Medellín

'La Saturia', el debut literario de Carlos Vallejo

La historia de Ruth simboliza el colombiano, que a pesar del sufrimiento, responde con un sonrisa.

fg

Vallejo cuenta que encontró el libro 'pirata' en el centro, cosa que le gustó. Dice que no es el dinero lo que le interesa, que lo importante es que la gente lo lea.

Foto:

Mateo García

04 de agosto 2016 , 07:19 p.m.

“Pero si es la hija de La Olimpia, la nieta de La Saturia”. Pero si es Carlos, el hermano de Fernando.

“Qué revoltijo de cabeza, señor periodista. ¿Qué quiere desayunar?”.
Dijo que no había almorzado, pero ya se había pasado la hora. Era muy tarde. ¿Qué quiere tomar? -me preguntó.

“Recuerdo la noche anterior. Se me vino encima la mar”, narra en el libro.

Carlos recuerda cuando hace más de 30 años, viviendo en Madrid, tuvo la idea de escribir un libro. Pero no se dio, lo atemorizó que a la gente no le gustara lo que escribiera, pero le llegó la hora. Perdió el pudor y publicó su primera novela.

Un día en Jamundí, Valle, conoció a una negra, una mujer del pacífico muy voluptuosa, y conversó con ella, que le contó su historia.

“Empecé a llamarla a que me contara cosas y sobre eso fui creando y recreando en la mente cosas maravillosas que podía hacer. Un día encontré a la negra esta en Jamundí y le dije que quería escribir algo sobre ella y nos sentamos a hablar unos días”, rememora Carlos.

Así fue como nació La Saturia, la primera novela que se atreve a publicar Carlos Vallejo, un libro que lo tuvo en mente durante casi cinco años, pero que se materializó en julio.

Cuando lo terminó solo quedaba una cosa por hacer, necesitaba la aprobación de alguien. Una hermana suya lo animó, y un ahijado también le hizo buenos comentarios. Pero había un problema, y es que la gente le decía que para qué iba a publicar un libro si Fernando tenía acaparado toda la atención, que él no podía competir con su hermano.

“Yo no estoy tratando de competir con absolutamente nadie. Yo tengo mi forma de contar las cosas, de ver las realidades y todo esto. No estoy copiándole el tono absolutamente a nadie”, asegura Carlos.

La novela, que se desarrolla en Tumaco, cuenta la historia de Rut Milena, la hija de La Olimpia y nieta de La Saturia.

Esta mujer fue abandonada por su madre y criada por su abuela, y en medio de tristezas y alegrías logra cumplir su sueño, tener su propio restaurante. Pero el camino no fue fácil, estuvo lleno de historias, amores, partos, peleas con sus amantes.

Dice Vallejo que el libro engancha y amarra, cosa que considera fundamental en todo texto. “El embrujo del libro es el constante qué va a pasar con ella en el día y día y cómo va a terminar”, asegura. Además, agrega que “la realidad que toca el libro es bastante triste y trágica, pero esa es la realidad nuestra”. Y es que La Saturia es una “bofetada a los políticos”, porque también habla de política, y es una crítica sana, pero verdadera de lo que pasa en Colombia.

Ahora, si Fernando “no me da mucho garrote con este libro”, continuará con otra historia en la que está trabajando. Pero eso, al igual que el libro, terminará en suspenso, porque Ruth se fue, y el lector quedará con ganas de saber más, y ni siquiera Carlos sabe qué pasó, porque “Nadie sabe de ella. Se perdió”.

MATEO GARCÍA
Para EL TIEMPO
Medellín

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA