Medellín

6.123 personas han abandonado sus hogares por crisis de Hidroituango

Autoridades dispusieron de 8 albergues en Valdivia. En zona rural resultaron afectadas 59 viviendas.

Ante alerta, 6.123 personas han abandonado sus hogares

Familias se encuentran en ocho albergues de Valdivia, norte de Antioquia. Aquí reciben comida, agua y atención psicosocial.

Foto:

Jaiver Nieto / EL TIEMPO

19 de mayo 2018 , 10:47 p.m.

Los ocho días de tensión que han vivido los habitantes del corregimiento Puerto Valdivia, en zona rural de Valdivia (Antioquia), tras la emergencia registrada el 12 de mayo, cuando una creciente del río Cauca ocasionada por el destaponamiento de uno de los túneles de la represa Hidroituango derrumbó el puente principal de la zona, tienen a la comunidad en vilo.

La emergencia en la represa, que ya cumple tres semanas en total, obligó a las autoridades a cumplir con una serie de prevenciones, como la evacuación de familias y alertas tempranas en otros municipios.

Según cifras de las autoridades en Puerto Valdivia (zona con más riesgo por estar más cerca a la obra), cerca de 2.077 personas han sido evacuadas hacia Valdivia. Hasta el cierre de esta edición, de las 594 familias evacuadas, 531 se encontraban en los albergues oficiales y 63 en autoalbergues (casas de amigos y familiares).

Los hechos ocurridos en la presa, que tienen en alerta máxima a 113.000 personas en 17 municipios, afectó principalmente a este corregimiento donde 59 viviendas, entre destruidas y averiadas, resultaron golpeadas por la creciente súbita.

Cifras generales indican que desde el Puesto de Mando Unificado se dispusieron ocho albergues, ya que el pasado viernes diferentes líderes de la zona se agruparon para solicitar la ampliación de estos, pues los dos que inicialmente se dispusieron no daban abasto a la población damnificada.

Las familias agrupadas en los albergues han recibido colchonetas, frazadas, sábanas, kits de aseo, cocina y mercados.

Las familias agrupadas en los albergues han recibido colchonetas, frazadas, sábanas, kits de aseo, cocina y mercados.

Las personas afectadas señalan que lo único que quieren es regresar a sus hogares, pues ante el llamado de emergencia del pasado miércoles no fue mucho lo que alcanzaron a sacar de sus pertenencias y muchos, aseguran, han aprovechado la situación para ingresar a los hogares abandonados y llevarse objetos de valor.

En los albergues temporales, EPM provee desayuno, almuerzo y comida, además de hidratación. También, hay instaladas 52 unidades sanitarias y acompañamiento psicosocial.

“Es importante tener en cuenta que estamos trabajando para las comunidades con la entrega de kits de aseo y alimento, pues es nuestra prioridad que sufran los menores trastornos posibles”, señaló el gerente del Grupo EPM, Jorge Londoño de la Cuesta.

Londoño aclaró que el plan de evacuación se maneja como una medida preventiva ya que, por el momento, el comportamiento del río no ha tenido mayores cambios y esto les ha permitido trabajar en la recuperación de la presa.

El hospital San Juan de Dios de Valdivia opera para la atención en salud con sus servicios de urgencias y especialidades médicas. Se cuenta con dos ambulancias terrestres y tienen apoyo adicional de médicos de EPM.

La Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo y de Desastres (Ungrd)
indicó que se han evacuado 6.123 personas, entre los municipios de Valdivia, Cáceres, Tarazá, Nechí y Caucasia, en el bajo Cauca de la región.

A su vez, también se mantienen en alerta Bolívar, Córdoba y Sucre, donde en caso de registrarse una creciente podría afectar a las poblaciones aledañas a la ribera del río, como Majagual, Guaranda, San Marcos, Sucre, Caimito, San Benito de Abad, Ayapel, Achí, Magangué y San Jacinto del Cauca.

El gobernador de Antioquia, Luis Pérez, explicó que, según los expertos, de registrarse un colapso de la presa se podría generar “un caudal de hasta 250.000 metros por segundo; en otros términos, puede ser mucho más grave que el diluvio universal”.

Asimismo, indicó que en caso de que haya una creciente del caudal del río se podría generar una ola de 26 metros que afectaría primero a Puerto Valdivia, y que llegaría en una hora y media. Y a las 5 horas pasaría a Cáceres y Tarazá una ola de casi 12 metros, mientras que Caucasia sería afectada 10 horas después por una ola de 6 a 7 metros, que podría cubrir el 70 por ciento del municipio.

La información fue suministrada a los alcaldes de la zona de riesgo para que tomen las medidas necesarias ante esta posibilidad.

Emergencia golpeará la expansión de EPM

Sin un valor estimado del sobrecosto que el grupo Empresas Públicas de Medellín (EPM) tendrá que asumir por la emergencia en Hidroituango, el impacto inmediato será reconstruir la casa de máquinas de la hidroeléctrica. Esto, según Oswaldo Ordóñez, profesor de geociencias de la Universidad Nacional, puede costar 150 millones de dólares, unos 435.000 millones de pesos.

Y la cifra subirá por factores como la solución del problema geológico, la atención a la población y la posible pérdida del ingreso del cargo por confiabilidad, que ganó para la hidroeléctrica en la subasta de energía del 2008.

Jorge Londoño, gerente de la firma, explicó que la solidez de esta no dependía de la hidroeléctrica, porque sin ella sigue generando caja. De hecho, el año pasado ganó 2,2 billones de pesos y al corte de abril las utilidades venían subiendo un 20 por ciento interanual.

Según Londoño, el 60 por ciento de la inversión de Hidroituango proviene de préstamos, a plazos de entre 15 y 20 años, por lo que la emergencia no afectará el flujo de caja.

Si la planta tarda más de un año en iniciar operaciones, que parece lo más probable, el principal efecto se verá en la deuda de EPM. La calificadora Moody’s dijo el viernes que los sobrecostos de construcción “podrían retrasar los planes de desapalancamiento de EPM”, es decir que tardará en bajar su nivel de endeudamiento.

Tanto por este factor como por la decisión de no participar en la subasta de la distribuidora Gas Natural, que le habría representado ganar tres millones de clientes, el grupo antioqueño verá afectados sus planes de crecimiento.

El dinero (mínimo 1,48 billones de pesos por el 52 por ciento) lo usará ahora para atender la emergencia, lo cual resigna la opción de elevar del 12 al 48 por ciento su cuota de participación en la cadena distribuidora de gas del país.

MEDELLÍN
Twitter: @ColombiaET

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA