Medellín

Paisas y caribeños son los que más relaciones consiguen por internet

Encuesta reveló que en estas zonas, más del 60% ingresó a páginas y/o 'apps' para conocer personas.

Paisas y caribeños son los que más relaciones buscan y consiguen por internet

El 83% de los usuarios de páginas web y aplicaciones para conocer amigos en Medellín han logrado su objetivo.

Foto:

123RF

26 de noviembre 2017 , 01:31 a.m.

Tras terminar un largo matrimonio, Hugo Varela* encontró en internet la plataforma para rearmar su vida social y amorosa. Algo difícil para alguien de 40 años sin tanta afinidad con lo digital.
Pero lo logró. Él, a sus 44 años, hace parte del 61 por ciento de los paisas que aceptó haber ingresado a un sitio web o aplicación móvil para conocer personas según la encuesta ‘Percepciones y Opiniones acerca de Internet en Colombia’ contratada por la empresa .CO Internet y el Centro Nacional de Consultoría (CNC).

“Fue hace casi seis años. No fue nada raro, me inscribí en una página de amistades. Allí la conocí y comenzamos a charlar casi un mes. No hubo táctica especial, nos llevamos muy bien y del chat pasamos al teléfono para luego encontrarnos en persona”, contó con naturalidad.

Esa fama de ‘entradores’ y conversadores que tienen los antioqueños y los caribeños se trasladó a la virtualidad según el sondeo. En el caso de Medellín, el 83 por ciento de los que han utilizado páginas web y aplicaciones para conocer amigos, logró su objetivo.

La encuesta refleja que el uso de las herramientas digitales está creciendo a velocidades sorprendentes para temas sociales y de pareja

Por los lados de la Costa Caribe, si bien lideró con 68 por ciento el uso de herramientas digitales para mejorar sus relaciones interpersonales, la muestra incluyó a toda la región. De las grandes ciudades, Medellín punteó con 61 por ciento.

Bogotá, por su parte, registró en la encuesta un 54 por ciento, siendo quienes menos utilizan este mecanismo.

Puede parecer extraño que dos regiones como la caribeña y la antioqueña –conocidas por ser alegres y sociales- recurran a la tecnología para entablar relaciones, pero para expertos, es una representación de su idiosincrasia.

“Lo social no tiene porqué competir con lo digital. Estos comportamientos culturales simplemente se trasladan a lo virtual sin reemplazar lo físico. Son dos entornos complementarios”, explicó Andrés Felipe Marín, sicólogo y coordinador de Psico-Redes, una red conformada por sicólogos interesados el consumo de contenidos web y el autocuidado en entornos virtuales.

Paisas y caribeños son los que más relaciones buscan y consiguen por internet

El 41% de los encuestados en Medellín le ha dicho algo a su pareja a través de internet que no lo haría en persona

Foto:

123RF

Y algo que según la encuesta, ha funcionado. En relación a la consecución de pareja, los habitantes del Caribe y de Medellín fueron quienes más han alcanzado ese propósito con un 43 por en el caso de los caribeños y 42 por ciento la otra región. Bogotá estuvo abajo con 33 por ciento.

¿Pero es normal llevar la necesidad de socialización a los entornos virtuales? Para Marín, esto simplemente es una adopción de tecnologías. “Antes, las herramientas para cortejar eran la correspondencia o el teléfono. Para conocer nuevas personas se iba a lugares donde acondicionaban citas rápidas y generar encuentros. Es un fenómeno que siempre se ha dado y que se adaptó a la virtualidad”, dijo Marín.

Frases a puño y letra marcadas en papel como ‘te quiero’ ‘me gustas’ o ‘te mando un beso’, fueron reemplazadas por emojis, gifs y likes que se plasman en una pantalla.

Las redes sociales les permiten a las personas, generar relaciones que satisfagan las necesidades de amor y conexión sin tener que exponerse

Aclaró el sicólogo, que no se debe estigmatizar como baja autoestima, falta de confianza o ser retraídos a aquellos que hacen uso de estas plataformas.

Sin embargo, para Susana Ceballos, sicóloga realizativa, las redes sociales les permiten a las personas, generar relaciones que satisfagan las necesidades de amor y conexión sin tener que exponerse y mostrar su vulnerabilidad, en lugar de establecer vínculos que generen consciencia y permitan un conocimiento propio.

“La herramienta de toda relación son las emociones. Las redes sociales permiten mostrar lo que socialmente es aceptado, bien visto o aprobado. Y si bien Medellín es innovadora y avanzada tecnológicamente, es una ciudad que ha confundido la belleza con la apariencia haciendo que sea más importante verse bien que sentirse bien”, opinó Ceballos.

Sobre este comportamiento, el sondeo reveló que la mitad de los encuestados en Medellín le ha dicho algo a su pareja por internet que no lo haría en persona.

Confianza vs Intimidad
Paisas y caribeños son los que más relaciones buscan y consiguen por internet

El 59 por ciento de los encuestados en Medellín opinó que las nuevas tecnologías han complicado las relaciones de pareja.

Foto:

123RF

Apesar de que ha incrementado el uso de la web para buscar relaciones, la mayoría de encuestados (59 por ciento en Medellín y 65 por ciento en la Costa Atlántica) opinó que las nuevas tecnologías han complicado las relaciones de pareja.

Uno de los aspectos que más influyó en dicha aseveración fue la pregunta: ¿se debe dejar que una persona revise las redes sociales de su pareja? En el caso de la capital antioqueña, solo el 24 por ciento consideró que su pareja tenga derecho a acceder a sus cuentas de internet y redes sociales.

No se debe confundir la confianza con la intimidad por lo que no se debe tomar como desconfianza el no compartir las contraseñas de las redes sociales

Hay riesgos en el uso de las redes sociales digitales, opinó Marín, principalmente los celos. “Hay una dimensión imaginada de la vida de un tercero que puede generar tensiones en las parejas. Pienso que no pasa solo por la red social sino por cómo se construye la confianza en la pareja”.

Sin embargo, aclaró el sicólogo que no se debe confundir la confianza con la intimidad por lo que no se debe tomar como desconfianza el no compartir las contraseñas de las redes sociales.

“Hay una diferencia entre lo público y lo privado que se hace cada vez más confusa con las herramientas digitales. Existen aspectos de lo privado que deben mantenerse así, privados”, concluyó Marín.


Esto, que fue el inicio de las relaciones de Hugo, también fue la pala que las sepultó. “Me celaba mucho. Me revisaba el celular y quería ver todas las conversaciones. Peleábamos mucho hasta que se acabó la relación”, narró Hugo.

A pesar de que en su caso no hubo final feliz, sí quedó claro que como herramienta o como riesgo, en el cortejo 2.0 también funciona el ‘eh ave maría pues’ y el ‘¿ajá y tú qué?’ de estas dos regiones, amistosas y amorosas tanto online como offline.*Nombre cambiado

Segmentar la búsqueda

Para el sicólogo Andrés Felipe Marín, en las relaciones interpersonales “nada reemplaza el ‘cara a cara’, pero estas herramientas online ofrecen posibilidades a las personas para encontrarse”.

No solo las páginas web y aplicaciones móviles se prestan como espacios para el encuentro, también son un mercado que está diseñado para segmentar los gustos del público.

Una de las herramientas más populares para buscar pareja es Tinder. Pero no es la única. “Hay muchísimas, por ejemplo, Christian dating for free, dirigido a cristianos; Seeking Arrangement, que es para hombres mayores que buscan mujeres jóvenes; Grinder, dirigido a la comunidad Lgtbi; Trinder, para quienes buscan tríos, o Ashley Madison, que es para personas casadas que buscan amantes”, explicó Marín.

En abril de este año, llegó a Colombia Second Love, un portal de citas dirigido a hombres y mujeres que están comprometidos pero que buscan vivir una aventura.
De acuerdo con un estudio realizado por la plataforma, más del 80% de los usuarios dicen que en caso de vivir en una aventura prefieren estar en la misma situación porque “tienen los mismos códigos, saben qué buscan y hasta dónde pueden llegar”.

En una entrevista hecha a EL TIEMPO, Matías Lamouret, vocero para Latinoamérica, explicó que “si bien la mayoría dice que comete una infidelidad por una situación previa como monotonía o insatisfacción, no buscan cortar con su pareja. El 80% dice que una infidelidad podía salvar la pareja pero solo el 30% aseguró que podía perdonarlo. Hay un prejuicio social sobre la infidelidad que pesa más”, señaló.

David Alejandro Mercado
Redactor de EL TIEMPO
davmer@eltiempo.com
@AlejoMercado10

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA