Medellín

Reviven reencuentros con la naturaleza en Los Salados 

Las renovadas instalaciones del Parque Ecológico tuvieron un costo de 1.000 millones de pesos.

Salado

El nuevo muelle fue terminado a finales del 2017 y tiene capacidad para atender los ocupantes de 21 lanchas.

Foto:

Esneyder Gutiérrez. Para EL TIEMPO

05 de agosto 2018 , 11:38 a.m.

“Esto ha cambiado demasiado. El muelle, las lanchas, los juegos, las zonas de picnic. Todo. La de hoy fue una experiencia muy bacana, aunque no sabíamos remar en el lago. Pero, la pasamos bueno”.

Quien así se expresó fue Samuel Castaño Galván, estudiante de noveno grado de la Institución Educativa Gimnasio Botero Vallejo, del municipio de El Retiro, Oriente de Antioquia.  Él fue uno de los primeros jóvenes que disfrutó de la renovación de las instalaciones del Parque Ecológico Los Salados, situado en ese municipio del Oriente.

Los trabajos de transformación fueron realizados con el objetivo de conservar la identidad del parque como espacio para el encuentro entre las personas y la naturaleza.  Allí, desde hace más de 30 años, la recreación es el vehículo para la educación ambiental y ecológica. Asímismo, se mantiene como un referente cultural, turístico y deportivo de la región.

El Parque Los Salados fue abierto en 1992 y es propiedad de EPM que lo entregó a Comfamiliar Camacol, por medio de un contrato de comodato.
Tiene una extensión de 6,7 hectáreas, sin contar el embalse La Fe, uno de los principales atractivos del lugar. No solo por la belleza de su espejo de agua sino también por las diferentes actividades acuáticas que se practican en él.


Igualmente, el embalse, además de garantizar el suministro de agua potable para el valle de Aburrá, es aprovechado como generador de energía.
La adecuación e instalación de nuevas atracciones de Los Salados se dio gracias a la alianza entre las cajas de compensación familiar Camacol y Comfama.
Alianza que se inició en diciembre del 2015 con la idea de fortalecer a las dos entidades y lograr brindarles mejores servicios a los asociados, principalmente de las regiones de Urabá, el Bajo Cauca y el Oriente antioqueños.

Las intervenciones iniciales en el espacio ambiental de recreación tuvieron un costo inicial de 1.000 millones de pesos, pero en los próximos días, con otros trabajos que harán, la suma podría alcanzar los 1.600 millones de pesos.
Una de las obras más importantes en el Parque fue el embarcadero o muelle. Este fue totalmente renovado para que pudiera operar en los diferentes niveles del embalse y para mejorar la capacidad de botes que pasó de 7 a 21, con unas condiciones de seguridad superiores para los visitantes.

Salados

Una de las novedades del parque es que las personas encontrarán en el lugar todo lo necesario para un picnic.

Foto:

Esneyder Gutiérrez. Para EL TIEMPO


Otras de las novedades en el lugar son el columpio Balam Balam, las hamacas, las tirolinas, la zona de playground y los troncos para poner a prueba el equilibrio. Estas atracciones fueron construidas para ser usadas por adultos y niños, con la intención de mejorar la experiencia en familia.

También fue recuperada una antigua pista de triciclos donde los niños podrán aprender sobre las normas de tránsito. No hay que olvidar las demás atracciones con las que ya contaba el parque ecológico. Las mismas que hacen parte de la variada diversión que ofrece el lugar y que también son reconocidas por los asiduos visitantes. Una de ellas es el reconocido tren, en el cual puede darse un recorrido por todas las instalaciones y disfrutar de la magia que brinda la naturaleza, el embalse y los verdes árboles.

Lo más importante de las obras es ofrecer un mejor servicio social a los antioqueños


También están la pista de paintball de 1.200 metros cuadrados, la zona de pesca deportiva, las bicicletas acuáticas, los juegos infantiles, la ludoteca y el sector canino, ya que en el lugar son bienvenidas también las mascotas. Otra de las apuestas son las nuevas y modernas carpas que están esparcidas por todo el lugar. Ellas están dotadas con canasta, mantel y sillas de heno, todo lo necesario para realizar un picnic. En el Parque, igualmente, fue mejorado el acceso y la taquilla para que las personas entiendan que es un parque, y no una planta de tratamiento

Una alianza fructífera

Norha Salazar Molina, directora de Comfamiliar Camacol, expresó su satisfacción por esta alianza con la Caja de Compensación Familiar de Antioquia Comfama en la medida en la medida en que “la unión acorta la distancia para alcanzar lo pretendido y se reconocen las fortalezas y debilidades de cada uno, así como se garantiza la universalidad de los derechos de los trabajadores”.

Para David Escobar Arango, director de Comfama, lo más importante de las obras, y de la unión de las cajas, es “ofrecerles un mejor servicio social a los antioqueños, trabajando en equipo, construyendo bienestar”.
Pero esta alianza no es solo para servicios de recreación, según Salazar también está focalizada en la educación y, muy seguramente, en vivienda para todos los beneficiarios de las dos cajas.

Algunas de las acciones conjuntas que han desarrollado Comfamiliar Camacol y Comfama están en la región de Urabá. Por ejemplo: la reapertura del parque Zungo, en Apartadó, administrado por Comfama; la puesta en marcha de la sede de servicios Camcur, también en Apartadó, para la atención de crédito, vivienda y salud, y oportunidades educativas en Chigorodó. “Es importante que entre las cajas de compensación compitamos, pero lo más importante es cooperar por la sociedad”, agregó Escobar.

El silencio en El Salado

Camilo Botero, alcalde de El Retiro, destacó el renovado espacio para el disfrute por lo mágico y privilegiado que es por el bosque, el agua y el silencio.
“Es muy especial, además, para uno encontrarse con toda la familia, en medio de un lugar privilegiado”, agregó. Además del goce del silencio, allí es permitido hacer asados y otras preparaciones en familia. En medio de lo natural, hay espectáculos de música, títeres y magos, entre otros eventos culturales.

Las obras que se seguirán realizando serán la cubierta del restaurante, adecuaciones en el auditorio con capacidad para 80 personas, le pondrán cubierta a la cancha y reconstruirán un quiosco que está a un costado del lago, para destinarlo a la meditación.

Todas las obras están pensadas en mejorar la experiencia de las 1.500 personas que es la capacidad total de atención de Los Salados. A Los Salados asisten en promedio 50.000 personas al año. Con las nuevas intervenciones, hasta junio pasado, ya habían ingresado 24.000 usuarios lo que constituye una mejora en el aprovechamiento del lugar por parte de los afiliados a las cajas, pero también para los independientes que llegan al lugar.

Hay que destacar este tipo de alianzas, ya que como el estudiante Samuel y sus amigos de la Institución Educativa Gimnasio Botero Vallejo, que fueron los primeros invitados para divertirse en las modernas instalaciones, las familias y todos los habitantes del Oriente antioqueño y las demás regiones vecinas también se unan y lleguen para que admiren y se deleiten con estos sitios que la naturaleza ofrece.

Esneyder Gutiérrez
Para EL TIEMPO 
​@esneyderfoto

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA