Medellín

Periodista evitó tragedia relacionada con juego de la 'ballena azul’

La hija de la periodista Karina Sterling la alertó sobre el comportamiento del menor en Snapchat. 

La 'ballena azul', el juego que atemoriza al mundo

La 'ballena azul', el juego que atemoriza al mundo.

Foto:

Juan Buitrago Díaz / Archivo EL TIEMPO

05 de mayo 2017 , 07:59 a.m.

Karina Sterling, una periodista de Medellín, evitó lo que pudo haber sido una tragedia relacionada con el juego viral conocido como ‘la Ballena azul’. 

El pasado lunes festivo, hacia las 10 de la noche, su hija Raquel, de 12 años de edad, le contó aterrada que uno de sus amigos estaba participando en el juego viral. “Estaba en la casa con la niña, a punto de acostarla a dormir, y ella se conectó un momento (a Snapchat) y ahí le cambió la cara, me dijo que su amiguito estaba jugando la ballena azul”, contó.

Sterling vio que la historia de Snapchat del niño tenía varias señales de alerta; por ejemplo, en su cuenta decía que iba en el reto 34, que debía cumplir antes de las 4:20 a. m. , y había emoticones de una ballena y un cuchillo.

La periodista sabía que el menor es hijo de un personaje público, por lo que se comunicó por WhatsApp con varios de sus colegas en Antioquia para contactar al papá del niño.

Los comunicadores le enviaron teléfonos, no solo de los padres del menor sino de amigos de ellos, de la Policía de Colombia y de Brasil, donde reside el menor con su familia; incluso le sugirieron contactar a la Interpol. Aunque a Sterling no le contestaban, ya que eran las 11 p. m. de la noche de un lunes festivo, insistió para encontrar la manera de que el niño, de 13 años de edad, no siguiera participando de un ‘juego’ por el que investigan la muerte de al menos tres menores en Colombia.

Mientras tanto, Raquel intentaba hacer que su amigo abandonara el juego. Él le decía que no podía porque el ‘tutor’, que le ponía los retos al joven, lo estaba viendo. El niño le solicitó a Raquel que dijera que veían al tutor en las imágenes que le enviaba.
“Digan que lo ven, por favor, así no lo vean, se está molestando mucho”, decía otra nota de voz.

Hacia las 11:30 p. m., Karina escribió en el chat de periodistas, del que hace parte en WhatsApp, que el niño le había dicho a su hija que ya se había salido y había borrado su historia de Snapchat.

Envió un audio: “El señor me dejó salir del juego y ya… me dijo que si lo vuelvo a jugar, ya no me va a dejar salir”. Sin embargo, Karina no creía del todo que fuera cierto. Después de un rato, Raquel logró averiguar la ciudad en la que vivía su amigo y, después, el sector.

La comunicación entre Raquel y su amigo continuó, ya más calmada. Todo parecía indicar que, en efecto, había dejado el juego. Le dijo que tenía mucho sueño y ya iba a acostarse. A las 12:40 p. m. de Colombia, Karina pudo enterarse de que los papás del niño ya estaban al tanto de la situación y hablando con su hijo. Todos se calmaron y pudieron dormir, tras cerca de dos horas en una carrera por lo que podía significar salvar una vida.

MEDELLÍN

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA