Medellín

Máxima alerta de riesgo en zona de influencia de Hidroituango

Es latente que se repita una emergencia como la ocurrida el sábado por la creciente del río Cauca.

Emergencia en Hidroituango

En zona rural de Valdivia, dos salones de un colegio resultaron afectados por la creciente.

Foto:

Cortesía Guardianes de Antioquia

13 de mayo 2018 , 10:14 p.m.

A pesar de la inundación del cuarto de máquinas del proyecto Hidroituango, en Antioquia, –decisión que el grupo EPM tomó con el fin de evacuar el agua del río Cauca que bloqueaba uno de los túneles de desviación de la presa–, la obstrucción ha puesto en jaque esta megaobra.

Lo que comenzó como una disminución considerable en el caudal del río Cauca, debido al represamiento de agua dentro del proyecto, terminó en una creciente de cinco metros que desde el sábado en la noche tiene a 600 personas damnificadas de las localidades aledañas al afluente.

Según EPM, sobre las 3 de la tarde del sábado se destaponó el túnel 2 de la obra, por donde empezó a fluir agua durante tres horas.

En ese lapso de tiempo, el volumen del agua alcanzó los 4.800 metros cúbicos por segundo, que sumados a los 1.200 metros cúbicos por segundo que en este momento están saliendo de las descargas de casa de máquinas, se le han añadido a una onda de 6.000 metros cúbicos por segundo”, explicó en detalle EPM.

Voceros señalaron que es una creciente muy alta con respecto a lo que se había manejado en la historia del río, de más o menos 4.500 metros cúbicos por segundo, lo que generó afectaciones, especialmente en el recorrido entre Caucasia y Puerto Valdivia, municipios que hacen parte de los 12 sobre los que la obra tiene influencia.

El municipio más afectado fue Valdivia, donde 554 personas tuvieron que evacuar sus viviendas ante la fuerza de la corriente de las aguas y el peligro inminente.

En el corregimiento de Puerto Valdivia, jurisdicción de Valdivia, los niveles del río Cauca alcanzaron a destruir 22 viviendas, dos salones de la institución educativa de la zona tienen pérdida total y el centro de salud quedó anegado. También hay viviendas inhabilitadas.

Pero el daño que más le preocupa a la comunidad, según el alcalde de esa localidad, Jonás Darío Henao, es el de los puentes peatonales de Palestina y el que estaba ubicado a la altura de Puerto Valdivia, los cuales fueron destruidos por la fuerza de la corriente. También se evalúa la afectación del puente peatonal de Turcó, a la altura de la desembocadura de la quebrada El Arito.

La isla Dulzura, en mitad del Cauca, alberga a 54 familias indígenas del pueblo Senú, a campesinos y a comunidades afrodescendientes. Richard Sierra, consejero senú de la Organización Indígena de Antioquia, denunció que los habitantes de ese lugar también tuvieron que evacuar sus viviendas.

Gladys Rebeca Miguel, alcaldesa de Tarazá, dijo que las familias que viven más cerca del río, en el corregimiento de El Doce, evacuaron cuando vieron la creciente y perdieron muchos de sus pertenencias por las inundaciones.

Además, un puente vehicular que comunica a 8.000 habitantes del corregimiento de Barro Blanco con sus 15 veredas se torció ante la presión del agua. Sin embargo, manifestó que las autoridades ya se comprometieron a arreglarlo.

Según el director de la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres (UNGRD), Carlos Iván Márquez, se está dando soporte en ingeniería y se están evaluando todas las alternativas para proteger vidas. La Gobernación de Antioquia comenzó desde la medianoche del sábado a enviar insumos para apoyar a la población afectada, así como personal de la Séptima División del Ejército.

El agua alcanzó a llegar una vez la comunidad había sido evacuada, por lo que no hubo ninguna víctima. En este momento, las personas son atendidas en el estadero Brisas del Cauca, el coliseo deportivo y un salón comunal de la población.

En los otros municipios del bajo Cauca antioqueño, Cáceres, Nechí y Caucasia, también se vivió la emergencia. No obstante, en dichas localidades las afectaciones no tuvieron tanto impacto, ni hay personas evacuadas. Solo en el sector El Barro, de Tarazá, el sistema de acueducto dejó de funcionar. Cuadrillas de EPM trabajan para el restablecimiento del sistema.

Otro daño significativo es el del viaducto que suministra el agua para las 1.100 personas de ese corregimiento, quienes recibieron agua de un carrotanque de EPM durante todo el día”, explicó la alcaldesa de Tarazá.

Evacuaciones preventivas

Por el destaponamiento involuntario del túnel, autoridades ordenaron la evacuación preventiva de las comunidades ribereñas al río en cinco de los 12 municipios en donde la obra tiene influencia. El temprano desplazamiento de los habitantes impidió que la emergencia cobrara vidas humanas.

El Departamento Administrativo del Sistema de Prevención, Atención y Recuperación de Desastres (Dapard) anunció que el último censo oficial de los barrios ubicados en la ribera del río indica que no hay personas desaparecidas ni fallecidas.

EPM aseguró que en la tarde del domingo, los niveles del río se estaban estabilizando. En Puerto Valdivia, particularmente, el caudal tiene índices de 1.340 metros cúbicos por segundo.

Pese a este aminoramiento de la emergencia, el Plan de Contingencias del Proyecto y EPM anunciaron que la alerta se mantiene e informaron que se trabaja de manera articulada con el Puesto de Mando Unificado, integrado por la UNGRD, el Dapard, la Cruz Roja, el Ejército y la Policía.

Por ahora, el túnel se mantiene taponado, pero expertos no descartan que otra contingencia similar pueda volverse a presentar por el destaponamiento del túnel, lo que los mantiene en alerta.

Desde EPM hacen un monitoreo constante sobre el río. Mientras la situación se normaliza plenamente, las comunidades ubicadas aguas abajo de la presa, Ituango, Briceño, Valdivia, Cáceres, Tarazá, Caucasia y Nechí, deben permanecer en alerta durante los próximos días.

La recomendación principal que hacen las autoridades es no acercarse a las aguas. Además, los habitantes de esas localidades deben tener identificado un punto de encuentro en caso de necesitarse una evacuación y mantener los teléfonos prendidos e informarse por los medios oficiales sobre el avance de la emergencia.

‘Hay riesgo por movimiento en la montaña’: EPM
John Maya Salazar

John Maya Salazar, vicepresidente ejecutivo de gestión de negocios de EPM.

Foto:

Cortesía EPM

El vicepresidente ejecutivo de gestión de negocios de EPM, John Maya Salazar, explica lo que desde la empresa se está realizando con el fin de atender la emergencia que se registra en el proyecto de Hidroituango.

Según señala, en estos momentos se están generando movimientos en la montaña, pero no se puede precisar si en los próximos días se pueda repetir la emergencia.

¿Cómo están manejando esta contingencia?

El llamado a la comunidad que está a las orillas del río es a que estén pendientes; con la debida anticipación les avisaremos porque nosotros detectaríamos en el momento en el que haya un flujo importante de agua, y ellos están coordinados con las distintas entidades de socorro para que determinen hacia qué lugares van para que se pueda preservar la vida.

Lo de las afectaciones a infraestructuras es muy difícil de predecir, pero lo importante es que haya una prevención de las vidas y que no se vaya a generar ninguna desgracia. Se están haciendo los censos de las estructuras que resultaron afectadas, de algunos acueductos veredales que tenían los municipios, y los corregimientos a orillas del río se están atendiendo mientras se restablece el servicio.

¿Hay riesgo de que ocurra de nuevo?

En este momento hay movimientos en el interior de la montaña, sobre los que no hay una incidencia nuestra; es posible que se pueda destapar nuevamente uno de estos túneles, y ese volumen de agua sale superando su capacidad de 1.200 metros por segundo.

Pero como ya la columna de agua del embalse está tan alta, se hace una presión muy alta sobre estos conductos y hace que salga más del flujo normal

Pero como ya la columna de agua del embalse está tan alta, se hace una presión muy alta sobre estos conductos y hace que salga más del flujo normal. Se puede presentar de nuevo, no sabemos cuándo, si hoy, mañana o en un mes, eso es impredecible porque se está generando en el interior de la montaña con unos movimientos y derrumbes.

¿Qué plan de acción tiene EPM para estabilizar la situación?

En este momento, los expertos están mirando la situación. Hoy estamos enfocados en tratar de subir la presa, para poder tenerla en la cuota que necesitamos. Sigue funcionando adecuadamente la evacuación de agua por casa de máquinas; desalojamos en este momento 1.200 metros cúbicos por segundo, que nos alivia y nos restablece el caudal que para esta época de invierno es el adecuado. No se ha presentado ninguna otra situación.

Pero se piensa a un mediano plazo, después de salir de esta situación, en cómo podemos restablecer el flujo para que no haya ningún problema.

MEDELLÍN
En Twitter: @ColombiaET

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA