Medellín

Para no quedarse frenado, tren de cercanías de Antioquia tiene Plan B

IDEA suspendió un contrato de flujos futuros de Hidroituango por $1,25 billones destinados a la obra

Ferrocarril de Antioquia

Buscan que el Ferrocarril deje de ser un adorno y se convierta en una solución de movilidad

Foto:

Esneyder Gutiérrez

15 de junio 2018 , 09:07 p.m.

La contingencia en Hidroituango no solo amenaza esa megaobra de ingeniería, sino otro de los llamados ‘proyectos detonantes’ de la gobernación.Se trata del Ferrocarril de Antioquia en su tramo 2, el tren de cercanías. Son 80 kilómetros que comprenden desde Caldas (sur) hasta Barbosa (norte).

Para financiar parte del proyecto, valorado en aproximadamente 5,2 billones de pesos, la Asamblea de Antioquia aprobó una ordenanza que permitía utilizar flujos futuros de Hidroituango por 1,25 billones de pesos.

Sin embargo, tras la emergencia en la central hidroeléctrica –que ya va para dos meses y que tiene más dudas que certezas– el Instituto para el Desarrollo de Antioquia (IDEA) decidió suspender el contrato que se tenía firmado con la comisionista de bolsa Davivienda Corredores para la titularización de estos flujos futuros que recibiría el Instituto por la generación de energía de la hidroeléctrica.

Tan pronto conozcamos este nuevo escenario determinaremos si se puede continuar con la operación de descuento de flujos futuros

Mauricio Tobón, gerente del IDEA, indicó que la suspensión se dará inicialmente por seis meses, mientras se tiene conocimiento del nuevo cronograma que tendrá Hidroituango para su puesta en marcha y los costos extra que podría tener una vez pase la contingencia.

“Tan pronto conozcamos este nuevo escenario determinaremos si se puede continuar con la operación de descuento de flujos futuros. Vale la pena aclarar que el IDEA no ha recibido un solo peso por esta operación y no se han puesto en el mercado estos títulos. Esto se tenía pensado para agosto de este año”, enfatizó Tobón.

Pese a la decisión tomada, el gerente aseguró que esta no significa que se suspenderá el plan ferroviario.

Mientras se define la situación con los flujos futuros, la sociedad Promotora Ferrocarril de Antioquia presentará la próxima semana ante el Ministerio de Hacienda y el Departamento Nacional de Planeación (DNP) toda la estructuración del proyecto para que sea llevado al último Conpes del Gobierno Nacional, y así obtener la financiación del mismo mediante la Ley de Metros, que en este caso sería el 40 por ciento.

Es decir, los 1,25 billones de pesos que están en vilo por Hidroituango.

Sobre la situación, Guillermo León Alzate, gerente de la Sociedad Promotora, aseguró que el proyecto está completamente estructurado en la parte financiera, técnica, predial y social.

“Ayer (jueves) le entregué al gobernador Luis Pérez el esquema para que lo presente a la Nación y haga los aportes respectivos por Ley de Metros. El proyecto presentado es un tren suburbano (o tren de cercanías) que hace parte del Ferrocarril de Antioquia”, explicó Alzate.

Ferrocarril de Antioquia

Buscan que el Ferrocarril deje de ser un adorno y se convierta en una solución de movilidad

Foto:

Esneyder Gutiérrez

Aclaró, que como los recursos de Hidroituango ya no irían, se estructuró la iniciativa de manera diferente.

Dicha reestructuración se hizo con recursos de los socios de la Sociedad Promotora: IDEA, Metro de Medellín, Área Metropolitana del Valle de Aburrá (AMVA) y gobernación de Antioquia.

“A la gobernación se le pedirán aportes por 580.000 millones de pesos, que es su capacidad de endeudamiento a mediano plazo; al Metro y al AMVA se les solicitarán 150.000 millones a cada uno y al IDEA cerca de 250.000 millones de pesos”, indicó el gerente.

Estos recursos se sumarán a los 1,2 billones de pesos que entregaría la Nación como Ley de Metros para que comiencen a entrar en los años 2019, 2020, 2021 y 2022, que será la construcción del sistema de transporte férreo.

“Hasta hoy, el Gobierno Nacional actual está comprometido en participar con esos recursos”, aseguró el funcionario.

Mientras tanto, el plan sigue. Hasta comienzos del próximo año terminarán los estudios restantes, el proceso de licitación, social y ambiental. “Luego, desde mediados de 2019 hacia adelante, se inicia la construcción del tren suburbano que comenzaría a operar con una capacidad para movilizar a 263.000 pasajeros”.

Aclaró, que en el esquema presentado, el material rodante (trenes y locomotoras), que está avaluado en 550.000 millones de pesos, no forma parte de la financiación, pues este se pagará con la puesta en marcha del tren de cercanías.

En ningún momento le vamos a quitar pasajeros al Metro, por el contrario, los estudios nos indican que estos aumentarán hasta en 18 por ciento

Proyecto blindado

Hace tres semanas el Área Metropolitana aprobó que el tren multipropósito (pasajeros, carga, residuos) fuera un Hecho Metropolitano, es decir, que tenga mayor jerarquía que cualquier acto administrativo.

De esta manera, cada acción dentro del Plan de Ordenamiento Territorial (POT) debe proteger y conservar el corredor férreo.

“Es blindar administrativamente el proyecto sin importar la alcaldía que llegue. Esto también tiene como ventaja que permite esquemas de recuperación de plusvalía y aumento de la valorización predial, que además podría servir para la financiación del tren suburbano”, explicó Alzate.

Otra de las novedades del futuro sistema férreo es que estará completamente integrado al metro, pues de las 18 estaciones diseñadas, seis servirán de conexión para intercambio de pasajeros.

“En ningún momento le vamos a quitar pasajeros al Metro, por el contrario, los estudios nos indican que estos aumentarán hasta en 18 por ciento”, dijo el gerente.

Como complemento, agregó, en caso de alguna falla que tenga el metro, el tren de cercanías servirá como plan de emergencia para que la movilidad no colapse, algo que no tiene el sistema actualmente.

Así está diseñado el sistema

Guillermo León Alzate, gerente de la Sociedad Promotora Ferrocarril de Antioquia, manifestó que el tren de cercanías está dividido en dos etapas: una que va desde Aguacatala hasta Barbosa, en el norte; y la segunda, desde Aguacatala hasta Caldas, en el sur.

Así se tiene diseñado, comenzando desde el Norte: la primera, explicó el gerente, está divida por cuatro segmentos funcionales, “lo que significa que una vez termine la construcción se puede comenzar a operar”.

El primer segmento, contó Alzate, será Bello – Girardota, que tiene un valor aproximado de 495.000 millones de pesos. El segundo, consta de 6,3 kilómetros e irá entre Bello y Caribe. Este cuesta 242.000 millones de pesos.

Caribe - Aguacatala será el tercer segmento funcional y costaría 395.000 millones de pesos, mientras que el cuarto irá desde Girardota hasta Barbosa, con un valor calculado de 175.000 millones. Con este se complementa la primera etapa.

“Con esta funcionando, se pueden movilizar pasajeros desde Aguacatala hasta Barbosa, pero también puede comenzar a funcionar la operación de residuos sólidos desde Caribe hasta Pradera (Barbosa)”, indicó el funcionario. Agregó, que con esta etapa activada se puede construir la segunda: Aguacatala – Caldas.

Todos los tramos tienen un valor de casi 3 billones de pesos, pero en total, todo el proyecto (Caldas - Barbosa) está avaluado en 4,6 billones de pesos, sin contar el material rodante, que serían aproximadamente 550.000 millones de pesos.

David Alejandro Mercado Pérez
Redactor de EL TIEMPO
davmer@eltiempo.com
En twitter @AlejoMercado10

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA