Medellín

Procuraduría pidió condena en caso del edificio Space

El Ministerio Público ratificó solicitud de la Fiscalía. Defensa de Posada y Villegas se pronunció.

Juicio Space

El juicio se adelanta por la muerte de Juan Esteban Cantor, el único residente que falleció en el desplome de la torre 6 del edificio, el pasado 12 de octubre de 2013

Foto:

Juan Augusto Cardona

09 de octubre 2017 , 07:04 p.m.

El diseño estructural del conjunto habitacional Space transgredió en 10.678 ocasiones las normas técnicas de sismorresistencia; mientras que su construcción, desconoció al menos 23 artículos de obligatorio cumplimiento. Ese fue el principal argumento del Ministerio Público para ratificar la petición de condena por homicidio culposo por el desplome de la torre seis de la estructura.

En el proceso adelantado por el Juzgado Primero Penal del Circuito de Medellín, por el deceso de Juan Esteban Cantor Molina, único residente fallecido en la tragedia, están acusados de homicidio culposo Pablo Villegas, representante legal de la constructora CDO; María Cecilia Posada, directora de la obra, y Jorge Aristizábal, ingeniero calculista.

Según Jorge Villareal, procurador judicial delegado para el proceso, las violaciones normativas del diseño estructural se desprenden de 8.289 infracciones a la Norma de Sismorresistencia (NSR)- 98 y de 2.389 de la NSR-10.

"Siempre se puso en peligro a las personas que estaban en la torre porque la estructura podía colapsar en cualquier momento", dijo Villareal.

El procurador delegado agregó que además de fallas relacionadas con el diseño estructural, la revisión de los diseños y la construcción, hubo negligencia en la minimización de las deficiencias que previamente anunciaban el colapso registrado el 12 de octubre de 2013, hecho que dejó 12 personas muertas.

Siempre se puso en peligro a las personas que estaban en la torre porque la estructura podía colapsar en cualquier momento

Según Villareal, cinco de las seis pilas de la torre seis no cumplían con las cargas para esfuerzos admisibles, siendo mayor el problema de la pila R3, que estaba 48 por ciento sobreexcedida.

Otro dato referido por Villareal dio cuenta de que la resistencia de los concretos fue “extremadamente baja”. El procurador dijo que tras la falla por compresión de la pila R3 del piso cinco de la torre seis, detectada un día antes del desplome, se produjo “un colapso progresivo de 36 horas”.

Para el funcionario, “no queda duda de que los procesados crearon un riesgo, por sus acciones u omisiones, jurídicamente desaprobado”, por lo que dijo, “deben responder por la conducta de homicidio culposo”.

Defensa de Villegas y Posada desvirtúa las acusaciones

En la segunda parte de la audiencia, que se realizó en el Palacio de Justicia, tuvo lugar el alegato de conclusión del abogado Álvaro Vargas, defensor de los acusados Villegas y Posada. En su intervención argumentó que la Fiscalía intentó probar durante su conclusión del caso hechos que no estaban en el escrito de acusación, con el que comenzó el juicio.

Según Vargas, hubo una “tergiversación de los verdaderos roles” de sus defendidos y una “equivocada atribución de títulos”.

Dijo que María Cecilia Posada sí fue directora de obra pero solo de las tres primeras etapas de Space, por lo que no tuvo ese rol en la torre seis.

Sobre Pablo Villegas dijo que el rol atribuido por la Fiscalía de ‘constructor’ es “equívoco” porque él era representante legal de la constructora propietaria del lote, por lo que debía obtener las licencias urbanísticas y contratar los profesionales que desarrollarían la obra.

Vargas dijo que “se había sentado en el banquillo de los acusados a los que no eran” porque “mediáticamente estas personas (Villegas y Posada) tenían que ir a la cárcel”.
El defensor también respondió al hecho de que no se hubieran acordonado los sótanos de la torre seis, hecho sobre el cual hubo debate probatorio porque Cantor estaba en los límites de la torre cinco y la seis al momento de su deceso.

Para Vargas, esa labor de señalización era responsabilidad de la copropiedad porque CDO ya había entregado la obra.

Por último, el defensor dijo que los acusados confiaron en las calidades del calculista Jorge Aristizábal, porque había hecho dos mil diseños estructurales en construcciones reconocidas de la ciudad. “¿Quién que lo conozca no le va a creer?”, finalizó.

JUAN DIEGO ORTIZ JIMÉNEZ
Redacción ADN
Medellín

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA