Medellín

Gobernador de Antioquia ratifica petición de liquidar Savia Salud

Los demás socios, Comfama y la alcaldía de Medellín, se mantienen en su postura de no liquidar.

Savia Salud

La EPS mixta Savia Salud tiene 1,7 millones de afiliados en el departamento, principalmente del régimen subsidiado.

Foto:

Guillermo Ossa / EL TIEMPO

02 de mayo 2018 , 07:07 p.m.

El gobernador de Antioquia ratificó su petición de liquidar a Savia Salud en una carta enviada este miércoles al Ministerio de Salud. El mandatario seccional expresó que no es posible seguir sosteniendo las monumentales deudas de la EPS, que ya ascienden a los 973.000 millones de pesos. 

"Por eso, tomé la decisión (de pedir la liquidación) como socio minoritario, llamando a que se tomen unas acciones y hay varias opciones. Veo unanimidad de los socios mayoritarios de que por ahora no se liquide", expresó el mandatario seccional, quien dejó la decisión en manos de los demás socios.

En la carta enviada al Ministerio, pidió que se estudie la posibilidad de liquidar o disolver la EPS y a indicarle a la Gobernación de Antioquia a cuál nueva entidad debe afiliar a los usuarios del régimen subsidiado cuando Savia colapse.

Vale recordar que la petición la hizo el gobernador tras la negativa de la Asamblea Departamental de entregarle facultades para enajenar las acciones del Departamento en la EPS, que corresponden al 36,65 por ciento. El mandatario seccional aclaró que dicha enajenación se necesita para darles acciones a posibles nuevos inversionistas en el proceso de reorganización que vive la EPS desde el 15 de marzo pasado.

Sin embargo, la Asamblea argumentó que la enajenación solo podría darse cuando se hayan hecho avances significativos en la reorganización, que incluye, entre otras cosas, encontrar una banca de inversión y un gerente especial que lidere el proceso.

Justamente, en este punto se basó el alcalde de Medellín, Federico Gutiérrez, para negarse a aceptar la disolución de la EPS mixta. El mandatario local expresó que la enajenación de acciones no es la única salida, pues existen otros escenarios, como que los acreedores (clínicas y hospitales públicas y privadas que atienden pacientes de Savia) participen capitalizando las deudas y se hagan socios de la EPS.

Las posiciones, tanto de la gobernación como la alcaldía, fueron que Savia no puede ser liquidada

Otra de las ideas es encontrar un socio capitalista, que tenga cultura empresarial del servicio, que logre pagarles en tiempos razonables a las clínicas y hospitales por los servicios prestados y que garantice una buena atención para los 1,7 millones de afiliados que tiene hoy la EPS, la mayoría del régimen subsidiado.

“Las posiciones, tanto de la gobernación como la alcaldía, fueron que Savia no puede ser liquidada, cada mensaje en otro sentido pone en riesgo a 1’700.000 usuarios, les envío un mensaje a los directores de las IPS públicas y privadas: la ruta trazada es la correcta, la gerencia de reorganización y la banca de inversión”, dijo el mandatario local.

El ministro de Salud, Alejandro Gaviria, dio el pasado 15 de marzo un plazo de 15 o 20 semanas para lograr dicha reorganización. Sobre los avances no ha dado información ninguno de los socios: gobernación (36,65 por ciento de acciones), alcaldía de Medellín (36,65 por ciento) y Comfama (26,7 por ciento).

Savia Salud

La EPS alberga principalmente a afiliados del régimen subsidiado.

Foto:

Guillermo Ossa / EL TIEMPO

Esta última también sentó posición en contra de Pérez y expresó que el camino correcto nunca será liquidar y que una propuesta semejante debe ser analizada en la Asamblea de socios de la EPS.

Entre tanto, muchos consideran que la propuesta de Pérez es una respuesta en caliente por la negativa de la Asamblea Departamental respecto a la enajenación.
Sin embargo, el gobernador se mantiene en que el riesgo para los usuarios es estar en una EPS con pérdidas y deudas económicas, en tanto que esto llevaría a que las clínicas y los hospitales les cierren la puerta a los afiliados. Situación que ya ha pasado en ocasiones anteriores. También aseguró que

No nos queda una alternativa distinta a pedir la disolución de Savia Salud

Por su lado, Gutiérrez les hizo un llamado a las IPS para que no dejen de atender a los pacientes de Savia y para que discutan una disminución en las tarifas, tal como lo hizo la red pública de Medellín (Hospital Infantil Concejo de Medellín, Hospital General de Medellín y Metrosalud), que bajó las tarifas a Savia Salud en un 25 por ciento.

Gutiérrez añadió que llevará un proyecto ante el Concejo de Medellín para actuar sobre Savia solo cuando se sepa cuál camino seguir en la reorganización y si es necesario acudir a la enajenación o a otros mecanismos que necesiten autorización.

En cuidados intensivos

En lo que sí coincidieron ambos mandatarios fue en que la EPS presenta problemas desde su creación, los cuales debieron haberse solucionado hace mucho tiempo. Por ejemplo, dijo Gutiérrez, no existe una caracterización de los usuarios ni tarifas establecidas para la prestación de los servicios por parte de las IPS. Además, las pérdidas han sido monumentales y obligan a que hoy se necesite una inversión de casi un billón de pesos.

Vale recordar que Savia Salud, que lleva menos de cinco años de creación, acumula pérdidas de 973.000 millones de pesos, casi 12 veces su patrimonio inicial, que era de 81.000 millones de pesos. Cada mes, la EPS reporta pérdidas nuevas de 13.000 millones de pesos, en promedio, por lo cual las soluciones que se necesitan son urgentes.

De acuerdo con Luis Alberto Martínez, director de la Asociación de Empresas Sociales del Estado de Antioquia (Aesa), liquidar es en este momento la peor decisión, aunque expresó que hay cierta tranquilidad porque esa es la posición solo del gobernador, pero no de los dos socios restantes. El director también criticó que no se hayan sacado adelante los proyectos que se han ideado para salvar a la EPS, como el plan de salvamento que buscaba que el Gobierno Nacional desembolsara 100.000 millones de pesos en bonos opcionales convertibles en acciones (bocas) o la inyección de recursos de los socios para ayudar a pagar las deudas.

Estas ascienden a 350.000 millones de pesos con los hospitales públicos del departamento y sube casi a 800.000 millones si se le suman las IPS privadas. En este sentido, la liquidación también sería inconveniente para las clínicas y hospitales, en tanto que han sufrido el proceso con otras EPS y las deudas quedan sin pagar.

Por ello, Martínez indicó que existen varios mecanismos jurídicos que permiten sacar adelante acciones que salven a la EPS mixta, al menos por el momento, pero reiteró que la situación va más allá y tiene que ver con los problemas que presenta el sistema de salud actual que vive el país.

HEIDI TAMAYO ORTIZ
Redactora de EL TIEMPO
@HeidiTamayo
Medellín

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA