna y muchas víctimas no tienen medios para generar ingresos.

Aunque las cifras de violencia en Medellín son altas, todavía hay un subregistro porque muchas mujeres no denuncia por varias razones: se sienten culpables, tienen miedo de represalias, les da verguenza o no conocen sus derechos.

Eso fue precisamente lo que le pasó a Claudia, estaba acostumbrada a tanta violencia, que no pensó que el maltrato de su esposo era un delito, creyó que por ser su esposa tenía derecho a humillarla y a tener sexo cada que quisiera, así ella no.

DEICY JOHANA PAREJA M.
Redactora de EL TIEMPO
@Johapareja  deipar@eltiempo.com

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA