Medellín

Continúa la lucha contra el VIH en Medellín

Según reporte, Medellín cuenta con 1.307 casos de VIH diagnosticados en el 2017.

VIH

Cada primero de diciembre se conmemora el Día Mundial de la Lucha Contra el VIH y el SIDA.

Foto:

Foto: EFE /Archivo EL TIEMPO

01 de diciembre 2017 , 01:13 p.m.

Hace siete años la vida le cambió a Juan Carlos Calle. Al igual que muchos pacientes diagnosticados con VIH tuvo miedo y pensó que su vida y su mundo habían acabado. Sin embargo, con el paso del tiempo y tratamiento llegó a la conclusión de que “vivir con VIH no significa ni muerte ni SIDA”.

Calle es ahora el representante de las personas que viven y conviven con VIH ante el Consejo Consultivo de Política Pública Lgbti de Medellín. Durante su tratamiento ha conseguido estabilizar la propagación del virus en su organismo a niveles de carga viral indetectables, lo que le ha permitido tener una calidad de vida normal y emprender la lucha para generar conciencia respecto al virus.

Hoy, al igual que los últimos años, Calle estará reunido con otros pacientes e instituciones de salud en el parque Bolívar, para conmemorar el Día Mundial de la lucha contra el VIH y el SIDA. Desde las 9 a. m. hasta las 7 p. m. se realizarán actividades pedagógicas y culturales, así como pruebas gratuitas de VIH, con el fin de que la ciudadanía le pierda el temor a consultar ante la sospecha de tener esta enfermedad.

Vivir con VIH no significa ni muerte ni SIDA

Desde 1985 en Medellín, cuando se registró el primer paciente, hay una cuenta acumulada que ronda los 13.000 casos, según el Sistema de Vigilancia Epidemiológica. La preocupación radica en el aumento sostenido que se tiene en los casos registrados: para 2015 se contó con un total de 1.033 pacientes, 2016 aportó 1.189 reportes, mientras que 2017, contado hasta la primera semana de noviembre, presenta una cifra preliminar de 1.307 registros.

Para Luz Marina Peláez, médica magíster en VIH y referente técnica de salud sexual y reproductiva de la Secretaría de Salud de Medellín, la otra gran parte de la preocupación recae en los casos que no se logran reportar, “muchas veces por factores de desconocimiento, ya que la presencia del virus puede no manifestarse en años, al ser una enfermedad crónica y asintomática. Otras veces por miedo”.

No hay razón alguna para que hoy en día una persona muera por VIH. Es triste ver estas muertes, aun cuando los tratamientos son tan efectivos

A esta apreciación se suma la del doctor Isidoro Prudente, director médico para Latam de ViiV Healthcare, quien expuso que la falta de diagnóstico agrava la situación de los pacientes.

“Las principales barreras para los diagnósticos continúan siendo los estigmas sociales, la discriminación, el miedo y las deficiencias propias de los servicios de salud para ofrecer y aplicar las pruebas de tamizaje”, aseguró el profesional de la salud.

Estas barreras son las causantes de que en la ciudad, en promedio, se presenten 110 muertes al año por complicaciones del VIH como lo es el SIDA, que es una consecuencia que se presenta en los pacientes con el virus al no obtener un tratamiento a tiempo.

El doctor manifestó que los tratamientos farmacológicos que existen en la actualidad para el cuidado del VIH permiten que una persona cuente con una expectativa de vida similar a la de quienes no tienen el virus. La apuesta es avanzar para garantizar también siempre una calidad de vida óptima a los pacientes.

“Existen terapias que se reducen a un solo comprimido con tres medicamentos. Se trata es de que este interfiera lo menos posible en la vida diaria del paciente”, comentó Prudente.

En el caso de Calle, su medicación consiste en dos pastillas en la mañana y tres más en la noche. Su calidad de vida es igual a la de una persona sana. No tiene limitaciones para realizar ningún tipo de actividad y los fármacos que utiliza le permiten mantener controlada su condición médica.

Para mí los antirretrovirales son el motor de mi vida, por eso es mejor llegar a un diagnóstico temprano. Entre más rápido se llegue hay más cosas para hacer”, expresó Calle, desde la experiencia adquirida al ser paciente y activista en pro del cuidado del VIH.

No obstante, la lucha continuará para disminuir los índices de contagios nuevos y aumentar el número de reportes de los casos ya existentes, esto mediante planes para erradicar estigmas y mitos como que con un beso se puede transmitir el virus, o compartiendo una cuchara o una comida.

Los riesgos más latentes para contraer el VIH son el contacto con fluidos corporales como semen, leche materna, sangre o secreciones vaginales. Y las causas de infección siguen siendo las relaciones sexuales sin uso de preservativo, especialmente si no es con una pareja estable, o compartir jeringas para inyectarse sustancias psicoactivas.

El llamado que se hace en esta fecha es a realizarse las pruebas y aplicar las recomendaciones médicas. “No hay razón alguna para que hoy en día una persona muera por VIH. Es triste ver estas muertes, aun cuando los tratamientos son tan efectivos”, aseveró Pelaéz.

DAVID FONSECA ARIAS
davfon@eltiempo.com
Para EL TIEMPO
MEDELLÍN

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA