Medellín

La paz, nueva esperanza para familiares de desaparecidos

En el Día internacional de Desaparición Forzada, víctimas apoyaron acuerdos entre Gobierno y Farc.

fg

Cruz Amparo Zapata es una de las mujeres que tiene la esperanza de encontrar a su esposo, desaparecido en Medellín, el 20 de noviembre de 2002.

Foto:

Jaiver Nieto

31 de agosto 2016 , 12:24 a.m.

Hace más de dos décadas Rosa María Serna busca a su esposo, desaparecido en el Magdalena Medio, el 9 de marzo de 1995. También busca respuestas, una verdad: quién se lo llevó, por qué y cuál fue su suerte.

Carga en su pecho la fotografía de su esposo, esa imagen resalta en su camiseta que tiene grabados los retratos de familiares de otras mujeres que también reclaman los restos de sus seres queridos, asesinados en medio de un conflicto que lleva más de 50 años.

Como ella, en Antioquia hay otras 10.956 víctimas de desaparición forzada, reconocidas por el Gobierno Nacional. De esas, 3.000 son de Medellín, donde muchas se reunieron ayer para reclamar a sus muertos.

Juntas conmemoraron en el Día Internacional de las Víctimas de Desaparición Forzada, que este año fue distinto porque hay una nueva esperanza: la paz.

A Rosa y a otras 200 mujeres las rodeaban imágenes con los rostros de los que se fueron, siluetas humanas hechas con cartulina, símbolo de los enterrados en La Escombrera de la comuna 13. Las envolvía el dolor, la impotencia y el recuerdo de la última vez que los vieron con vida.

“Mi esposo Julio Eduardo Molina se fue a acompañar a un amigo a la notaría de Puerto Triunfo, ese 9 de marzo me llamó a decirme que le tuviera almuerzo, pero pasaron las horas y nunca llegó”, contó.

Ella lo buscó en todas las estaciones de Policía, cementerios y hospitales del Magdalena Medio, tocó puertas mostrando su fotografía, pero nadie le dio razón de él ni de su amigo.

En el 2006, cuando se desmovilizaron los paramilitares del bloque Magdalena Medio de las Auc, Rosa fue a las versiones libres de Ramón Isaza, el excomandante de ese grupo, pero no encontró respuestas.

“Le pregunté muchas veces por mi esposo, pero él dijo: ‘Me dio alzheimer, no recuerdo, pero le aseguro que nosotros no tirábamos los muertos a fosas sino al río”, contó.

La misma incertidumbre tiene Cruz Amparo Zapata. Busca a su esposo desde el 20 de noviembre del 2002. “A Ómar se lo llevaron 10 personas, lo esposaron y golpearon fuertemente hasta dejarlo inconsciente, eso es lo último que supe de él, lo que me dijeron los vecinos, fue cerca a la casa, por la estación Acevedo del metro”, recordó.

Ella no sabe qué creer, los testigos le relataron que los carros eran oficiales, entonces lo buscó en las estaciones de Policía, en el Ejército y en el CTI de la Fiscalía, nadie le dio respuesta. Sabe que en esa época también aperaba el bloque Metro de las Auc, pero duda de todos.

Sin embargo, el histórico acuerdo de paz entre el Gobierno y las Farc les regala a estas mujeres una nueva esperanza para seguir esperando sus desaparecidos.

En La Habana, el Gobierno y esa guerrilla sellaron un pacto para la búsqueda de desaparecidos en el conflicto. “Eso incluye exhumar restos en fosas y en cementerios, no solo van a buscar a las víctimas de las Farc sino a todos los desaparecidos, eso nos da ánimos para acabar con esta incertidumbre", agregó Cruz.

Reparación

En Colombia hay 45.000 desaparecidos por el conflicto armado, reconocidos por la Ley de Víctimas y Restitución de Tierras, de los cuales, 10.956 son de Antioquia (24 por ciento), el departamento con las cifras más altas del país.

El director de la Unidad de Víctimas de Antioquia, Jorge Mario Alzate, dijo que esta es la victimización más compleja porque los familiares quedan en la incertidumbre sobre qué pasó con sus seres queridos, por lo que pide mayor acompañamiento del Estado.

“Este hecho victimizante tiene una ruta prioritaria, se realizan jornadas con enfoque diferencial (mujeres, adultos mayores, menores de edad) y se tiene una articulación y coordinación con sus organizaciones y las entidades”, agregó.

En  Antioquia, el Gobierno ha indemnizado a 9.859 familiares de desaparecidos. Igualmente, la Fiscalía ha exhumado en fosas del departamento más de 1.400 restos sin nombre, de los cuales ha identificado 700  y se los ha entregado a sus seres queridos. 

Precisamente, para culminar la conmemoración del Día Internacional de las Víctimas de Desaparición Forzada, la Fiscalía entregará este viernes, otros 16 restos en Medellín.

Allí no está el familiar de Rosa ni el de Cruz, pero ellas guardan la esperanza de que durante el posconflicto, la Fiscalía las llame para avisarles que encontraron a sus familiares y por fin iniciar su duelo.

Deicy Johana Pareja M.
Redactora de EL TIEMPO
Medellín
En Twitter:@johapareja

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA