Medellín

Condiciones meteorológicas de marzo desfavorecen la calidad del aire

Las próximas dos semanas son críticas por la alta nubosidad.

Aire

Los pronósticos de las condiciones meteorológicas indican que la contaminación podría aumentar en los próximos días.

Foto:

Jaiver Nieto / EL TIEMPO

07 de marzo 2018 , 02:09 p.m.

El estado de alerta por la mala calidad del aire fue declarado por las condiciones atmosféricas desfavorables que hacen de esta época y de las próximas semanas, las más críticas del año.

Marzo, según explicaron los expertos, es un mes excepcional pues está entre la temporada seca y húmeda, por lo que se considera como un periodo de transición, caracterizado por índices altos de nubosidad.

La nubosidad, provocada por las lluvias y la humedad, es determinante en los cambios de las estaciones de medición de la calidad del aire en el valle de Aburrá.

Cuando las nubes se encuentran muy cerca de la superficie terrestre, las partículas contaminantes se concentran y no se dispersan.


Carlos David Hoyos, director del Sistema de Alerta temprana de Medellín y el valle de Aburrá (Siata), explicó que la nubosidad de baja altura no permite que la radiación solar entre en contacto con el suelo y por lo tanto la superficie del valle no se calienta y el aire no asciende. Así, la contaminación permanece bajo las nubes, generando un efecto que se asocia frecuentemente al generado por una olla de presión.

A las 7 de la mañana, la atmósfera cercana a la superficie está más fría que la atmósfera de encima. No hay intercambio molecular.

Este fenómeno es provocado por la atmósfera estable, aquella en la que no hay posibles movimientos en ninguna dirección y el intercambio molecular es bajo.

Según Hoyos, la única manera de que el material particulado se disperse, es ascendiendo. De nada sirven los vientos horizontales, pues en el día la contaminación se mueve entre los municipios y en horas de la noche los vientos la arrastran en la dirección contraria.

Las condiciones meteorológicas no son las únicas causas de la alerta

La situación crítica por la que atraviesa la ciudad no se debe a mayores emisiones de material particulado, pues las medidas implementadas durante el estado de prevención dieron buenos resultados. 

Según el secretario de Medio Ambiente de Medellín, Sergio Orozco, el pico y placa de los sábados, que alcanzó a aplicarse por dos jornadas completas, redujo entre un 25 y 30  por ciento el flujo vehicular.

Además, los controles vehiculares rechazados permitieron sacar de circulación a los automóviles que emitían más polución de la permitida. 

Sin embargo, las características meteorológicas específicas que dificultan la salida de la contaminación del valle, perjudicaron los avances temporales que se habían alcanzado.

Para la ingeniera y docente de la Universidad de Antioquia, Claudia Aldana, las soluciones deben buscarse con planes a futuro, que posibiliten un sistema de transporte más responsable, pues entre el 90 y el 95 por ciento de los vehículos que transitan por la ciudad, lo hacen con el combustible que conocemos y que supone altos índices de contaminación. 

Pero Aldana reconoce que los esfuerzos no han sido suficientes y que se requiere de una inversión importante. "Lo que se está intentando hacer es que los vehículos consuman unos combustibles más limpios, pero ese combustible no lo aceptan todos los vehículos", explicó.


Valentina Vogt
Para EL TIEMPO
Medellín
valalb@eltiempo.com
@ValentinaVogt

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA