Medellín

El día en el que la pereza es un valor en Itagüí

Ese municipio del sur del valle de Aburrá celebró los 32 años del Día de la Pereza.

fg

Ella es María Gracia, quien lleva siete años defendiendo el día en el que no quiere hacer nada más que estar acostada.

Foto:

Guillermo Ossa

16 de agosto 2016 , 09:21 a.m.

Con un vestido largo negro y maquillaje oscuro, Diana Osorio permaneció sentada durante horas al lado de un ataúd. “Es el cadáver de mi marido y me da pereza enterrarlo”, dice con un tono burlón.

No es cierto que ahí adentro esté el cadáver de su esposo, pero tampoco es una broma. Es su forma de celebrar el Día de la Pereza de Itagüí, que ayer cumplió 32 años.

Como ella, otras nueve camas estuvieron exhibidas en el parque principal de ese municipio del sur del valle de Aburrá, en las que estaban jóvenes y mujeres acostados en pijama y muy despeinados.

Los rodeaban unos 100 artistas disfrazados de princesas, leones, mariposas, jirafas y demonios, que caminaban y bailaban en zancos. Los colores y las flores contrastaban con el sol picante de este domingo.

Es la quinta vez que Diana se disfraza y sale con su cama a hacerle tributo a la frase: ‘No hacer nada’. “Es volver a incentivar ese amor por el Día de la Pereza. Este año no hubo tantas camas, pero fue más emblemático, más artístico y hubo más asistencia del público”, dijo.

rtyhfgh

Diana Osorio fue una de las mujeres que celebró el Día de la Pereza, que cumple 32 versiones en el municipio de Itagü. Foto/Guillermo Ossa/EL TIEMPO

Foto:

María García fue otra perezosa. En pijama y arropada con cobijas se acomodaba en una cama en la que solo cabía una persona. Esta tenía un cristo en la mitad, un rosario, cortinas y cuatro ruedas.

Ella lleva siete años asistiendo a este homenaje que se le hace a uno de los siete pecados capitales. “Necesitamos un día para la pereza, en el que tenemos derecho a no movernos, a no hacer definitivamente nada. Hay que festejar, en la casa uno encuentra mucho pa’ hacer”, dijo.

Su cama fue empujada por sus hijos durante el desfile de esta celebración que fue entre el parque del Artista y el parque principal, separados por cinco cuadras.

Del desfile participaron las nueve camas, todas con ruedas para empujarlas con facilidad; tres comparsas y la banda municipal. Baile y música animaron las calles de ese municipio, que entre el 6 y el 14 de agosto celebró las Fiestas de la Industria, el Comercio y la Cultura, que remató con el Día de la Pereza.

Carlos Mario Posada, director de Cultura de Itagüí, contó que su municipio es industrial, donde en los años 80, la mayoría de sus habitantes eran obreros. “En esa época los abuelos pensaban que había que trabajar sin descansar para tener calidad de vida y le dedicaban poco tiempo al ocio”, agregó el funcionario.

El Día de la Pereza, continuó, fue una forma de invitar a los habitantes a que salieran en familia a sentarse en las zonas verdes, en un cojín y en la calle. “No es un día negativo, es una excusa para que las personas sepan que calidad de vida también es sacar tiempo para descansar. Este es un evento que incentiva a la cultura y el arte”, concluyó.

MEDELLÍN

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA