Medellín

Feria de las flores: una tradición que pesa más que una silleta

Este domingo fue el Desfile de Silleteros, que llegó a la versión número 59.

fg

Quienes compraron boletas para los palcos del desfile silletero, pueden hacer su ingreso entre las 10:00 a. m. y la 1:00 p. m.

Foto:

Guillermo Ossa/EL TIEMPO

08 de agosto 2016 , 09:08 a.m.

Detrás de la belleza y la pulcritud de las silletas que se expondrán este domingo, hay suciedad, polvo, sangre y sudor. El tiempo en el que los silleteros este domingo recorrerán los cerca de dos kilómetros exponiendo sus creaciones, no es nada comparado con el tiempo que invirtieron en sus huertas pensando en ideas y plasmándolas en una maqueta con flores secas.

El Desfile de Silleteros, que llega a su versión 59, cambiará para este año su recorrido, pero mantendrá su legado de tradición antioqueña. El evento se inicia en la avenida Guayabal con calle 25 y tomará dirección hacia el Sur hasta la calle 10, en ese sitio hay un giro a la derecha, hacia el Occidente, para terminar en la Plaza Gardel.

“La avenida Guayabal es mucho más amplia, entonces la gente podrá estar más cómoda y apreciar el Desfile que es el reflejo de nuestra tradición. Además, es una avenida con árboles que brindan sombra a los silleteros, algo que ellos venían pidiendo”, explicó Amalia Londoño, secretaria de Cultura de Medellín.

En ese espacio, cerca de 500 silleteros exhibirán sus creaciones florales en las categorías Tradicional, Emblemática, Monumental y Comercial, para cerrar con broche de oro una semana de tradición antioqueña.

‘Don Manuel’: El silletero de la Eterna Primavera

Cuando estaban vendiendo flores en el centro de Medellín –sector Amador– en 1957, Manuel Londoño y Encarnación Atehortúa nunca pensaron que cuando les propusieron hacer un desfile, este fuera a convertirse en el evento más representativo de la ciudad.

Él tiene 94 años y ella 84. Nunca se han perdido un Desfile de Silleteros y esta vez no será la excepción. El tiempo les ha dado reconocimiento y muchos éxitos, pero también les ha quitado la vitalidad para recorrer las calles en alpargatas con una silleta a cuestas.

“Todavía hacemos silletas. No son tan pesadas como las de antes pero las cargamos con el mismo orgullo en la caravana en la que nos llevan”, dice Encarnación con una sonrisa que arruga aún más su piel.

rtyhfgh

Encarnación y Manuel no se han perdido ningún Desfile de Silleteros desde 1959. Fotos: Guillermo Ossa/EL TIEMPO

Foto:

En la vereda El Porvenir, a media hora del corregimiento de Santa Elena, la pareja pasa sus días en una colorida casa roja rodeada de flores. Las mismas que les dieron el sustento que han estado con ellos en sus 68 años de matrimonio que, dice la señora Encarnación, “no los he sentido”.

Las flores con las que arman sus silletas, son regalos del Oriente antioqueño que reciben con el mismo cariño con el que reciben los aplausos cada vez año.

“Vea dónde vamos. Comenzamos como 12 personas y ahora van más de 400 que desfilan. Eso era de pobres, no tiene ni riesgos de lo que es ahora el evento”, cuenta Manuel mientras mira los reconocimientos plasmados en la pared que les han otorgado por mantener ese legado por más de medio siglo.

“Tuvimos 10 hijos y cada uno tiene lo suyo. Pero el Desfile de Silleteros es la herencia que le dejamos a la ciudad. Podemos irnos tranquilos el día que Dios quiera”, cuenta Encarnación.

Dice que el desfile actualmente se facilita más a los artistas florales. En su época, rememora la pareja, tenían que bajar a pie desde la vereda hasta Santa Elena y luego bandeárselas para llegar hasta el Centro.

“Teníamos que caminar con la silleta en la espalda y el bebé en el brazo. Pero las flores había que venderlas para poder subsistir”, rememora la silletera.

A pesar de los años, de que las silletas no sean las de otrora, aseguran que entre más años, más amor le tienen a las flores, ese cariño que no marchita y que les ha dado todo.

“Todo se lo debemos a Dios. Por eso mandamos a hacer una estatua del Sagrado Corazón a la que en cada junio le hacemos una fiesta en agradecimiento por lo que nos ha dado”, dice.

Ese mismo al que encomiendan su vida y los sueños que aún tienen. ‘Don Manuel’ tiene cuerda para llegar al centenario y la señora Encarnación dice que quiere llegar a los 70 años de matrimonio.

De tantos recuerdos que se van borrando con los años, la gratitud de la gente sigue vigente, los besos y las gracias que les dan las nuevas generaciones siempre son bienvenidas. Confiesan que no se imaginan su vida sin el Desfile de Silleteros en Medellín. Y la ciudad tampoco se imagina ese desfile sin ellos.

Jaime: Al que más flores le han echado

Jaime Atehortúa está ligado a las flores. No solo las cultiva y las exhibe en silletas, sino que a sus 65 años ha sido el silletero más premiado, por lo que está acostumbrado a que ‘le echen flores’.

Compite hace 38 años en el Desfile de Silleteros y ha sido premiado en 19 ocasiones. “Para mí es un honor ser privilegiado con tantos honores aún después de tanto tiempo. El festival ha cambiado mucho, pero el cariño de la gente sigue siendo el mismo”, cuenta el silletero.

Sus uñas están sucias y maltrechas con el trajín de la tierra, pero sus creaciones son hermosas y encantan en cada desfile.

rtyhfgh

Jaime Atehortúa ha sido premiado en 19 ocasiones.

Foto:

“En 1993 hice por primera vez una silleta en relieve. Muchos de los trovadores no creyeron y me gozaron durante todo el día. Pero fue una innovación que valió un premio. Y de ahí en adelante la seguí utilizando. Hay que innovar”, expresa el artista selenita.

Tan tradicional como la silleta misma, es la razón a la que Jaime atribuye su éxito como artista de las flores: Dios.
“El lápiz, un metro, la imaginación y las manos son las herramientas con las que cuento”, dice.

En 1982 ganó su primer premio haciendo la iglesia, la casa cural, el colegio, un bus y la cooperativa de su natal Santa Elena.

Aunque solo logró el tercer puesto con su primera silleta, Jaime recibió un premio mucho más grande que, según él, fue un mensaje de Dios.

“Tenía muchos problemas económicos. Cuando llegué al centro de Medellín no tenía ni para una gaseosa. Y estando parado en una esquina me encontré un fajo de billetes en la calle. Con eso, sumado a lo del premio compré mi casa y sembré la huerta en la que he subsistido desde entonces”, cuenta el silletero.

De sus 19 premios no tiene uno favorito, así como tampoco la tiene con una flor. Todos son igual de importantes y tienen su particular belleza.

Con el tiempo, los 70 kilos que pesa aproximadamente la silleta que carga se hace más pesada. Pero eso no lo amilana. Como tampoco lo hace el peso de cargar con una tradición que aprendió de su padre.

En el recorrido la vista está en las personas pues los aplausos lo dominan y le dan ánimo para seguir. “Es la principal fuerza que uno tiene. Pienso en el arduo trabajo que hice con mi familia durante meses. Una vez alguien se metió en pleno Desfile, me hizo bajar la silleta y me cogió a besos y a abrazos. Me dijo que la silleta la había conmovido”, recuerda. Y ese cariño, asegura, es el mejor premio.

Así será el recorrido y los cierres viales

Para esta versión de la Feria se modificó el recorrido tradicional del desfile, debido a las obras de Parques del Río.
Esta vez los 500 silleteros mostrarán su colorido a lo largo de 1,94 kilómetros, por el sur de la ciudad.

Saldrán de la avenida Guayabal con calle 25 y caminarán en dirección sur hasta la calle 10. Allí harán un giro a la derecha, hacia el occidente. El desfile finalizará en la Plaza Gardel, contigua a la aeropuerto Olaya Herrera.

El Desfile podrá ser apreciado de manera gratuita para quienes no pagaron los palcos. En el costado Oriental de la avenida Guayabal y en los costados Norte y Sur de la calle 10 podrán ubicarse quienes deseen presenciar el trayecto.

Además, en diferentes puntos del trayecto, serán ubicadas cuatro pantallas gigantes para que el público pueda apreciar cada detalle.

“Privilegiamos el talento local porque la Alcaldía quiere hacer un reconocimiento a los grupos que trabajan por hacer de Medellín un espacio multicultural. Se escogieron los grupos gracias a su calidad artística y a sus propuestas”, expresó Rafael Palacios, Director Artístico del Desfile de Silleteros.

Desde ayer se presentaron cierres graduales de vías, desde las 9:00 p. m. del hasta las 6:00 a. m. del jueves 11 de agosto.

La Alcaldía de Medellín informó que se hizo con el propósito de facilitar el montaje de palcos y graderías, el desarrollo del Desfile de Silleteros, y desmontaje de estructuras utilizadas.

DAVID ALEJANDRO MERCADO
Redactor de EL TIEMPO
MEDELLÍN
davmer@eltiempo.com

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA