Para una mejor experiencia, active los estilos en la página. Como hacerlo?
Para una mejor experiencia, active el javascript de su navegador. Como hacerlo?

Actualizado 08:28 a.m. - miércoles 16 de abril de 2014

Colombia 08:52 a.m.

Predicciones climáticas buscan salvar vidas en el Área Metropolitana

El Sistema de Alerta Temprana del Área Metropolitana instala sensores para medir crecientes de agua

Lo que comenzó hace 10 años con un bombero en la Torre del Ajedrez, que usaba sus binóculos para revisar la situación del clima en Medellín, es hoy un grupo de 20 personas, entre ingenieros, profesionales de comunicaciones, técnicos y doctores en ciencias de la atmósfera que trabajan por proteger al valle de Aburrá de desastres que podrían desencadenar temporales, crecientes súbitas de las quebradas y deslizamientos en las laderas por exceso de humedad.

La meta que ya comienza a materializar el Sistema de Alerta Temprana de Medellín y el Área Metropolitana (Siata), es entregarles a la comunidad y a los organismos de socorro información precisa sobre el clima para que las temporadas invernales no sigan cobrando vidas.

"El objetivo es salvar a las personas que estén potencialmente amenazadas por eventos hidrometeorológicos. Ya tenemos el modelo predictivo del estado del tiempo en el valle de Aburrá: está en proceso de mejora y también mediremos caudales de las quebradas", afirmó Carlos David Hoyos, gerente del Siata, quien añadió que el sueño para los próximos años será prever probables eventos catastróficos con horas y días de anticipación.

Para alcanzarlo, el Siata instala actualmente 26 sensores de nivel en las quebradas más problemáticas del área Metropolitana.

"Con los pluviómetros y estos sensores empieza a verse llover en las cuencas más vulnerables, en qué parte de ellas, cuánto y qué problemas podría generar", precisó.

Cuatro de los seis que ya están instalados se distribuyen a lo largo del río Medellín. Los otros dos están en las quebradas La Hueso y en La Iguaná.

Las demás serán instaladas en otros afluentes de la ciudad y en La Doctora (Sabaneta), Doña María (Itagüí) y La García (Bello).

Sistema integral

La ciudad y el área metropolitana, según el director del Siata, son un laboratorio natural para los análisis de las ciencias hidrológicas y de la atmósfera: es común ver que, solo entre sectores de la ciudad, cambia el clima de manera rotunda.

"Lo que me sorprende es la alta variabilidad en lo local. La respuesta de los vientos, la generación de lluvias, las nubes, el aumento de caudal es muy diferente de una zona a otra", reconoce Hoyos quien es PhD. en ciencias de la atmósfera del Georgia Tech.

Este trabajo no es tan etéreo si se tiene en cuenta que el año pasado se invirtieron en el Sistema 1.800 millones de pesos y que, para 2012 y 2013, se tiene un presupuesto de tres mil millones.

Isagen y Empresas Públicas de Medellín se unieron recientemente al proyecto liderado por el Área Metropolitana y la Alcaldía de Medellín, lo que garantiza su sostenimiento los próximos cinco años.

Para junio estará listo el modelo de predicción climática del Área Metropolitana, con capacidad para detallar comunas y municipios y adelantarse en fenómenos meteorológicos hasta por tres días. En ese mismo mes comenzará la instalación de los sensores de humedad del suelo, para medir riesgos de deslizamiento, y del perfilador de temperatura que ayudará a mejorar la información del Sistema.

Lograr predecir riesgos de deslizamiento es una meta que requiere, al menos, dos años de investigación pues es un tema que apenas comienza a analizarse en el mundo.

Mientras tanto, el Siata continuará instalando los niveles que deberán estar listos en octubre, un paso más para convertir las lluvias, quebradas y laderas en aliadas de la vida.

Carlos Mario Cano R
Redactor EL TIEMPO

Facebook Twitter Google Buzz Enviar Instapapper