Medellín

Con calor y energía solar, enfrían el aire en Medellín

El funcionamiento del sistema de climatización además aprovecha la energía solar.

Sistema de enfriamiento

Este es el espacio piloto donde se prueba el aire acondicionado.

Foto:

Cortesía UPB

30 de mayo 2017 , 12:22 a.m.

Enfriar el aire con agua caliente. Ese es el principio que aplicaron investigadores de la Universidad Pontifica Bolivariana (UPB) para desarrollar un sistema de climatización de edificaciones que funciona con energía solar térmica.

¿Cómo funciona? Según César Isaza, docente investigador de la Facultad de Ingeniería Mecánica de la UPB, hay dos opciones para usar la energía solar en sistemas de enfriamiento. La primera es usar energía solar fotovoltaica, la cual capta la radiación solar con paneles y sirve para mover los motores de un aire acondicionado convencional.

La otra es la que usaron en el piloto realizado en el bloque 24 de la UPB con un ciclo de refrigeración por absorción. El funcionamiento del sistema de climatización aprovecha la energía solar mediante el uso de colectores solares térmicos, dispositivos ubicados en el techo del edificio que sirven para calentar agua a temperaturas que oscilan entre 40 °C y 50 °C.

“Un sistema convencional mueve un compresor, y esto gasta mucha energía; en este caso lo que se hace es aprovechar el calor para calentar una mezcla de bromuro de litio y agua. Al calentar el agua, esta se evapora a alta presión, y ese vapor luego se condensa y pasa a estado líquido para absorber el calor del lugar que voy a enfriar”, explicó Isaza.

La temperatura de agua helada que necesita un sistema de aire acondicionado convencional es de 7 °C, con lo que se logra una temperatura del ambiente de 22 °C, el promedio para enfriar un edificio.

Sin embargo, en la UPB combinaron otras tecnologías para que el sistema fuera más eficiente. “Para este caso usamos un techo radiante y esterillas de agua que se pegan al techo, por donde circula agua helada, que va a hacer las veces de sistema de enfriamiento dentro del edificio. Por esta razón, no es necesario alcanzar una temperatura del agua de 7 °C, sino que trabajamos alrededor de 10 °C a 12 °C, lo que hace que el sistema consuma menos energía”, contó el investigador.

Con esto se apuesta a optimizar los recursos, y contribuye a la construcción de edificaciones sostenibles con proyectos que sean aplicables a mediano y largo plazo para lograr construcciones con menor dependencia de la red de energía eléctrica.

MEDELLÍN

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA