Medellín

Intercambios viales para tren ligero de la 80 comenzarán obras en 2019

Cuatro de las siete obras consolidarán diseños este año marcando la hoja de ruta del futuro tranvía.

Intercambios viales tranvía de la 80

El Corredor de la 80 se calcula en $2,25 billones y se extenderá en un trayecto de 13.3 kilómetros

Foto:

Cortesía Alcaldía de Medellín

18 de abril 2018 , 03:46 p.m.

Si bien Medellín no tendrá este cuatrienio un sistema tranviario en el corredor vial de la 80 por falta de recursos de la nación, sí dejará listas algunas de las obras viales por donde este podría pasar a futuro.

Se trata de siete corredores viales a lo largo de esta avenida que mejorarán la movilidad en la zona y serán el primer paso para la futura construcción del tranvía.

Los primeros cuatro se estructurarán este año y son los de la calles 30, 44 (San Juan), 50 (Colombia) y la carrera 70 (El Rodeo). Según la Alcaldía, la gestión de los cerca de 87 predios requeridos para la obra comenzará en junio, para luego, en julio, iniciar el convenio.

La inversión será de 184.968 millones de pesos, que hacen parte de los 600.000 millones de pesos que se tienen para el corredor vial. 300.000 se ejecutarán este año, los 300.000 millones restantes en 2019.

La noticia la entregó el alcalde de Medellín, Federico Gutiérrez, quien indicó que acorde al cronograma, estas obras comenzarán a principios del próximo año, después de las etapas de gestión ambiental y predial, y contratación.

Hoy tenemos el corredor en diseños fase II, que son muy cercanos a la realidad en términos financieros y de tiempo

“En esto llevamos poco más de 2 años cuando contratamos los estudios de la Financiera de Desarrollo Nacional (FDN) entregaron la viabilidad y estructura legal técnica y financiera. Hoy tenemos el corredor en diseños fase II, que son muy cercanos a la realidad en términos financieros y de tiempo”, explicó Gutiérrez.

El proyecto total, avaluado en más de 3 billones de pesos, se le realizó ingeniería de valor para optimizar lo que se tenía y llegar a lo esencial, logrando una reducción en costos de 900.000 millones de pesos, quedando en 2,25 billones de pesos.

De otro lado, Silvia Elena Gómez, subsecretaria de Infraestructura física de Medellín, explicó que la intervención consta de intersecciones a nivel e intercambios viales.

“Las intersecciones son adecuaciones que se hacen en las vías para hacer mejoramientos en la movilidad. Pueden ser mejoramientos sobre lo que hoy funciona como una glorieta y se hacen mejoramientos en la semaforización y adecuación de vías para mejorar los giros y orejas manzana para hacer más fluida la movilidad”, explicó la experta, quien añadió que estos están planteados para la calle 30 y la carrera 70 con la 80. Los intercambios viales, por su parte, son vías que estarán por encima de las otras y se aplicarán principalmente en el caso de las calles como Colombia (50) o San Juan (44), que se verán elevadas sobre la carrera 80.

Intercambios viales tranvía de la 80

El Corredor de la 80 se calcula en $2,25 billones y se extenderá en un trayecto de 13.3 kilómetros

Foto:

Cortesía Alcaldía de Medellín

Intercambios viales tranvía de la 80

El Corredor de la 80 se calcula en $2,25 billones y se extenderá en un trayecto de 13.3 kilómetros

Foto:

Cortesía Alcaldía de Medellín

Intercambios viales tranvía de la 80

El Corredor de la 80 se calcula en $2,25 billones y se extenderá en un trayecto de 13.3 kilómetros

Foto:

Cortesía Alcaldía de Medellín

Adicionalmente, se avanzará en estudios de viabilidad de tres intercambios más proyectados, que estarán en los sectores de La Mota, la 33 y el llamado Rincón Ecuatoriano. En estos estudios se invertirán aproximadamente 4.500 millones de pesos.

Aclaró Gómez, que la duración de las obras es variable que pueden ir entre 8 meses o más de un año, por lo que unas las alcanzarán a terminar y otras las dejarán en ejecución para la próxima alcaldía.

Como las intervenciones se harán principalmente en las vías que cruzan la carrera 80, se garantiza la operación de cualquier sistema de transporte que se elija para ese corredor, ya sea tren ligero, trolebús u otro .

Reacciones

Para el concejal Jaime Cuartas, por fin se dio claridad con este tema, que venía pidiendo hace más de un año.

“La ciudad gana con estas obras porque es un corredor vital para la movilidad, pues en este confluyen más de 650.000 vehículos diarios, y se les brinda una solución que no colapse la movilidad como sería ir construyendo el tranvía por partes”, expresó el corporado.

Para el concejal y urbanista Daniel Carvalho, la decisión llega tarde, aunque reconoció que se dio por la negativa del Gobierno a cofinanciar el proyecto, como lo dice la Ley de Metros.

“Puede parecer tardío, pero es un buen inicio para que quien sea el próximo alcalde de Medellín y el próximo Presidente de Colombia tendrán que respaldar este proyecto”, opinó Carvalho.

Por su parte, Humberto Iglesias, secretario de Movilidad de Medellín, reconoció que las obras, como todas las de este tipo, traerán afectaciones a la movilidad mientras se desarrollan, pero que el beneficio será superior.

“Son obras necesarias para el sector, que las están pidiendo a gritos y que cambiará la fluidez en movilidad a lo que hoy se está viendo. Desde ya debemos construir los planes de manejo de tránsito adecuados en rutas de buses y vehículos particulares”, contó Iglesias, quien añadió que se basarán en los estudios hechos por la FDN.

El Metro defiende el tren ligero

Sobre ese corredor estratégico para la ciudad, se han propuesto variedad de posibilidad como metro elevado, trolebuses con catenaria, monorriel, tranvía o tren ligero.

Para el gerente del Metro, Tomás Elejalde, esta última es la mejor opción tras haber realizado dos estudios con apoyo de consultores internacionales. Añadió el directivo, que en ambos estudios se llegó a la conclusión que la tecnología más conveniente en este corredor es un metro ligero.

“Se han desarrollado unas herramientas como la matriz multicriterio, que permite ponderar los diferentes factores que son importantes en la toma de decisiones para seleccionar una tecnología”, explicó Elejalde.

Los buses son hechos para 15 años mientras que los metros y tranvías se construyen para mínimo 30 años

La matriz multicriterio, continuó, tiene en cuenta el uso del suelo en lo que el metro ligero tiene una gran ventaja “por ser un sistema de muy alta capacidad en poco espacio”, diferente al que ocupa una troncal de buses con cuatro carriles.

En cuanto a capacidad, Elejalde comparó el biarticulado que implementará el Transmilenio, con capacidad para 270 pasajeros, con un tranvía, que en su menor tamaño caben 300 pasajeros “y se puede ampliar hasta 600”.

De igual forma, explicó que el costo de vida útil es otro beneficio del tren ligero. “Los buses son hechos para 15 años mientras que los metros y tranvías se construyen para mínimo 30 años. Aparentemente parecería más costoso un tren ligero, pero analizando el costo del ciclo de vida resulta siendo más económico”, puntualizó Elejalde.

La transformación urbana es otro de los beneficios que resaltó el gerente del Metro. "Si comparamos el impacto de renovación urbana del tranvía de Ayacucho, que lleva poco menos de 2 años de operación, con el de la troncal de la avenida 30, que lleva 12 años de construida, el primero ha traído más inversión en altura y nuevas construcciones"

David Alejandro Mercado Pérez
Redactor de EL TIEMPO
davmer@eltiempo.com - En twitter @AlejoMercado10

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA