Medellín

¿Qué es lo que pasa en Hidroituango? Este es el abecé de la emergencia

La situación empezó el pasado 28 de abril. Sigue alerta por movimientos en montaña del proyecto.

Taponamiento Río Cauca en Hidroituango

La situación en la zona ya va para 12 días. Siguen las labores.

Foto:

Cortesía EPM

31 de mayo 2018 , 06:21 p.m.

La crisis que vive Hidroituango desde el pasado 28 de abril, cuando ocurrió el derrumbe en el túnel de desviación, aún no tiene fecha concreta de solución. La incertidumbre ronda a los trabajadores de la obra y a las comunidades ubicadas aguas abajo, pues la variabilidad del proyecto es la constante y tiene en alerta roja a Valdivia, Cáceres y Tarazá, por la detección, desde el pasado 26 de mayo, de movimientos en la montaña del proyecto, lo que podría causar derrumbes.

Este es un día a día de lo que ha sucedido en la que es una de las megaobras más importantes de Antioquia y el país.

29 de abril: primera obstrucción se superó con rapidez

Al menos 50 familias de Valdivia (norte de Antioquia) evacuaron sus viviendas la madrugada del domingo 29 de abril por temor cuando vieron que el caudal del río Cauca estaba muy disminuido.

Más tarde, ese día, volvieron a sus casas y se conoció que la disminución del nivel del agua fue causada por un represamiento de la misma, debido a la obstrucción del túnel de desviación de Hidroituango. 

Ese mismo domingo, en la noche, personal técnico de EPM logró superar la obstrucción del túnel, que había generado bajos niveles de agua río abajo y altos niveles, río arriba.

30 de abril: un nuevo derrumbe

El lunes 30 de abril, horas después de haber superado la primera obstrucción, se presentó un nuevo derrumbe en el túnel. Esto obligó a mantener cerrado el desplazamiento por el puente Pescadero y se activó un plan de movilidad para los habitantes afectados.

El primero de mayo, EPM informó que una falla geológica fue la causa del derrumbe que ocurrió en el túnel de desviación. Comunidades cercanas, especialmente algunas familias ubicadas en Valdivia, expresaron su temor ante una posible avalancha.

2 de mayo: descartaron riesgo para comunidades

El 2 de mayo, EPM se reunió con alcaldes de municipios cercanos para discutir la situación. Se descartó el riesgo para las comunidades aledañas al río Cauca, aunque anunciaron una serie de medidas para que se mantengan en alerta por la situación. 

Los municipios de Briceño, Ituango, Valdivia y su corregimiento de Puerto Valdivia, Tarazá, Cáceres y Caucasia son los lugares que pueden verse afectados frente a cualquier creciente súbita del río.

7 de mayo: se presentó un nuevo derrumbe

El 7 de mayo, EPM informó que se produjo un nuevo derrumbe, lo que ocasionó un taponamiento total en el túnel de desviación del río Cauca, lo cual volvió a ocasionar represamiento y disminución del caudal aguas abajo.

Comunidades aledañas informaron sobre las afectaciones que están sufriendo por la situación. Represamiento aguas arriba y sequía aguas abajo, son los dos panoramas que padecen las comunidades de la zona de influencia de la hidroeléctrica tras el taponamiento del túnel de descarga debido a una falla geológica en la zona.

Afectados por represamiento en Hidroituango

Estela Posada habla de la situación de las comunidades afectadas río arriba del proyecto

9 de mayo: destaparon uno de los túneles originales del proyecto

Luego de días de labores por parte de personal de EPM, el miércoles 9 de mayo, uno de los dos túneles originales construidos en el proyecto Hidroituango, que estaban sellados, fue destaponado con el objetivo de permitir el paso de agua hacia el río Cauca y reducir el represamiento.

La empresa indicó que el proyecto no entrará en ejecución en la fecha estimada (30 de noviembre de 2018) y que evaluaba el tiempo estimado de su futura entrada en operación.

El fuerte invierno que sacude a Antioquia y el taponamiento total del túnel de desviación obligó a que desde el mediodía de ese jueves se empezara a verter el agua por la casa de máquinas de la futura central hidroeléctrica.

EPM agregó que tomó esta decisión debido a que los dos túneles que intentaron destaponar, uno ha sido complejo pues solo habían podido volar 7 de los 22 metros de concreto que componen el tapón, mientras que el otro túnel estaba inundado.

12 de mayo: creciente súbita dejó 600 damnificados

La obstrucción ha puesto en jaque esta megaobra. Lo que comenzó como una disminución considerable en el caudal del río Cauca, debido al represamiento de agua dentro del proyecto, terminó en una creciente de cinco metros que desde el 12 de mayo afectó a 600 personas de las localidades aledañas al afluente.

Sobre las 3 de la tarde del sábado se destaponó el túnel 2 de la obra, por donde empezó a fluir agua durante tres horas.

Puerto Valdivia

Soldados del Ejército Nacional trabajan levantando los escombros que dejó la creciente del río.

Foto:

Guillermo Ossa / EL TIEMPO

Voceros señalaron que es una creciente muy alta con respecto a lo que se había manejado en la historia del río, de más o menos 4.500 metros cúbicos por segundo, lo que generó afectaciones, especialmente en el recorrido entre Caucasia y Puerto Valdivia, municipios que hacen parte de los 12 sobre los que la obra tiene influencia.

15 de mayo: declararon la calamidad pública

Tras una reunión con diferentes autoridades, la Gobernación de Antioquia decretó la calamidad pública por 30 días. En ese tiempo, los municipios afectados se comprometieron con presentar un plan de contingencia. 

16 de mayo: nueva alerta por crisis en la obra

Un poco antes del mediodía del miércoles 16 de mayo hubo una obstrucción temporal y de forma natural en el caudal que se estaba evacuando a través de la casa de máquinas, situación que duró cerca de dos horas y media y llevó a que el agua saliera por galerías de acceso a la casa de máquinas.

El director de la Unidad para la Gestión del Riesgo de Desastres (UNGRD), Carlos Iván Márquez, señaló que debido a una alerta emitida de un nuevo crecimiento del caudal del río Cauca, se tomó la decisión de evacuar las zonas aledañas del punto de influencia del proyecto Hidroituango.

La alerta involucra a las comunidades que habitan la zona de influencia del río Cauca, tales como Valdivia, Puerto Valdivia, Cáceres, Taraza, Nechí, Caucasia; así como las zonas bajas de San Benito Abad, Caimito y Guaranda, ubicados en el departamento de Sucre.

La medida, explicó la UNGRD, se tomó con el fin de salvaguardar y preservar la vida e integridad de las personas que habitan estos municipios. Márquez explicó que se conoció un nuevo incremento de la corriente por cuenta de la evacuación de agua del cuarto de máquinas que la semana pasada se decidió llenar para mitigar la emergencia.

19 de mayo: agua no siguió saliendo por galería vehicular

El agua que se venía filtrando por la galería 284, conectada a la casa de máquinas, prácticamente desapareció, lo que fue calificado como positivo para los avances en la obra, cuya meta era llegar a la cota 410 de la presa, para lograr que el nivel del embalse no superara la presa. Las personas siguieron en los albergues. 

21 de mayo: hubo filtración de agua por túnel de desviación

En la mañana se dio un flujo leve de agua a través del túnel de desviación derecho, lo que hubiese podido ocasionar una creciente súbita aguas abajo. Por ello, de manera preventiva se mantuvo la orden de evacuación inminente, emitida por el PMU en el corregimiento de Puerto Valdivia, Puerto Antioquia y los municipios de Cáceres y Tarazá.

Asimismo, los municipios de Nechí y Caucasia pasaron a alerta naranja, porque tienen más tiempo de reacción en caso de que se materialice el peor de los escenarios de riesgos, mientras que los municipios ubicados aguas abajo, a partir de San Jacinto del Cauca, pasaron a alerta amarilla. 

En ese momento, fueron evacuadas 3.301 personas de Puerto Valdivia, 5.728 de Tarazá y 14.889 de Cáceres. El total de personas evacuadas en albergues era de 23.918, de ellas 3.643 estaban en albergues temporales, 19.393 en autoalbergues y 882 en albergues espontáneos.

23 de mayo: trabajadores lograron la cota 410 de lleno prioritario de la presa

Luego de incansables jornadas de trabajo, el equipo técnico y de obreros logró la cota 410 del lleno prioritario de la presa, la cual se había puesto como meta en medio de la emergencia de las últimas semanas. Con este logro, se disminuyó un poco el riesgo de una avalancha, pues el agua del embalse no superaría la presa, ya que se planteó la idea de evacuar el agua controladamente por el vertedero.Ese día se puso una nueva meta: lograr la cota 415, en la que se concentran desde entonces las labores. 

24 de mayo: la alerta roja se levantó en varios municipios

Pese a que se logró la cota 410 en la presa, la alerta en las comunidades en la zona de influencia del río se mantuvo, si bien, hubo un cambio en el estado, pues se pasó de riesgo de avalancha a riesgo de creciente súbita del río.

Entonces, la alerta roja con orden de evacuación preventiva y permanente por la emergencia se mantuvo en Puerto Valdivia, Puerto Antioquia y las viviendas que se encuentran hasta 200 metros de la orilla del río Cauca en Cáceres.

Puerto Valdivia

Por la zona, un helicóptero se ha movilizado para alertar desde el aire a las personas que evacuen el área.

Foto:

Jaiver Nieto / EL TIEMPO

En la alerta naranja quedaron los municipios de Cáceres y Tarazá, donde solo podían retornar a sus casas las personas evacuadas cuya vivienda esté después de 200 metros de la orilla del río Cauca.

Desde el municipio de Caucasia, pasando por Nechí, San Jacinto del Cauca, Guaranda, Achí, Ayapel, San Marcos, San Benito Abad, Majagual, Magangué, Caimito y Sucre, que son poblaciones de Antioquia, Bolívar, Sucre y Córdoba, se decretó alerta amarilla.

26 de mayo: derrumbe en parte alta de la montaña afectó túnel vial

El túnel vial por el que en las últimas semanas han pasado las caravanas de vehículos desde y hacia el municipio de Ituango fue cerrado como precaución ante el derrumbe que se presentó el 26 de mayo en la tarde.

Para los habitantes de Ituango se habilitaron lanchas y botes que los movilizaban al municipio por el embalse. El derrumbe no tuvo proporciones exageradas por lo cual no causó estragos de gran magnitud. Trabajadores de esa zona del proyecto fueron evacuados por precaución. 

27 de mayo: elecciones en Valdivia tuvieron baja participación

En Valdivia se ubicaron 30 mesas, 18 de la cabecera municipal y 12 que fueron trasladadas desde el corregimiento de Puerto Valdivia para las elecciones presidenciales. La población tuvo una baja participación, solo del 24,15 por ciento del total de potenciales votantes. 

Elecciones en Valdivia

En el lugar se ubicaron de manera independiente los dos puestos de votación, que tuvieron que ser instalados en vía pública en vista de que el coliseo y los colegios hacen las veces de albergues.

Foto:

Guillermo Ossa / EL TIEMPO

Habitantes de Ituango fueron transportados en lanchas y botes para poder ejercer su derecho al voto, en vista de que el túnel vial de Hidroituango estaba cerrado. 

28 de mayo: radares detectaron movimientos en la montaña

Luego de que equipos de monitoreo detectaran movimientos en la montaña del proyecto, los 1.500 trabajadores de la presa y el vertedero fueron evacuados por precaución. 

29 de mayo: se elevó de nuevo la alerta en comunidades ribereñas

Debido a que los radares detectaron movimientos, el Puesto de Mando Unificado (PMU) elevó de nuevo la alerta roja en Cáceres y Tarazá, que se sumaron a la de Puerto Valdivia. Así, las familias recibieron la orden de evacuación por riesgo de creciente súbita del río. Los municipios de Caucasia y Nechí quedaron en alerta naranja.

30 de mayo: trabajadores volvieron a las obras

Tras confirmar que no había riesgo para los trabajadores, se reanudaron las labores en la presa y el vertedero. La empresa siguió concentrada en lograr la cota 415 del lleno prioritario de la presa, que avanzaba entonces en un 61 por ciento.

Se mantuvo la evacuación permanente, de carácter preventivo, de las poblaciones que se encuentran en alerta roja: el corregimiento de Puerto Valdivia (municipio de Valdivia), los municipios de Cáceres y Tarazá y su corregimiento de Puerto Antioquia. Los municipios de Caucasia y Nechí están en alerta naranja.

Asimismo, se autorizó la circulación controlada del tránsito de carga pesada desde y hacia el casco urbano del municipio de Ituango, con el propósito de mantener el abastecimiento suficiente a los habitantes de esta localidad del área de influencia del proyecto hidroeléctrico Ituango. 

MEDELLÍN

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA