Medellín

Familia de niña que fue abusada denuncia que no pudo ir a su entierro

Los allegados de la menor aseguran que la razón fue porque pidieron justicia por el hecho.  

marcha por maltrato infantil

Familiares de la niña de 4 años marcharon este lunes para exigir justicia por su homicidio.

Foto:

Cortesía Natalia Ramírez Gómez

02 de octubre 2017 , 04:11 p.m.

La familia materna de la niña de 4 años que falleció en Girardota (Antioquia), tras ser duramente golpeada y violada, al parecer por su propio padrastro, Yefferson Cardona Villa, no pudo entrar al entierro de la menor por el solo hecho de pedir justicia. 

Así lo denunció la prima de la pequeña, Natalia Ramírez Gómez, quien se quedó por fuera con otros 30 allegados que no creen en la versión de su madre, quien afirma  que la niña  se cayó de la cama y que su esposo es inocente.

De hecho, la mamá  –una mujer de 22 años de edad–, el pasado 26 de septiembre, llegó al hospital San Rafael, de Girardota, asegurando que su hija sufrió un golpe accidental, pero los médicos que la atendieron le encontraron maltrato físico y signos de abuso sexual.

Ramírez Gómez contó que se perdieron el último adiós de la pequeña por el hecho de pedir cárcel para el presunto responsable. Paradójicamente, la familia del padrastro, capturado por el crimen, recibió el cuerpo de la niña por autorización de su madre, quien también es investigada por complicidad.

“Nos parece muy injusto que a nosotros no nos quisieron tener en cuenta para el entierro, no sabemos en qué cementerio ni a qué horas fue. El argumento es que iba a ser un sepelio privado para la familia del papá, no sabemos si a ese señor lo sacaron de la cárcel para ir”, cuestionó.

Nos parece muy injusto que a nosotros no nos quisieron tener en cuenta para el entierro, no sabemos en qué cementerio ni a qué horas fue

Natalia Ramírez aseguró que ojalá al padrastro, a quien la Fiscalía investiga por el crimen, le den la máxima pena: “Porque lo que le hizo a Luciana no se le hace a ningún niño. Siempre estuvimos engañados, toda la vida creíamos que era el papá, pero después la prueba de ADN reveló que era el padrastro”, contó.

Además, agregó que la madre no solo les dijo mentiras a los médicos, sino también a sus allegados, pues les aseguró que la niña se cayó, pero después en los medios, la familia vio que se trató de un abuso sexual y físico; el dictamen de Medicina Legal lo confirmó.

La familiar también contó que nunca notaron ninguna anomalía, maltrato físico ni castigos contra la menor. “De ser así, hubiéramos tomado medidas, la madre nos no nos dio explicaciones, está a favor de él (padrastro). Por eso pedimos que ojalá ella también pague por permitir que hayan abusado y asesinado a su propia hija y por tratar de encubrir el crimen”, advirtió.

Los allegados  marcharon a las 11:00 a.m. de este lunes por las calles de Medellín, cerca del cementerio San Pedro, para despedir de forma simbólica a la pequeña y para reclamar justicia.

Esta será la primera marcha de la familia y la segunda por ese hecho, ya que el día en que la pequeña falleció, la comunidad de Girardota salió a las calles a rechazar el crimen y exigir derechos para los niños. 

La mujer recuerda a su prima como una niña amorosa, sonriente y feliz, que iba a jugar con sus primitos contemporáneos. “Eso es muy triste, todavía no creemos que haya pasado”, concluyó.

MEDELLÍN

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA