Medellín

Las 5 claves para renovar el corazón de Medellín

Alcaldía invertirá $270.000 millones para proyectos sociales y de infraestructura.

Plaza Botero

Por el corazón de la ciudad transitan 1'200.000 personas cada día. Son pocas las que van a cine, teatro, museos y librerías.

Foto:

David Sánchez / EL TIEMPO

06 de marzo 2017 , 08:19 a.m.

El centro que se sueñan muchos ciudadanos es seguro, un lugar que se preste para el encuentro, para caminar y hacer deporte, con más sombras de árboles, aire limpio y vías peatonales que se conecten con la oferta cultural y gastronómica.

Precisamente, el Plan de Ordenamiento Territorial (POT) de Medellín traza un centro atractivo, que priorice al peatón y al ciclista, donde se reactive la construcción de viviendas para atraer comercio y nuevos habitantes.

Por el corazón de la ciudad transitan 1’200.000 personas cada día, pero para muchas es un lugar de paso, van a comprar, a estudiar o a trabajar. Son pocas las que se quedan, van a cine, teatro y museos.

A eso se suma que la percepción de inseguridad, de caos y contaminación es alta, por lo que muchas personas no miran hacia allá, pese a que es el centro no solo de Medellín sino también de los 10 municipios del área metropolitana.

El plan de la Alcaldía de Federico Gutiérrez es revivirlo. Por ello, invertirá 270.000 millones en infraestructura este año.

La transformación empezará con la peatonalización de la avenida La Playa, la construcción de un paseo urbano llamado Galería Bolívar y con la renovación de 37 parques, entre ellos, el Berrío y San Antonio.

Después de una década, este año empezará la construcción del primer edificio residencial para reactivar la vivienda en esa zona, que estaba congelada por una norma urbanística.

Estas son las cinco claves para revivir el centro de Medellín, que muere después de las 6:00 p.m., cuando la mayoría del comercio cierra, se van sus visitantes y empeora la inseguridad.


1. Plan para recuperar el espacio público

Con la intervención del Parque Berrío, la Alcaldía de Medellín dejó en firme la recuperación del espacio público. El plan empezó hace un año con la reubicación de 224 comerciantes informales, que salieron de ese emblemático lugar.

La reubicación de los venteros le dio un aire tranquilo y fresco a este tradicional parque, que tiene una estación del metro, lo rodean la iglesia La Candelaria y los edificios La Bolsa y el Banco de la República.

Pilar Velilla, gerente del Centro, explicó que “esa recuperación contribuyó a tener un control de la delincuencia, pero el trabajo es de más largo aliento. El parque nos demostró que las soluciones son posibles cuando hay autoridad”.

Sin embargo, todavía quedan dos retos: recuperar el viaducto de la estación Prado del metro y el tradicional pasaje Carabobo, invadidos por ventas informales.

Para la gerente, la invasión del espacio público y el caos encubren actividades ilícitas y que muchos de los rebuscadores, quienes trabajan al sol y al agua, son explotados por terceros.

“Otra acción para la toma de decisiones justas fue el Registro de Venteros Informales que se hizo en el centro tradicional, lo que nos dio una completa radiografía del problema, nos dejó saber cuántos vendedores caben en condiciones justas y dignas”, concluyó.

2. Reactivar la construcción de viviendas
Centro de Medellín

En el centro hay un potencial de 10.000 viviendas nuevas, según la Cámara Colombiana de la Construcción (Camacol).

Foto:

Archivo Particular

En el pasado, el corazón de Medellín era una de las zonas más exclusivas para vivir, pero eso cambió por la contaminación, la inseguridad, el caos y el comercio informal, problemas acumulados por años.

Allí solo hay 30.300 viviendas en las que viven 85.000 personas. La apuesta de la Alcaldía es recuperar la seguridad, el medio ambiente y el espacio público para finalmente, habitarlo.

Ya se dio el primer paso. El Departamento de Planeación aprobó la construcción un edificio residencial en la zona, que saldrá a ventas este mes.

Así lo aseguró César Hernández, director de Planeación, al detallar “que se analizan otros 17 proyectos de privados que quieren aportar a la reactivación de vivienda. Esto significaría 5.000 apartamentos nuevos y una población futura de 16.000 personas.

Este será el primer proyecto de vivienda, después de una década, cuando los proyectos inmobiliarios se congelaron porque el Plan de Ordenamiento Territorial (POT) de 2006 frenó la construcción para conservar el patrimonio arquitectónico.

El nuevo POT modificó esa norma urbanística. Eso sumado del interés de la Alcaldía de recuperar la seguridad y de invertir en el centro, sedujo a los empresarios.

Eduardo Loaiza, gerente de la Cámara Colombiana de la Construcción (Camacol) en Antioquia, explicó que allí hay un potencial de 10.000 viviendas. “El gremio identificó 42 predios en donde cabrían desarrollos urbanísticos. También hay 60 edificios que funcionan como bodegas, que se podrían reformar”, añadió.

3. Los ejes históricos serán peatonales

Peatonalizar la tradicional avenida La Playa, por donde pasa la quebrada Santa Elena, es una deuda que tiene Medellín con la ciudad desde hace muchas décadas.

El sueño se hará realidad este año. La Alcaldía anunció una inversión de 60.000 millones de pesos para la contratación de diseños y construcción de los tres tramos, desde el museo Casa de la Memoria hasta La Minorista.

Además, construirá un paseo urbano llamado Galería Bolívar en los bajos del metro, desde San Juan hasta Prado, que integraría a los parques Bolívar, San Antonio y Berrío, la plazuela Botero y el barrio Prado, uno de los patrimonios más importantes.

Esta administración sabe que la peatonalización de los ejes históricos es la clave para que el corazón de Medellín sea más atractivo para el comercio y la vivienda.

Por ello, invertirá 76.000 millones de pesos para mejorar el pasaje la Bastilla, el bulevar de Barbacoas y los corredores de Juan del Corral, Perú, Maturín, Prado y Pichincha. También habrá plata para renovar los tradicionales corredores Boyacá y Junín. Además, el Parque San Antonio se convertirá en el nuevo corazón verde, con jardineras y árboles.

4. Todos quieren un lugar seguro
Medellín

En los parques se aumentó el número de policías.

Foto:

Archivo Particular

La comuna 10 (centro) históricamente ha tenido los índices más altos de homicidios, robos y riñas en la ciudad.

El año pasado, se registraron 95 muertes violentas, 1.141 casos de lesiones personales y 5.589 hurtos. La Policía incautó 61 armas y 476 dosis de droga, igualmente, junto con la Fiscalía capturó a 5.347 personas.

El secretario de Seguridad, Gustavo Villegas, contó que el reto es disminuir los índices de criminalidad y ofrecer un centro más seguro. Por ello, la Alcaldía trabaja de forma articulada con Policía y Fiscalía en los puntos más peligros.

El Parque Berrío fue el primer sitio que se recuperó, tras ser foco de delincuentes por décadas. Aunque todavía falta mejorar, disminuyeron asesinatos, riñas, hurtos y extorsiones, según información oficial.

Para combatir el crimen, la Alcaldía duplicó la cifra de uniformados, reforzó la inteligencia y la tecnología con más cámaras de seguridad y un helicóptero que vigilará el centro y las periferias.

Carlos Villa, habitante de El Palo con Maracaibo, afirmó que le gusta su barrio porque está cerca de muchos lugares, del transporte público y del comercio. Sin embargo, este lugar es uno de día y otro de noche.

Cuando hay luz, los delincuentes se valen del descuido de transeúntes para despojarlos de sus pertenencias, pero cuando cae la tarde, los hurtos son con violencia y a mano armada.

Si bien, El Palo es una de las zonas menos inseguras, la avenida Oriental y otras zonas que lo rodean, son muy peligrosas.


5. Disminuír la contaminación ambiental, visual y auditiva

El centro es la zona de la ciudad con mayor contaminación del aire. El Parque San Antonio y el Museo de Antioquia son las dos puntos con peores registros, según un informe del Ideam.

Al corazón de Medellín ingresan unos 3.000 buses al día. Para mejorar la calidad del aire, la Administración sacará 1.068 vehículos de este tipo de circulación y traza que en el futuro solo 618 ingresen al centro.

Para lograrlo, se adelanta el proyecto de la reorganización del transporte público colectivo. Se diseñará un anillo vial que integran las avenidas Ferrocarril, San Juan, la Oriental y Echeverry.

La Secretaría de Infraestructura, además, construirán 10,7 kilómetros de ciclorrutas y una red con 14 nuevas cuadras peatonalizadas.

Pero esto no será suficiente, pues la contaminación no sólo es del aire, sino también visual y auditiva.

La gerente del Centro, Pilar Velilla, dijo que “ese lado de Medellín no es sostenible, no está en capacidad de recibir los carros y las motos que ingresan diariamente ni de manejar adecuadamente sus residuos sólidos, ni de controlar sus espacios públicos”.

Aseguró que esta administración sabe que no puede dar las soluciones definitivas a todos los problemas acumulados por tantos años. “Si bien la Alcaldía está empeñada en aportar soluciones, debe ser un trabajo constante no de una sola administración, sino de todas”.

Deicy Johana Pareja M.
Redactora de EL TIEMPO
deipar@eltiempo.com

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA