Medellín

Controlar la casa desde el celular, posibilidad cada vez más cercana

Además de tecnológica, una casa inteligente es autosostenible y amigable con el medioambiente.

Casa inteligente

Microhuertas urbanas, aprovechamiento de aguas lluvias y de residuos orgánicos, así como paneles solares son algunas de las características de la casa.

Foto:

Esneyder Gutiérrez

11 de diciembre 2017 , 07:09 a.m.

Una vivienda modelo de 80 metros cuadrados, que además quedará funcionando como sede de varios grupos de investigación involucrados en su creación, fue presentada el pasado miércoles en la Universidad Pontificia Bolivariana (UPB).

La casa inteligente ‘Hábitat’ fue construida desde febrero pasado, sobre un prototipo anterior, por 35 investigadores de siete grupos de la UPB y uno internacional, de programas como ingenierías eléctrica, electrónica, de sistemas, telecomunicaciones, agroindustrial, química, así como diseño y arquitectura.

En el exterior está el parqueadero, que cuenta con una base de carga para un vehículo eléctrico y cuatro puntos de carga para bicicletas eléctricas, estas últimas están conectadas por ciclorrutas que se integran a las que hay en los alrededores de la universidad.

Si los hogares se adaptaran al modelo, se supone que los integrantes de la familia deberán elegir medios de transporte de este tipo, para contribuir a la movilidad sostenible de las ciudades.

Asimismo, la vivienda fue construida con módulos de concreto prefabricados que se arman en dos o tres días, lo cual es según Idi Amín Isaac, investigador del proyecto, una posible solución para casas de interés social y prioritario.

Los techos contienen 12 paneles solares de 200 vatios cada uno, cuya energía se distribuye hacia baterías de almacenamiento para el funcionamiento de la nevera, un secador de ropa y otros electrodomésticos.

Esto quiere decir que la construcción tiene la opción de usar o no la red de energía de EPM u otras compañías del sector energético. “Es una solución para zonas remotas del país”, indicó Isaac.

Casa inteligente

Los electrodomésticos funcionarán con energía solar. El usuario tiene la posibilidad de estar conectado o no a la red eléctrica de las empresas.

Foto:

Esneyder Gutiérrez

Además, en la parte externa hay un biodigestor con capacidad para seis kilos, en el cual se procesan los residuos orgánicos para convertirlos en gas y producir calor.
Las aguas lluvias son aprovechadas por medio de tuberías que las distribuyen a dos tanques, uno subterráneo de 250 litros y otro en el techo, de 500. Con el líquido también se riegan los distintos cultivos de microagricultura urbana que hay en la terraza y en otras zonas de la casa.

Controlada desde el celular

La domótica es otra de las características de la zona habitacional, es decir, las personas pueden hacer control inteligente de los elementos de la casa.

Un panel digital instalado en una pared sirve para encender y apagar las luces, los calentadores, poner música, monitorear cámaras de seguridad y activar alarmas, medir y adecuar la temperatura y los niveles de ruido, cerrar y abrir las cortinas.

Esta función también se puede ejecutar desde los dispositivos móviles de forma remota. El mobiliario también está construido con materiales reciclables como plástico, caucho y madera, y la vivienda es 100 por ciento sismorresistente.

Casa inteligente

Además del panel digital de la pared, las funciones de la vivienda también se pueden controlar desde dispositivos móviles.

Foto:

Esneyder Gutiérrez

La estructura básica de la casa podría tener un costo de 1’800.000 pesos el metro cuadrado, sin embargo, en construcciones masivas los costos se acercarían a los de los proyectos de interés prioritario, lo que disminuiría en unos 900.000 pesos por metro cuadrado. El sistema fotovoltaico (paneles solares) cuesta unos 18 millones de pesos y la red de domótica, entre 5 y 8 millones de pesos.

La vivienda inteligente está afincada en tres pilares: adaptación al cambio; sostenibilidad económica, ambiental y social y eficiencia energética y de manejo de residuos, dijo Isaac.

Casa inteligente

La idea de una casa inteligente es que también sea autosostenible y amigable con el medioambiente. 

Foto:

Esneyder Gutiérrez

Dentro de una ‘smart city’

Y es que no es ciencia ficción. Cada vez se dan más pasos en la consolidación de ciudades inteligentes y sostenibles, con espacios dotados de alta tecnología y amigables con el medioambiente, como esta vivienda.

Hace dos semanas, el Pabellón Verde de Plaza Mayor se convirtió en un espacio de 100 metros cuadrados donde investigadores de la UPB mostraron también el prototipo de lo que será una urbe del futuro con tecnología del presente.

En algunas ciudades del país ya hay intentos de estos elementos, si bien, aún no se ha consolidado su integración. De acuerdo con Gabriel Jaime López, docente investigador de la Facultad de Ingeniería Eléctrica de la UPB, una ‘smart city’ está compuesta por vías y ciclorrutas en las que se movilizan vehículos y bicicletas eléctricos. Para estos debe haber estaciones de carga. En la capital antioqueña, EPM ya ha instalado 20.

Casa inteligente

Semáforos inteligentes, iluminación pública telegestionada, estaciones de carga para vehículos eléctricos son algunos de los componentes de una ciudad inteligente.

Foto:

Esneyder Gutiérrez

Los semáforos inteligentes, que se adaptan a las necesidades de movilidad dependiendo de la afluencia vehicular y le dan prioridad al peatón, también son uno de los elementos de estas ciudades, así como iluminación led (lámparas públicas) telegestionada en las calles, que también ya se encuentran en Medellín.

El uso de paneles solares para el funcionamiento de diversos lugares es otra de las condiciones, sumada a un sistema masivo de transporte que no emita partículas contaminantes.

Por otro lado, hay torres de emergencia pública conectadas a las estaciones de policía cercanas. Cuando un ciudadano tenga una urgencia, podrá oprimir un botón y por medio de cámaras de video se conectará con las autoridades para que atiendan la situación.

Las ciudades inteligentes son capaces de adaptarse sin dificultad a los cambios climáticos, de hacer gestión eficiente de energía, agua y residuos sólidos

“Estas características son muy importantes porque las ciudades inteligentes son aquellas capaces de adaptarse sin dificultad a los cambios climáticos, de hacer gestión eficiente de energía, agua y residuos sólidos, pero también deben interactuar efectivamente con las personas y estas deben entender cómo funciona la tecnología”, explicó López, sobre las razones por las cuales se presentó el prototipo en Medellín.

Asimismo, indicó que una ciudad inteligente es escalable y se logra por etapas. Medellín es pionera en Colombia y ya tiene varios elementos.

HEIDI TAMAYO ORTIZ
Redactora de EL TIEMPO
@HeidiTamayo
Medellín

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA