Medellín

Las otras edificaciones hechas por CDO, constructora del Space

Entre las obras están los edificios Asensi y Continental Towers, con riesgo de colapso, en Medellín.

Complejo Asensi

El edificio Asensi está evacuado por riesgo de colapso.

Foto:

Guillermo Ossa / EL TIEMPO

08 de octubre 2017 , 10:12 a.m.

Las ruinas del Space no son las únicas evidencias de fallas constructivas en El Poblado. Unos metros más adelante, los edificios Asensi y Continental Towers están vacíos por riesgo de colapso. Ambos son creaciones del grupo constructor CDO, el mismo del Space. Después de la tragedia se determinó que había peligro en esos dos y en Colores de Calasania, en el barrio Calasanz, el único que volvió a ser habitado, tras tener un proceso de reforzamiento.

De acuerdo con Hernán Giraldo, administrador de Colores de Calasania, su estructura fue reforzada tras la evacuación, en abril del 2014. Durante el proceso, aseguró, CDO cumplió con los subsidios para que los residentes pudieran alquilar otras viviendas. Los apartamentos, que son en total 377, fueron devueltos entre mayo de 2016 y junio de 2017.

Allí, aún se ven las marcas de cemento, como parches en las paredes que quedaron tras el refuerzo de las columnas, luego del cual muchos residentes volvieron a vivir en el lugar sin temor por los riesgos.

Sin embargo, aún siguen esperando que se haga un proceso de hidrolavado y pintura de la fachada, no solo para cubrir los parches que quedaron de las obras sino también para impermeabilizar los muros y evitar que se filtren humedades. Asimismo, dijo el administrador, se deben hacer reparaciones en la piscina, que también tiene fugas de agua.

Colores de Calasania

Las columnas fueron reforzadas y todos los apartamentos, devueltos a sus propietarios.

Foto:

Guillermo Ossa / EL TIEMPO

“La constructora cumplió con los subsidios de arrendamiento, los valores de los trasteos y aunque hubo algunos daños que no repararon dentro de unos 50 apartamentos durante el refuerzo del edificio, también es cierto que cumplieron con lo más importante y hoy podemos vivir de nuevo aquí”, aseguró Giraldo, quien añadió que la empresa tiene la voluntad de terminar lo que falta pero pide tiempo por aspectos económicos.

El administrador indicó que la gran preocupación que tienen radica en que ninguna compañía ha querido asegurar las zonas comunes de la copropiedad, lo que los tiene incluso sin seguro contra terremotos e incendios. Por ello, están empezando procesos legales que les permitan obtener una póliza.

Fallos de Asensi y Continental Towers, en el papel

El panorama no es tan alentador para las otras dos edificaciones. En el caso de Continetal Towers, muchos propietarios siguen esperando que se defina la liquidación total de los bienes de CDO para saber qué va a pasar con su futuro que es incierto, pese a que un fallo de la Superintendencia de Industria y Comercio, en enero de 2016, le ordenó a la firma constructora Alsacia CDO devolver 13.380 millones de pesos a 65 propietarios de la urbanización, equivalentes a la totalidad del valor pagado por apartamentos, parqueaderos, cuartos útiles.

Sin embargo, en julio de este año, la delegatura de asuntos jurisdiccionales de la superintendencia requirió en un oficio a la constructora para que acreditara las pruebas que sustentaran el cumplimiento del fallo, a lo que esta respondió unos días después que debido a que se encuentran en liquidación, los compromisos de la sentencia solo se pagarán una vez concluya este proceso.

Los residentes aún ven una luz de esperanza, pese a que han tenido que vivir un duro proceso. Andrea Echeverri, una de ellos, contó que está preparando su cuarto trasteo y que aún vive entre cajas con sus pertenencias empacadas, luego de la evacuación preventiva en octubre de 2013, pocos días después de la tragedia en el Space.

Para ella y otros propietarios el proceso ha sido un calvario. “Todavía estamos pagando crédito hipotecario, es decir, seguimos pagando el apartamento. Y aparte, estamos pagando el alquiler de las viviendas donde vivimos porque la constructora incumplió con el subsidio habitacional desde hace dos años. Seguimos pagando la administración del edificio, porque como personería jurídica el condominio todavía sigue, sumado a los gastos del abogado y los trasteos, hemos tenido muchas pérdidas económicas”, anotó la mujer.

Continental Towers

El edificio Continental Towers está evacuado por riesgo de colapso.

Foto:

Guillermo Ossa / EL TIEMPO

Entre tanto, en días pasados, Sandra Rivas Ossa, liquidadora de Alsacia CDO, dijo que, en efecto, el cumplimiento de la sanción impuesta por la Superindustria en 2016 hace parte de los pasivos que se deben cancelar una vez culmine el proceso de liquidación.

En este momento, según Rivas, están pendientes de que la Superintendencia de Sociedades apruebe el auto de gradación de créditos (lista de prelación de acreedores) y el inventario de activos. Una vez este auto quede en firme (los interesados pueden oponerse), se darán dos meses para intentar vender los activos de la sociedad, constituidos por los mismos apartamentos.

Todavía estamos pagando crédito hipotecario, es decir, seguimos pagando el apartamento

Lo más preocupante es que si no hay inversionistas que compren el edificio tal cual está en este momento (inhabitable), los afectados tendrán que volver a recibir los apartamentos, una vez concluya la liquidación.

"Es un cuello de botella, es lo que la ley nos ordena como liquidadores", añadió Rivas. La funcionaria también reveló que una curaduría tendrá que resolver un recurso de reposición presentado por la liquidadora, tras la negación de una licencia urbanística de repotenciación de la edificación, una medida a la que se niegan los propietarios.

A pocos metros, está también deshabitado y rodeado con lonas verdes, el edificio Asensi, cuya licencia de repotenciación, también construida por Alsacia CDO, ya fue aprobada, según Rivas.

Aun así, Laura Moreno Restrepo, abogada representante de seis familias afectadas, explicó que la Superindustria falló a su favor una acción de protección al consumidor en la que se ordena a la constructora que devolvieran el precio pagado por los apartamentos.

Cuatro años de la tragedia de Space

El Asensi está también deshabitado y rodeado de lonas verdes.

Foto:

Guillermo Ossa / EL TIEMPO

El caso de estas familias también ha sido doloroso, afirmó la abogada, pues llevan dos años esperando que se cumpla el fallo. “La evacuación fue en paralelo con el desplome del Space, primero fue temporal y luego definitiva, por riesgo de colpaso. El subsidio de habitabilidad se les dejó de pagar a los afectados desde el año pasado”, dijo Moreno, quien agregó que además de tener que pagar un lugar donde vivir, siguen pagando las cuotas de los apartamentos que no habitan.

“En las personas que represento hay una familia que vio truncado su proyecto de tener hijos, otra persona enfermó mucho y desencadenó en cáncer”, dijo.

Echeverri concluyó que aunque sus dramas no pueden compararse a lo ocurrido en el Space, donde perdieron la vida 12 personas, también padecen los errores y las omisiones de las sociedades constructoras y esperan justicia.

HEIDI TAMAYO ORTIZ Y JUAN DIEGO ORTIZ JIMÉNEZ
Corresponsales de EL TIEMPO
Medellín

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA