Medellín

Proponen transporte público a gas natural frente crisis ambiental

Buses que funcionan con ese combustible ahorraron 706 toneladas de material particulado este año.

Proponen transporte público a gas natural frente crisis ambiental en Medellín

El Metro en sus Líneas de Buses cuenta con 30 Articulados y 47 Padrones con motor dedicado a GNV y en las Cuencas 3 y 6 se cuenta con 302 buses alimentadores con motor dedicado a GNV.

Foto:

Archivo/EL TIEMPO

08 de abril 2017 , 10:00 a.m.

“Estamos contaminando, y mucho”. Mientras Pedro Pablo Patiño, gerente comercial de Gas EPM, decía esas palabras en Cartagena durante el congreso Naturgas, en Medellín, el color naranja en seis de las ocho estaciones que miden el aire le daba la razón.

La buena noticia, según el funcionario, es que ya hay una solución que está probada y que ha dado resultados: el gas natural vehicular (GNV) como combustible. “Solo falta tomar la decisión, porque como ciudad nos hemos demorado en hacerlo”, sentenció Patiño.

EPM indicó que propondrá a la junta directiva del Área Metropolitana, autoridad ambiental del valle de Aburrá, un plan para la conversión de gran parte de la flota de transporte público de Medellín a este tipo de combustible que, en comparación con el Diésel, genera un ahorro del 90 por ciento de material particulado PM 2.5.

“Tener dos de las nueve cuencas del sistema de transporte masivo de la ciudad que funcionan con GNV, a febrero de este año, ha evitado emisiones de 706 toneladas de material contaminante (…) y el ahorro también se da en costos, pues de 2011 a este año se han ahorrado más de 44.000 millones de pesos frente al Diésel en los buses articulados”, contó Patiño.

Solo falta tomar la decisión, porque como ciudad nos hemos demorado en hacerlo

En el valle de Aburrá, según EPM, hay más de 55.000 vehículos que circulan con GNV (22.000 taxis y 33.000 carros particulares). De esos, 1.254 se convirtieron el año pasado.

Sin embargo, para Patiño, las acciones deben ir enfocadas a los vehículos de carga pesada, quienes aportan el 60 por ciento de la contaminación en el aire –37 por ciento camiones y 22 por ciento volquetas–.

Y allí se enfocará el plan. Según cifras de EPM, en el valle de Aburrá se producen anualmente 1.464 toneladas al año de material particulado PM 2.5, de las cuales más de 1.000 las producen las fuentes móviles.

Proponen transporte público a gas natural frente crisis ambiental en Medellín

En el valle de Aburrá hay más de 60 estaciones de Gas Natural Vehicular. 17 son de EPM.

Foto:

Archivo/EL TIEMPO

La meta, según el plan, es disminuir un 15 por ciento esa cifra mediante la conversión de vehículos a energías renovables (Gas Natural y energía eléctrica).

“En camiones tenemos una solución que ya está probada, y es con los vehículos de Emvarias, que se ha probado que funcionan con éxito pues no contaminan, no hacen ruido y se han desempeñado correctamente en la topografía del valle de Aburrá”, informó el directivo, quien añadió que hay 67 de esos vehículos dedicados a gas.Sin embargo, queda mucho por hacer, pues hay 18.000 buses en el valle de Aburrá y de esos, solo 409, entre Metroplús y cuencas, funcionan con GNV.

En camiones tenemos una solución que ya está probada con éxito pues no contaminan y se han desempeñado correctamente en la topografía del valle de Aburrá

“Por eso, la propuesta que haremos será convertir por lo menos 3.500 más, los de las cuencas del metro”, precisó Patiño, quien indicó además que aún no hay un presupuesto estimado, pues apenas se socializará con la junta directiva del Área Metropolitana para determinar cuántos vehículos se pueden convertir.

Gremios tienen dudas

Esa propuesta no fue bien vista por algunos gremios, como la Asociación de Transportadores del valle de Aburrá (Asotransvaa), para la que este combustible no ha tenido el rendimiento esperado.

“Para nosotros, en el valle de Aburrá hay más de 6.500 buses. Y de los que funcionan a gas hemos recibido quejas de que se recalientan, tienen problemas de posventa (repuestos) y de rendimiento. La verdad nos parece que la mejor opción es pasar a buses eléctricos, pero el problema es el costo, pues deben mejorar aranceles, precios y entregar subsidios porque con el modelo actual no resulta rentable”, manifestó Juan Carlos Merino, presidente de Asotransvaa.

Hemos recibido quejas de que se recalientan, tienen problemas de posventa y de rendimiento. Nos parece que la mejor opción es pasar a buses eléctricos

Para Diego Giraldo, jefe del área de Buses del Metro, “la empresa ha sido una muy buena experiencia porque cumple con normas ambientales como el Euro V o EPA 2014, los ahorros en consumo de combustible han sido del orden del 52,5 por ciento”, dijo.

De otro lado, en lo referente a volquetas, EPM indicó que procederá a iniciar pruebas en esos vehículos para ver su comportamiento con GNV.

Sin embargo, para Luis González, representante de la Asociación de Volqueteros de Antioquia, esa medida se ve a muy largo plazo.

“Estamos trabajando con la empresa TPM y Camacol para traer un prototipo de estos vehículos que entraría al país para este tipo de operación. Es cierto que tenemos dudas, temores y desconfianza, pero si el combustible del futuro será el gas, pues probaremos estos prototipos en nuestra topografía para ver cómo funcionan y medirlos en potencia, capacidad de carga y autonomía”, contó.

Proponen transporte público a gas natural frente crisis ambiental en Medellín

La propuesta es convertir 3.500 buses a que funcionen con Gas Natural Vehicular

Foto:

Archivo/EL TIEMPO

González añadió que el fabricante con el que se han asesorado les indicó que “es complicado hacer esas adaptaciones a los vehículos que funcionan a Diésel”, por lo que para implementar este tipo de combustible se tendría que renovar toda la flota, en caso de que el prototipo sí sirva en las calles del valle.

Un carro original a GNV estaría costando, a precio de hoy, 500 millones de pesos según les informó el fabricante. Teniendo en cuenta que en el valle de Aburrá hay cerca de 2.300 volquetas, la renovación de toda la flota superaría el billón de pesos.

“Por eso lo vemos como soluciones a largo plazo. La gran mayoría de los vehículos funciona con Diésel Euro I y II, que son tecnologías atrasadas. Por eso necesitamos una verdadera solución de raíz, que a más corto plazo sería mejorar el tipo de combustible que hay”, puntualizó González.

En lo referente a la conversión de taxis como solución de ciudad, aunque ya hay 22.000 que funcionan con ese combustible, la meta es llegar a 40.000 según indicó EPM.

David Alejandro Mercado
Enviado especial de EL TIEMPO a Cartagena
davmer@eltiempo.com

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA