Medellín

Tira y afloje por fallo sobre la naturaleza jurídica de la FLA

Fallo de Consejo de Estado da plazo de 2 años para que sea empresa industrial y comercial del Estado

Fábrica de Licores de Antioquia

La Fábrica de Licores de Antioquia está adscrita a la secretaría de Hacienda de Antioquia por Ordenanza de la Asamblea.

Foto:

Guillermo Ossa/EL TIEMPO

18 de julio 2018 , 07:58 p.m.

Pasar de ser una dependencia de la Secretaría de Hacienda de Antioquia a una empresa del calibre de EPM.

Ese, según el diputado Luis Peláez, es una de las ventajas que tendría la Fábrica de Licores de Antioquia (FLA) si cambia su naturaleza jurídica y pasa a ser una empresa industrial y comercial del Estado, como lo dice el fallo del Consejo de Estado del 21 de junio de 2018.

Dicho fallo, exhorta a la gobernación de Antioquia a que en un plazo de dos años “realice los trámites pertinentes para que la Fábrica de Licores y Alcoholes de Antioquia adopte la organización y estructura jurídica que corresponde al desarrollo de las actividades industriales y comerciales que lleva a cabo (producción, comercialización y venta de licores, alcoholes y productos afines), al amparo del monopolio rentístico sobre la producción de licores destilados”.

El documento también explica, que las estructuras jurídicas adecuadas para la explotación de los monopolios rentísticos como el de la FLA, son las empresas industriales y comerciales del Estado.

Para el diputado, no es cierto que bajo esta figura las rentas que la FLA le entrega al departamento se vayan a perjudicar, sino por el contrario, podrían aumentar.

“Es lo que le conviene a la empresa y a los antioqueños, que sea como EPM, que le pasa unos rendimientos financieros muy importantes a la Alcaldía de Medellín. Eso se puede hacer con la FLA, solo que no se aprovecha del agua sino del aguardiente”, opinó.

Otra de las ventajas, según él, es que se podría tener más acceso a la información para conocer lo que está pasando realmente en la compañía.“Como empresa industrial y comercial del Estado, se tendría que aclarar cuál es el patrimonio de la FLA, porque hoy está disuelto, no se sabe pues tiene un manejo autónomo. Hemos denunciado que los ingresos han ido disminuyendo”, agregó.

Es lo que le conviene a la empresa y a los antioqueños, que sea como EPM, que le pasa unos rendimientos financieros muy importantes a Medellín

Eso cambiaría, según Peláez, pues el artículo 50 de la Ley 489 del 1998 obliga a estas empresas a sustentar su patrimonio.

Explicó, además, que siendo una empresa industrial y comercial del Estado, tendrá que responderle a la Superintendencia de Sociedades, a la Nación, al departamento, a la Asamblea y hasta al Congreso. “Pero como dependencia autónoma de la secretaría de Hacienda que es hoy, es muy difícil de controlar”, puntualizó.

EL TIEMPO intentó conocer la postura del gerente de la FLA, Iván Correa Calderón sobre el fallo del Consejo de Estado, pero no hubo respuesta.
Lo que sí indicó es que, financieramente, la Fabrica tiene un buen presente con ventas por 1,3 billones de pesos en 2017 de los que 928.000 millones pasaron al departamento. Para este año, la meta es llegar a los 1,4 billones de pesos en ventas, de los cuales el departamento recibirá 982.000 millones.

Fábrica de Licores de Antioquia

Sindicatos de trabajadores  de la FLA esperan que la empresa cambie de naturaleza jurídica.

Foto:

Guillermo Ossa/EL TIEMPO

Reacciones

Según se lee en el fallo, la Sala consideró que el departamento “no puede continuar desnaturalizando el régimen jurídico que le corresponde a la compañía”.

Sin embargo, Jaime Cuartas Cardona, Magíster en Derecho Público y candidato a Doctor en Derecho Constitucional, quien se pronunció frente a la Asamblea Departamental el pasado martes, opinó que el fallo es desafortunado, no solo en su contenido sino en su fundamentación.

“Dejó por fuera, como señala la aclaración de voto, la posibilidad de que estas rentas monopolísticas sean prestadas por sociedades públicas, que es una naturaleza de las entidades descentralizadas, y que parece que los consejeros no conocen”, dijo.

Para él, la decisión está basada en una norma que regula los juegos de suerte y azar, que es un monopolio rentístico de la Nación, mientras que las rentas de los licores son un monopolio del orden departamental. “Ambas tienen diferencias en lo jurídico”, aclaró.

Por su parte, el diputado Peláez, quien también es abogado, rechazó lo expuesto por Cuartas asegurando que todos los ítems que planteó fueron en contra. “Mi conclusión es que no leyó bien el fallo”, dijo.

Deja por fuera, como señala la aclaración de voto, la posibilidad de que estas rentas monopolísticas sean prestadas por sociedades públicas

Sindicatos apoyan decisión

Todo este meollo comenzó por un conflicto laboral entre la FLA y los sindicatos, quienes criticaron que no los tuvieran en cuenta en el pliego de peticiones bajo el argumento que, al ser una dependencia de la secretaría de Hacienda, estos vendrían a ser funcionarios públicos (que carecen del derecho a la negociación colectiva) y no trabajadores oficiales.

De allí que el fallo del Consejo de Estado indicara que a los afiliados al sindicato de la FLA “se les han venido desconociendo sus derechos a presentar pliegos de peticiones y a celebrar convenciones colectivas de trabajo con el pretexto de que son empleados públicos y no trabajadores oficiales, porque esa fábrica no está constituida como un ente autónomo, sino que es una dependencia de la secretaría de Hacienda”.

José Leonardo Sánchez, presidente de Sintrabecolicas Antioquia, expresó que pese a que hay dos años para que se haga el cambio de naturaleza jurídica, ellos desde ya están haciendo lo necesario, también en materia jurídica, para evitar que no se cumpla el fallo.

“Esperamos que por fin transformen a la empresa en lo que tiene que ser: una industrial y comercial del Estado. Eso esperábamos que el gobernador hubiera dicho pero no lo hizo”, expresó Sánchez.

Por su parte, el gobernador de Antioquia, Luis Pérez, no habló sobre empresa industrial y comercial del Estado, sino que se refirió a unos “ajustes para que no haya una disminución en los recursos para el departamento”.

Una vez dichos ajustes estén listos, deberán ser llevados a la Asamblea para ser aprobados.

David Alejandro Mercado
Redactor de EL TIEMPO
davmer@eltiempo.com - @AlejoMercado10

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA