Medellín

‘Ser peatón en Medellín es deporte de alto riesgo’

Los transeúntes son de las principales víctimas de accidentes de tránsito.

Ser peatón en Medellín

Ser peatón en Medellín

Foto:

Juan B. Díaz / Archivo EL TIEMPO

04 de septiembre 2017 , 11:56 a.m.

Este año, 65 de las 165 muertes en accidentes viales que ocurrieron en Medellín entre enero y el 27 de agosto han sido de peatones. Alejado solo por tres registros de los motociclistas, los transeúntes son las segundos mayores víctimas mortales de accidentes de tránsito.

Además, de los peatones que mueren en las vías, un 60 por ciento corresponde a personas mayores de 59 años de edad, según cifras de la Secretaría de Movilidad de la ciudad.

La razón de la alta mortalidad de peatones tiene que ver con que el cuerpo no está hecho para resistir impactos de objetos que sí lo están, como los automóviles.

“La vulnerabilidad de los peatones está básicamente explicada por la baja resistencia del cuerpo humano a la energía cinética presente en el choque con cuerpos en movimiento, llámense motocicletas o autos de cuatro y más ruedas, incluso una bicicleta puede causar una lesión fatal porque el cuerpo no tolera el impacto después de cierta velocidad”
, explicó Gustavo Cabrera, experto en seguridad vial y líder de la iniciativa Movilidad Segura Colombia.

Sin embargo, más allá de la física, en Medellín, como en otras ciudades, los accidentes viales tienen otros factores.

“Ser peatón en Medellín es ‘deporte’ de alto riesgo”, expresó Diego Zapata, activista y miembro del grupo que trabaja en el desarrollo de la Política Pública de Seguridad Vial para Antioquia. Según él, además del respaldo de las cifras, este ‘deporte’ también se practica por la invasión de los espacios peatonales “es en realidad necesario peatonalizar las aceras porque se han convertido en parqueaderos de motos y de carros, entones uno tiene que bajarse a la calle y termina exponiéndose”, dijo.

Por otro lado, los tiempos de algunos semáforos no son los mejores “y parece uno corriendo los 30 metros planos en cada cruce semafórico de una avenida, por ejemplo en el cruce de Carabobo con Barranquilla es increíble que haya una fase semafórica que dura menos de 7 segundos para llegar al corredor del metroplús”, comentó Zapata.

Ser peatón en Medellín es ‘deporte’ de alto riesgo

Según el activista, en la ciudad no se está cumpliendo la pirámide invertida de la movilidad que plantea la Secretaría de Movilidad, en la que el peatón va en la cima, sobre todos los demás actores viales.

Sin embargo, los vehículos no son los únicos con alguna culpa en este problema. Cabrera indicó que en estos momentos la preocupación por las distracciones de peatones, particularmente la de los medios electrónicos como el celular, es global. No obstante, el experto aclaró que esto no es una razón para que mueran en las vías.

“El tema de la culpa de un peatón distraído y que es sujeto de contacto con un vehículo es muy complejo. Todo el mundo tiene responsabilidades en el asunto pero no hay razón para que un peatón distraído, ni un niño pequeño que no conoce las normas, ni un anciano que tiene problemas de movilidad y no alcanza a pasar una vía como peatón, mueran por hacerlo”, dijo.

El tema de la culpa de un peatón distraído y que es sujeto de contacto con un vehículo es muy complejo

Medidas

Para afrontar el problema de la prevalencia de los peatones como actores viales muy vulnerables hay varias medidas, expresó Cabrera, la principal es separarlos del resto del tráfico, según el experto. “Tener corredores de vida, andenes y ciclocarriles separados del tráfico mixto, intersecciones en altura o túneles para que nunca un peatón se encuentre con un vehículo motorizado a ninguna velocidad”, dijo.

Sin embargo, si una ciudad no tiene recursos o no puede hacer infraestructura separada para los peatones, Cabrera sugiere medidas como el monitoreo con tecnología, alertas sonoras y visuales, “que mejoren la movilidad de las personas más vulnerables siempre protegiéndolos de la amenaza de choque, atropello o contacto con vehículos a motor”.

Pero, sin dudas, la lucha fundamental debe darse por el respeto de las señales de tránsito. Los peatones deben cruzar las calles por donde es debido, usar las cebras, prestar atención cuando caminan; y los vehículos, respetar los espacios y el paso de los peatones en las vías.

“En Medellín, las medidas que se han adoptado para proteger a los peatones en las vías son insuficientes tanto que lo dejan ver las cifras. El día en que sean suficientes lograríamos el objetivo de cero muertes de personas expuestas como peatones”, concluyó Cabrera.



MARÍA ISABEL ORTIZ FONNEGRA
Redactora de EL TIEMPO
marfon@eltiempo.com

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA