Medellín

Esta es la tecnología para combatir el crimen en Medellín

Hoy comienzan patrullajes del nuevo helicóptero Bell 407 de la Policía. 

Tecnología contra el crimen

El helicóptero Bell 407 de la Policía tuvo una inversión de 18.000 millones de pesos.

Foto:

Jaiver Nieto / EL TIEMPO

02 de mayo 2017 , 02:39 p.m.

Con drones, un helicóptero Bell 407 de la Policía, 2.300 cámaras de seguridad y mapeo del crimen a través de denuncias digitales, muchos delincuentes difícilmente podrán escaparse de las autoridades.

La alta tecnología es la apuesta de la Alcaldía de Medellín para combatir el crimen y continuar con la reducción de delitos. Por ello, este año la inversión en seguridad es de 160.000 millones de pesos que se destinarán para adquirir equipos que ayuden a ir tras los delincuentes.

Hoy comienzan los patrullajes del helicóptero Bell 407, dotado con cámaras sistema flir y térmicas que tienen un alcance de dos kilómetros de distancia visual con zoom óptico y sensor nocturno.

Así lo anunció el coronel Juan Carlos Restrepo, comandante operativo de la Policía Metropolitana, quien explicó que este vehículo tendrá un sistema de vídeo vigilancia, infrarrojo y de alta definición para hacer patrullajes e investigación.

La dotación del helicóptero con estos dispositivos costó 6.000 millones de pesos. Además de la tecnología, tiene un operador y dos pilotos, quienes se comunican con las patrullas en tierra y hacen operativos en coordinación.

Este vehículo tendrá un sistema de vídeo vigilancia, infrarrojo y de alta definición para hacer patrullajes e investigación.

En mayo también presentarán la versión mejorada de la aplicación Seguridad en Línea, creada en Medellín para denunciar en tiempo real. Ahora, esta App permitirá transmitir vídeos sobre crímenes y hurtos, imágenes que irán directamente a los centros de operación.

La aplicación permite denunciar el punto exacto donde se cometen robos, extorsiones y homicidios, lo que ayudarán a recoger evidencias y datos que orienten las investigaciones.

El coronel detalló que la App tendrá un botón de pánico para reportar situaciones de emergencia y riesgo, que de inmediato, manda una alerta al cuadrante de la Policía más cercano.

La información del denunciante sirve para que la Policía actúe en casos de flagrancia y la Fiscalía investigue a partir de estos hechos.

Entre las novedades, hay drones que sobrevolarán los barrios, emitirán alertas al centro de control de la Policía y al sistema de emergencias 123.

El coronel explicó que los drones se utilizarán para controlar y monitorear operativos policiales y de movilidad, así como marchas, plantones y conciertos.

A las 1.200 cámaras que hay instaladas en las calles de Medellín, se sumarán 1.100 más. De esas, 100 son de reconocimiento facial que identificarán a los criminales más buscados y prófugos de la justicia. Estas tienen análisis biométrico en 3D, que registran y comparan 20 rostros por segundo.

Cada que este dispositivo identifique facciones que coincidan con las de un delincuente, emitirá una alerta que va directamente al sistema de la Policía.

A todo se suma que los uniformados llevarán cámaras portátiles en sus uniformes para registrar los procedimientos y garantizar la seguridad tanto de los policías como de los ciudadanos.

Esos avances tecnológicos funcionan más si se complementan con investigación.

Eso garantizará que los uniformados hagan el procedimiento correcto y graben material probatorio para investigaciones y judicializaciones.

El oficial dijo que esos avances tecnológicos funcionan más si se complementan con investigación para capturar a delincuentes, combatir el crimen organizado y la delincuencia común, así como los problemas de convivencia.

La tecnología servirá para ir tras ‘ollas’ de vicio, casas usadas para explotación sexual y otros delitos. Las imágenes que queden en los sistemas, se usarán como pruebas a la hora de judicializar a un delincuente.

Las denuncias digitales y la videovigilancia sirven para mapear el crimen. Gracias a estas herramientas la Policía y la Secretaría de Seguridad saben cuáles son las zonas con más homicidios, más hurtos y extorsiones de la ciudad.

Max Yuri Gil, experto en conflicto urbano y sociólogo, dijo que hasta ahora, la videovigilancia no ha incidido en la reducción de delitos. “Un ejemplo claro es la comuna 10 (centro), las más monitoreada de Medellín, y a la vez, con las cifras más altas de muertes violentas y hurtos a mano armada”, añadió.

Para el experto, los dispositivos pueden identificar a los delincuentes y ayudar a dar con su paradero, pero “muchas veces esas capturas no son consideradas legales, porque un vídeo no es prueba judicial contundente ni es captura en flagrancia, Por ello, así esté la imagen, un juez debe ordenar una investigación para empezar un proceso judicial”.

Gil también advirtió que nada de esa tecnología será útil si no se mezcla con inteligencia y prevención. “Identificar al ladrón no es muy útil, detrás de él hay toda una estructura criminal que las autoridades deben desmantelar de raíz, con inteligencia de alto nivel”, concluyó.

Deicy Johana Pareja M.
Redactora de EL TIEMPO
En Twitter: @johapareja

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA