Medellín

La Raya, agrupación musical paisa que le canta a la vida y al planeta

Los músicos de esta banda se han ganado varios reconocimientos y estímulos culturales. 

Banda La Raya

La agrupación musical La Raya también canta en inglés, por lo que han conseguido admiradores de su música en países donde se habla este idioma.

Foto:

Esneyder Gutiérrez

22 de junio 2018 , 08:10 a.m.

“Convoca al orfebre, al herrero y al carpintero y que se enfile el tallador, el luthier y alfarero”. Así dice parte de la canción Marcha y patria de la banda paisa La Raya, que con su trabajo, que ya suma siete años, se ha ganado un espacio en la escena musical de Antioquia y el país, con letras dedicadas al medioambiente, los animales y la protesta social.

Se trata de Pablo Bustamante (voz y guitarra), Juan Camilo Castaño (voz y batería) y Camilo Giraldo Cadavid (voz y guitarra eléctrica), tres amigos que se juntaron en sus estudios de música en Bellas Artes y un día decidieron aislarse de la urbe en los brazos del verde corregimiento de Santa Elena para pensar -en ese entorno de sensibilidad natural- cómo compartir un mensaje a través de la música.

Bustamante explica que La Raya nunca pretendió ubicarse en un género determinado y que en su exploración, en la búsqueda inicial de dos años para encontrar el alma de la banda, se trazaron las líneas de lo que ha sido su trabajo desde entonces. “Siempre hemos tratado de dar mensajes ambientales y sociales, somos críticos, eso sí, desde el respeto”, recalca el músico.

Siempre hemos tratado de dar mensajes ambientales y sociales, somos críticos, eso sí, desde el respeto”

Sin embargo, como es natural, también hay que acercarse a una definición de ese sonido particular que ha llevado a este grupo a irrumpir en la escena musical no comercial y ganar además distintas convocatorias con su primer trabajo Paralelos.

Ellos lo llaman una fusión, aunque se identifican en ella las exploraciones del género electrónico, “fusionado con sonidos modernos y ritmos latinoamericanos”, describe Bustamante. Añade que quieren que su mensaje llegue a los públicos jóvenes pero que también ha convencido a audiencias más adultas, de las que dicen, están agotadas de que la música transmita solo mensajes superficiales.

Para salvar al planeta

¿Soñadores? ¿Románticos? ¿Rebeldes, quizás? Lo cierto es que La Raya se define como un grupo activista y eso se refleja en sus letras:

-Nuestras acciones deben cambiar ahora. Este planeta está muriendo, lo estamos matando-.

Las desigualdades sociales, la injusticia, la memoria del conflicto, el calentamiento global, la contaminación en todas sus formas y hasta el amor son temas esenciales en las canciones de La Raya. “Queremos transmitir un mensaje social que llegue a todas las personas”, destaca Bustamante.

Epidemia, Ilusión, Marcha y patria, Glow in freedom (Brillar en libertad), Ideas sin balas, Epidemia son algunos de los títulos de la banda, cuyos videos están en YouTube y que forman parte de ese trabajo que definen “autogestionado”, sin productores, firmas, ni casa disquera.

Banda La Raya

Las desigualdades sociales, la injusticia, la memoria del conflicto, el calentamiento global, la contaminación en todas sus formas y hasta el amor son temas esenciales en las canciones de La Raya.

Foto:

Esneyder Gutiérrez

Sin embargo, su talento, mensaje y música se han visto respaldados y apoyados con reconocimientos. El más reciente, entregado por el proyecto de su segundo trabajo -Fluir-, fue el premio beca en Creación de músicas urbanas y alternativas para artistas con trayectoria, que entrega la alcaldía de Medellín.

Con este apoyo, La Raya, que en sus presentaciones suma tres músicos más (pianista, bajista y corista), concretará la producción de este trabajo que tendrá temas como Natura, cuya lírica habla del medioambiente y los “que no tienen voz”; Caliente, que llama la atención sobre el derretimiento de los polos; Indómita, con una temática netamente amorosa. Destacan además en este segundo trabajo sus videoclip de excelente factura.

Con el segundo trabajo se reivindica el esfuerzo constante de estos muchachos que, alejados del circuito comercial musical, siguen vigilantes a los hechos ambientales y sociales de su país y del mundo, para aportar con mensajes en un aumento de conciencia y cuidado por el planeta cada vez más vulnerable.

“Lo que pasa nos marca y nos mantiene en constante vigilia y actividad. El mensaje siempre será el mismo y mejorar la calidad musical”, remata Bustamante.

VÍCTOR VARGAS RODRÍGUEZ
Para EL TIEMPO
Medellín

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA