Medellín

Los hombres también son víctimas de violencia en el hogar

En Medellín, casi 1.400 hombres han denunciado violencia intrafamiliar este año. 

Violencia contra los hombres

Los hombres víctimas de sus parejas no denuncian por machismo.

Foto:

123RF

08 de noviembre 2017 , 09:15 a.m.

Su esposa empezó partiéndole platos en los pies, rompiéndole la ropa y quebrándole sus pertenencias, como lociones y cidís. Luego le lanzó tinto caliente en la cara.

Durante 35 años, Jaime* soportó maltratos físicos y sicológicos de parte de la madre de sus dos hijos, quien no solo se conformaba con humillarlo, sino también con golpearlo.

Jaime prefirió callar, pero las cosas cada vez empeoraban más. Ella lo insultaba cada que podía. “No la denuncié ni me separé por mis hijos, pero mi esposa se volvió muy agresiva, me tiraba cosas, me pegaba puños y manotazos”, recuerda.

Cada que él le reclamaba una infidelidad, ella respondía con malos tratos. Una vez lo siguió hasta la puerta y lo golpeó por la espalda. “No fui capaz de responderle con palabras, pero me sentí tan herido, tan frustrado que me fui callado a pasar el veneno a mi trabajo”, describe.

Al igual que Jaime, este año casi 1.400 hombres han denunciado violencia doméstica en Medellín y otros 95 declararon ser víctimas de delitos sexuales dentro del hogar, según la Personería.

Aunque las mujeres son las que más sufren, los hombres no se escapan de la violencia intrafamiliar, aportan el 24 por ciento de los 5.770 casos que se han registrado en la ciudad este año.

Sin embargo, para la especialista en Derecho de Familia, Nora Lucía Ortiz, muchos casos son invisibles porque la mayoría de los hombres no denuncia por vergüenza. Además, explica, el concepto popular dice que las mujeres siempre son las víctimas. “En cifras son mucho más los casos contra ellas, pero el maltrato contra hombres es constante y sus parejas aprovechan que no denuncian”, recalca.

En cifras son mucho más los casos contra ellas, pero el maltrato contra hombres es constante y sus parejas aprovechan que no denuncian

El machismo es una de las razones para que las víctimas no acudan las autoridades, esta sociedad llama ‘gallina’ a un hombre que manifiesta su descontento y se quejan por la falta de afecto de su pareja. “Este argumento es tratado con tono de burla y de sátira porque ellos no se pueden quejar”, recalca.

A Jaime le tomó 35 años dejar a su esposa, si no lo hubiese hecho, cree que estaría muerto. Ella le bajó la autoestima y para justificar su infidelidad les decía a sus amigas que él era homosexual. Además, lo hacía quedar mal en público y hablaba mal de él delante de sus hijos y allegados.

El terapeuta familiar y de pareja, Carlos Santiago Cano, cuenta que la violencia contra los hombres es invisible, sobretodo la sicológica, por la cultura del machismo de las relaciones. “Los hombres ponen en segundo plano las agresiones que atentan contra su nombre, virilidad y capacidades, por ello prefieren callar, aunque sean muy frecuentes estos abusos”, dice.

Además, un varón piensa que un maltrato solo está en su mente, que es tontería de ellos y que no vale la pena denunciar. Entonces, eso se acumula y brota cuando hay una herida evidente, golpes o intento de homicidio de parte de su pareja. Hay pocas denuncias porque ellos creen que es normal, y cuando son conscientes, tampoco cuentan ni le reprochan a su pareja, piensan que es peor y guardan silencio.

Para el experto, muchas veces la violencia física y sicológica obedece a una pauta relacional, es decir a una historia de maltrato y a un lenguaje fuerte.

Es un error callar porque se cree que el hombre tiene más fuerza que la mujer, hay relaciones donde ella tiene más fuerza emocional y más carácter, logra bajar la autoestima de su esposo, poner en duda sus capacidades, su hombría, sus valores y dignidad.

El terapeuta explica que la víctima está en un hechizo, piensa que es normal, que no merece buen trato ni cariño, que lo que le hacen es justo y merecido. De alguna manera, justifica ese maltrato todo el tiempo, piensa que su mujer le pegó porque cometió un error o hizo algo malo.

La misma cultura machista tiene la idea de que las mujeres molestan mucho y echan cantaleta. El hombre que se siente abrumado por su pareja cree que hay que aguantarla por naturaleza

“No todos los hombres van a reaccionar golpeando, es un paradigma que se tiene. Muchos callan y se aguantan o se van sin denunciar porque tienen pena de que su virilidad esté en duda”, agrega Cano.

El reto para las autoridades es medir el daño sicológico en una relación, analizar qué tanta afectación ha sufrido la víctima porque identificar a tiempo esa violencia evita maltrato físico y hasta homicidio. “La capacidad de hacer daño sicológico es tan inherente al hombre como a la mujer”, advierte el experto.

En las terapias de pareja, un hombre narra los vejámenes de su mujer sin mencionar que se trata de un abuso o de una agresión, lo cuenta como una anécdota que se repite. Cano asegura que ellos dicen: ‘ella es muy celosa, complicada y ha llegado hasta pegarme’. Ellos le cuentan los problemas de su relación sin ser conscientes de que son víctimas de una pareja abusiva.

Y como si fuera poco, otros lo toman como un chiste, creen que todas las mujeres son complicadas y malgeniadas. “La misma cultura machista tiene la idea de que las mujeres molestan mucho y echan cantaleta. El hombre que se siente abrumado por su pareja cree que hay que aguantarla por naturaleza y no piensa que es maltrato emocional”, recalca.

Muchos casos quedan solo en terapia de pareja y no se denuncian. Es en la intimidad, en ese espacio terapéutico que el hombre se da cuenta de que está siendo víctima de violencia doméstica.

Jaime, aunque en el fondo lo sabía, no lo aceptaba. Un accidente de tránsito lo sacudió. Él estuvo en cuidados intensivos durante un mes y a su esposa no le importó, en vez de cuidarlo se fue con otro hombre de vacaciones para Estados Unidos.

Cuando ella regresó, Jaime le pidió el divorcio y le contó al abogado las razones de la separación porque era un requisito obligado para que su matrimonio fuera anulado, de no ser así jamás hubiese revelado ese secreto.

Deicy Johana Pareja M.
Redactora de EL TIEMPO
En Twitter: @JOHAPAREJA

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA