Medellín

Preocupa aumento del exceso de peso de niños en la ciudad

El año 2017 cerró con un 3,7 por ciento de niños de 0 a 5 años con sobrepeso. 

Obesidad en niños

La buena alimentación, la eliminación de bebidas azucaradas son esenciales para prevenir la obesidad. 

Foto:

Esneyder Gutiérrez / Para EL TIEMPO 

19 de abril 2018 , 10:02 a.m.

El panorama de la malnutrición infantil en Medellín ha cambiado. Según los expertos, desde hace varios años empezaron a cobrar intensidad el sobrepeso y la obesidad en los menores de edad. Hoy, es más alto el índice de estas dos problemáticas que la desnutrición, si bien, los casos no han sido erradicados en su totalidad.

El sistema de vigilancia nutricional, que creó la secretaría de Salud de Medellín desde 2011, recopila y sistematiza los datos entregados por las diferentes clínicas y hospitales, así como por el programa Buen Comienzo, sobre el estado de nutrición de los niños entre 0 y 5 años.

Los resultados de 2017 indican que hay un 7,5 por ciento de menores de 5 años que presenta retraso en talla, es decir, que no tienen una adecuada estatura para la edad. Asimismo, un 1,1 por ciento de los niños de esta edad presenta desnutrición aguda, es decir, retraso del peso para la estatura.

Desde la década de los 80, se presentaron factores sociales que han influido en la situación de sobrepeso y obesidad, hay más oferta de alimentos industrializados

Contrario a estos dos indicadores, referidos a un déficit nutricional, están los de exceso. El año 2017 cerró con un 3,7 por ciento de niños de 0 a 5 años con sobrepeso y un 1,9 por ciento, con obesidad.

Si se suman ambas problemáticas queda alrededor de un 5 por ciento de esta población con exceso de peso, una problemática seria, teniendo en cuenta la corta edad, explicó Marcela Arango, profesional universitaria de la secretaría de Salud de Medellín.

La funcionaria también dijo que entre las causas de la malnutrición infantil están los malos hábitos alimentarios desde la lactancia materna, que debe ser exclusiva los primeros seis meses de vida; una inadecuada alimentación complementaria después de esta edad; el sedentarismo excesivo y una dieta poco saludable.

De acuerdo con Luz Marina Arboleda, docente investigadora de la Escuela de Nutrición y Dietética de la Universidad de Antioquia, si se mira el panorama general de menores de edad, es decir, de 0 a 17 años, el sobrepeso está en 15,3 por ciento y la obesidad, en 5,3 por ciento.

Desde la década de los 80, se presentaron factores sociales que han influido en la situación de sobrepeso y obesidad, hay más oferta de alimentos industrializados, casi listos para no tener que estar mucho en la cocina”, indicó la experta.

Asimismo, añadió que el problema es que estos productos tienen grandes cantidades de azúcares añadidos, sodio y grasas trans, nutrientes que en exceso contribuyen a la obesidad y enfermedades como la hipertensión arterial, la diabetes y los problemas cardiovasculares.

En las tiendas escolares

Arboleda anotó que una de las causas de esta situación es que las familias están cocinando menos en casa, por lo cual se están consumiendo alimentos menos naturales.

La experta explicó que según una investigación realizada en la Escuela de Nutrición y Dietética, aunque las calorías consumidas en los alimentos hechos en casa y los procesados sean las mismas, estos últimos traen mayor riesgo de exceso de peso.

Estos hábitos alimentarios se trasladan también a las instituciones educativas. Un estudio liderado por Arboleda en 169 tiendas escolares de Medellín demostró que en la mayoría se ofrecen bebidas azucaradas, mecato, dulces y frituras, mientras que hay ausencia de frutas, alimentos menos procesados y jugos naturales.

Por ello, la investigadora considera que se debe establecer en la ciudad una política pública que determine cuáles alimentos venderles a los estudiantes, por medio de un trabajo conjunto entre los colegios, la administración municipal, la industria y las familias.

La idea es llevar una voz que permita alertar y buscar soluciones con relación a reducir las muertes por malnutrición. Falta una conciencia con los niños sobre la importancia de una sana alimentación

Entre las propuestas están no vender bebidas azucaradas, como gaseosas o jugos de caja, acompañar a las tiendas para que hagan una manipulación adecuada de alimentos y ayudarles a mejorar la infraestructura para que puedan ofrecerles a los niños y adolescentes alimentos hechos allí mismo.

Entre tanto, Diana Guerra, coordinadora del Observatorio de Salud de la Personería de Medellín, explicó que la situación es preocupante por las razones ya expresadas.

Por ello, mañana el Ministerio Público realizará el foro ‘La corresponsabilidad en la nutrción’, en la Facultad Nacional de Salud Pública de la Universidad de Antioquia.
“La idea es llevar una voz que permita alertar y buscar soluciones con relación a reducir las muertes por malnutrición. Falta una conciencia con los niños sobre la importancia de una sana alimentación, de darles a los niños productos más saludables en la casa y en los colegios”, expresó Guerra.

El evento, que será de 8 a. m. a 1 p. m., está dirigido al sector educativo, los líderes sociales, los veedores de salud y la comunidad en general.

Heidi Tamayo Ortiz 
Redactora de EL TIMEPO
@HeidiTamayo
MEDELLÍN​

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA