Medellín

Escuela de Artes y Oficios fortalece a los artesanos de Medellín

Con una inversión de unos $400 millones, la Alcaldía promueve el futuro de las ocupaciones manuales.

Casa Zea

La Casa Zea, declarada Bien de Interés Cultural del ámbito Nacional, fue restaurada por el Mincultura en el 2014. Allí vivió el prócer Francisco Antonio Zea.

Foto:

Jaiver Nieto / EL TIEMPO

12 de diciembre 2017 , 07:54 a.m.

En la casa Zea, ubicada en el centro, opera la nueva Escuela de Artes y Oficios de Medellín, donde 155 artesanos fortalecen sus saberes para reivindicar la tradición y los valores artesanales de la ciudad.

La fase 1 del proyecto Escuela comenzó su operación a finales de agosto de este año, por iniciativa de las secretarías de Desarrollo y de Cultura, con el acompañamiento de Artesanías de Colombia.

De los artesanos que participan actualmente, 80 son unidades productivas artesanales del Pueblito Paisa y de otros programas de la Secretaría de Desarrollo Económico, y 75 más son beneficiarios de la Secretaría de Cultura, entre los que hay artesanos de San Alejo.

“La labor que hacemos en este arranque de la Escuela no es de formación sino de fortalecimiento del artesano. Se trabaja con aquellos que ya tienen alguna experiencia porque la idea es orientar en principio el trabajo de personas con potencial para ser maestros en su oficio, posibilitando que la tradición pueda extenderse a las nuevas generaciones”, destacó la gestora del proyecto, Ana María Ramírez.

De acuerdo con lo señalado por ella, en la ciudad de Medellín el porcentaje de artistas manuales que están clasificados dentro de los oficios de bisutería, marroquinería y joyería es muy alto. Está faltando mayor exploración en otros oficios artesanales como la metalistería o la orfebrería, y es lo que impulsará en parte la Escuela.

Son cuatro módulos a partir de los cuales se desarrolla el proceso de formación. En el primero, denominado Producto y Diseño, se brindan herramientas para la creación, mejoramiento o diversificación de un producto.

Otro de ellos, Precio y Costos, establece pautas para la valoración y definición de precios, de acuerdo con los mercados y los productos que ofrezcan. El módulo de Promoción y Marca muestra estrategias de mercadeo y definición de imagen e identidad de marca.

La labor que hacemos en este arranque de la Escuela no es de formación sino de fortalecimiento del artesano

El curso Plaza y Mercadeo sirve para analizar la competencia a la que se enfrentan de cara a sus propios productos, a la vez que se aprende a identificar el consumidor, explica la directora del programa, Mónica María Díaz.

El programa realiza un trabajo de identificación de experiencias y niveles de técnica, para distinguir a aquellos artesanos que tienen un conocimiento más a fondo de la técnica con respecto de los que están en un proceso de exploración del producto a partir de la innovación.

Orientados a la meta de reivindicar los valores artesanales de la ciudad de Medellín, la Escuela ha incorporado metodologías orientadas a la creatividad mediante ejercicios de sensibilización sobre lo que es la ciudad, con el fin de que conozcan el bagaje cultural que existe.

Busca que haya un proceso de pensamiento en torno a la creación y que el grupo de artesanos participantes empiece a diseñar a partir de elementos del entorno.
Por ejemplo, que al elaborar un tejido ellos puedan sentir que existe una fuente de inspiración muy propia, que sale de la observación y de los referentes de la ciudad.
Hace poco hicieron un taller donde se les puso a observar la formación y construcción del Palacio de la Cultura.
Ellos miraron los ladrillos y apreciaron el color, las formas y las texturas y a partir de allí tuvieron su proceso de creación.

Escuela que promueve también la identidad

Con dicha metodología, la meta es hallar un elemento que identifique a Medellín, una forma común, un distintivo que sea exclusivo de los artesanos de la ciudad, para crear un producto que sea autóctono y representativo así como lo es por ejemplo la cerámica en el Carmen de Viboral.

También elegirán otros sitios turísticos y escogerán algún oficio en el que dejarán trabajando a los artesanos, de manera que las personas que estén visitando esos lugares se puedan involucrar apreciando esta demostración para generar posicionamiento turístico de los oficios artesanales.

Alexandra Madrid, líder en el colectivo de artesanos de la ciudad, dice que “una Escuela de Artes y Oficios es clave para entender de dónde venimos como artesanos y a dónde vamos. Este proyecto nos traerá sentido de pertenencia, para que el sector se sienta productivo”.

Esta artista del tejido y los telares añade que espera que la Administración Municipal pueda realmente fortalecer este oficio, porque “Medellín ha sido una sociedad manualista y hay que mantener este sueño que tiene dos siglos”.

NATALY BARRIENTOS GRISALES
Para EL TIEMPO
Medellín

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA