Medellín

Salgar, modelo de reconstrucción para el país

La restauración del municipio de Antioquia, destruido por una avalancha hace dos años, será ejemplo.

Dos años de Salgar

La cruz, que tiene una base de 104 piedras, cada una con el nombre de los muertos, es el símbolo de la reconstrucción.

Foto:

Jaiver Nieto / EL TIEMPO

21 de mayo 2017 , 08:50 p.m.

La cama en la que dormían Martha Cecilia Vélez y su esposo se hundía poco a poco, entonces se levantaron a ver qué sucedía, pero escasamente podían moverse. A unos metros de la habitación, el pantano les llegaba a las rodillas.

Ella, sus dos hijos, su esposo y hermana se salvaron por minutos de morir en una avalancha. Estuvieron muy cerca de ser arrastrados por la quebrada La Liboriana, la madrugada del 18 de mayo de 2015.

Ese día, la creciente se tragó 66 casas, dejó 104 personas muertas y 308 familias damnificadas en Salgar (suroeste antioqueño).

En medio de gritos, lodo y troncos atravesados, Martha Cecilia y su familia lograron salir por la ventana trasera. Una vez lo hicieron uno a uno, vieron cuando la vivienda se partió en dos: una mitad quedó averiada y la otra, donde dormían, fue arrastrada por la corriente.

Esa imagen sigue viva en la memoria de Martha Cecilia, quien a sus 56 años, con ayuda de su hermana Noralba, pule el jardín de la casa que les dio el Gobierno Nacional, donde además de flores, siembran cebolla y naranjos.

Ellas viven en una casita campesina en el corregimiento La Margarita, el mismo donde tenían su antiguo hogar, pero lejos de la quebrada.

Desde allí se ve una cruz blanca grande plantada en toda la mitad del corregimiento, que divide la zona destruida y el barrio nuevo, donde reubicaron a 50 familias damnificadas.

Dos años de Salgar

Martha Cecilia y Noralba Vélez, damnificadas por la avalancha, en la casa que les dio el Gobierno.

Foto:

Jaiver Nieto / EL TIEMPO

La cruz, que tiene una base de 104 piedras, cada una con el nombre de los 93 muertos y 11 desaparecidos, se convirtió en el símbolo de la reconstrucción del municipio antioqueño, tras la tragedia.

Todos los vecinos de las hermanas Vélez quedaron devastados porque perdieron a alguien valioso o lago importante, pero eso no les impidió trabajar juntos en la reconstrucción de Salgar.

Mientras los hombres lo hacen en las obras, las mujeres y los niños siembran jardines. Natalia Rincón fue una de esas personas, sin saber cuál de todos sería su hogar, arregló el pasto, plantó árboles frutales, girasoles, limones y aguacates en su barrio.

El día que La Liboriana se desbordó, ella perdió a 16 allegados, entre ellos, a sus padres, una hermana, primos y sobrinos, seis eran niños. Aun así se levantó de la depresión y junto a su esposo, Daniel Arboleda, trabajó hombro a hombro en el nuevo Salgar.

Mientras él construía viviendas y puentes, ella y su hijo de 8 años, ayudaron a decorar el barrio, pintaron los corredores con flores y figuras para hacerlo más agradable.

Mi casa y las de mis vecinos desaparecieron. Creí que ellos alcanzaron a correr hacia los cafetales, pero los encontraron muertos uno a uno

El día de la avalancha, Natalia, su esposo y su hijo durmieron en la residencia de un tío porque sus familiares llegaron de otros pueblos a celebrar el Día de la Madre.

Cuando el municipio estaba en emergencia, Natalia estaba a unas cuadras de su casa y corrió a ver a sus papás, a sus hermanas y al resto de seres queridos, pero no había nada.

“Mi casa y las de mis vecinos desaparecieron. Creí que ellos alcanzaron a correr hacia los cafetales, pero los encontraron muertos uno a uno”, dice.

Dos años atrás Salgar estaba en ruinas, las calles por donde rodaron los cadáveres tenían piedras apilonadas, lodo y pedazos de cemento.

Este municipio cafetero de 17.000 habitantes se reconstruyó en dos años con el liderazgo del Ministerio de Vivienda y una inversión de 36.000 millones de pesos, para infraestructura y apoyo psicosocial.En total, se construyeron 308 casas, de las cuales, 122 (92 del Gobierno y 30 de privados) están habitadas y las otras 186 serán entregadas antes de junio.

Dos años de Salgar

En total, se construyeron 308 casas, de las cuales, 122 (92 están habitadas y 186 serán entregadas antes de junio.

Foto:

Jaiver Nieto / EL TIEMPO

El alcalde de Salgar, Elmer Cuervo, explica que no solo se reconstruyó el pueblo sino también el tejido social porque las personas recuperaron su tranquilidad, sus cultivos, sus animales y sus costumbres.

La renovación de este municipio se convirtió en modelo para recuperar a Mocoa (Putumayo) y Manizales (Caldas), destruidos por desastres naturales. Así lo explica la Ministra de Vivienda, Elsa Noguera.

La articulación de las autoridades, la optimización de recursos y de tiempo y el seguimiento de las obras, fueron algunas de las claves para que Salgar fuera ejemplo para el país.

También fue muy valioso que habitantes como Martha Cecilia aportaran con un grano de arena para la reparación de su pueblo.

Las claves de la reparación1 Trabajo articulado

La Ministra de Vivienda explica que se logró una ágil articulación interinstitucional y adelantar un trabajo en equipo entre las entidades nacionales, regionales y locales que hacen parte del Sistema Nacional de Gestión del Riesgo de Desastres (Ungrd).

Por lo que hubo una respuesta rápida a la emergencia, permitiendo que se desarrollara la primera fase de atención a las víctimas, remoción de escombros, habilitación de vías de acceso y restablecimiento de servicios públicos en tiempo récord.

Además, se trabajó de la mano con el sector privado tanto para la gestión de los recursos como para el seguimiento y vigilancia del cumplimiento de los compromisos.

2. Optimizar el tiempo y los recursos

La Ministra dice que para agilizar los trabajos de reconstrucción se elaboró un Plan de Acción Específico, en el cual se establecieron las labores a desarrollar, entidades responsables y disponibilidad de recursos, así como los tiempos de ejecución del mismo.

También hubo disponibilidad inmediata y suficiente de recursos humanos, tecnológicos y financieros para ejecutar la recuperación inmediata.

Uno de los factores de éxito fue desarrollar más rápido proyectos como vías, parques, puentes, obras de saneamiento y vivienda. Esta optimización de tiempo permitió que se aprovecharan mejor los recursos y que se diera una atención integral inmediata a la población afectada por la avalancha”, asegura Noguera.

3. Organizar el suelo

la Administración de Salgar organizó el suelo para saber dónde se podía habitar y dónde no. Por ello, actualizó el Plan de Ordenamiento Territorial (POT), la ruta urbanística del municipio.

Ese plan establece no construir viviendas ni mucho menos escuelas ni hospitales en zonas de alto riesgo como cerca a quebradas y laderas. Finalmente, el municipio se reconstruyó en las zonas con las mejores características técnicas y jurídicas.

4. Actualizar el sistema de riesgo

Para evitar otra emergencia como la del 18 de mayo de 2015, las autoridades diseñaron un plan para actualizar el mapa de riesgos del municipio y crear un sistema de alertas tempranas en la quebrada La Liboriana.

El alcalde de Salgar precisa que se instalaron cinco sensores en los afluentes que miden el nivel del agua. Si el sistema detecta comportamientos críticos, emite una alerta en una pantalla, que se monitorea las 24 horas en la estación de Policía.

En caso de que el sistema emita una alarma, se encienden sirenas en todo el municipio que indican a las personas que deben salir de sus casas e ir a puntos de encuentro seguros.

5. Seguimiento de las obras

El Ministerio de Vivienda hizo monitoreo continuo a las labores de reconstrucción, a través de reuniones, comités, visitas de inspección y avances.

También se trabajó en la definición permanente de tareas y acciones a seguir, con acompañamiento de organizaciones privadas que participaron en el proyecto.

6. No cometer errores del pasado

Salgar no quería pasar por lo mismo de Gramalote, que desde que colapsó por una falla geológica y el invierno, el 17 de diciembre del 2010, su reconstrucción- a cargo del Fondo Adaptación- que estuvo frenada por licencias para realizar las obras.

El secretario general de Salgar, César Augusto García, explica que por ello se tomó la reconstrucción de este municipio del Norte de Santander como ejemplo para no cometer los mismos errores, la demora y las trabas en expedición de permisos ambientales.

La Ministra dice que ningún municipio del país, golpeado por un desastre natural se logró restaurar en tan poco tiempo (dos años) como Salgar.

“Lo que buscamos es aprovechar esa experiencia para que ese tiempo se reduzca tanto en la reconstrucción de Mocoa, Manizales y el Huila”, agrega Noguera.

7. Atención psicosocial

Noguera explica que un factor determinante de la reconstrucción fue el trabajo social, comunitario, psicológico y de integración con la comunidad.

“Esa atención fue muy constante tanto para los niños y los adultos. La avalancha dejó estragos y perdida de personas queridas, fue una noche muy larga, ellos quedaron muy afectados, pero cuando empezó la reconstrucción, fueron mitigando ese dolor”, agrega la funcionaria. 

8. Oportunidades de trabajo

La Ministra asegura que parte del éxito fue involucrar a los damnificados en la reconstrucción del municipio. A ellos, se les dio oportunidades de trabajo en las obras, construyeron sus propias casas.

“Se empezó a reestablecer la confianza por parte de las personas, la reconstrucción se vuelve una oportunidad de empleo, una esperanza en medio de la tristeza”, dijo.
Esta estrategia además de ayudarlos a hacer el duelo, fue una oportunidad económica.

DEICY JOHANA PAREJA M.
Redactora de EL TIEMPO
En Twitter: @johapareja 

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA