Medellín

Nuestra hermana pequeña de Kore-eda: ‘La belleza que conmueve'

La cinta aborda las relaciones familiares, que se centra en las experiencias de cuatro hermanas.

Nuestra hermana pequeña

‘Nuestra hermana pequeña’ se estrena hoy en las salas de cine de Cinema Procinal y del Centro Colombo Americano.

Foto:

Cortesía Procinal.

27 de abril 2017 , 09:07 a.m.

“Era un perfecto inútil, pero quizás fuera un buen hombre. Antes de morir, dijo que la belleza aún lo conmovía”. Con esa mezcla de sentimientos contradictorios recuerdan al padre ausente las protagonistas de Nuestra hermana pequeña (2015).

Esta, la penúltima película del japonés Hirokazu Kore-eda, de estreno en el país, es una historia íntima, de relaciones familiares. Se centra en cuatro hermanas (Sachi, Yoshino, Chika y Suzu), en sus alegrías y pérdidas, en sus recuerdos y expectativas. Y en el apoyo que se dan pese a que han sufrido el abandono de los padres.

La hermana mayor (Sachi) se ve reflejada en la hermana menor (Suzu). Ambas se hicieron adultas prematuramente. A las dos les robaron la infancia los adultos que las rodearon.

La historia de la cinta se inspira en el premiado manga Umimachi Diary (Diario de una ciudad al lado del mar) de Akimi Yoshida. Que de acuerdo con las informaciones es eminentemente femenino y adulto y se ubica en la ciudad de Kamakura, como la película. Esta también remite a la novela ‘Mujercitas’ (Louisa May Alcott, 1868) y a los filmes del maestro Yasujiro Ozu.

Kore-eda, que es uno de los más destacados autores del cine nipón, cuenta con once películas en su filmografía.

Dos de ellas son Nadie sabe (2004) y De tal padre tal hijo (2013) que han llegado a nuestras pantallas.

Su cine es sutil y delicado y se interesa en los dramas familiares. Sin embargo, los hechos más dramáticos están a menudo fuera de campo, como ocurre en Nuestra hermana pequeña. Las jóvenes han sufrido mucho, pero en la película no aparecen los momentos traumáticos.

No se muestra, por ejemplo, la muerte del padre, ni los sucesos dolorosos. Pero sí, el efecto, de esos hechos en las jóvenes. “Cuando mi padre desapareció sentí un gran vacío, y entonces yo mismo me convertí en padre y el vacío fue llenado”, explica el director.

Para Kore-eda, el mostrar y explotar las acciones dramáticas es mucho más fácil y ese no es su estilo. “Lo interesante es conseguir que se transmitan emociones sin que se note”, afirma.

Lo interesante es conseguir que se transmitan emociones sin que se note.

Es así como describe con gran sensibilidad, el mundo femenino, el primer amor, las tradiciones culturales y las culinarias que pasan de abuela, a madre e hijas, la importancia de la vieja casa que habitan, el tiempo compartido y la necesidad de superar el pasado, sanar y perdonar.

En efecto, la película logra conmover con la belleza de momentos que se quedan en la memoria: el reflejo de los fuegos artificiales en el mar, el árbol de ciruelo que se hace viejo o el camino de los cerezos en flor.

MARTHA LIGIA PARRA
Crítica de cine
Para EL TIEMPO
MEDELLÍN

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA