Medellín

Las lágrimas también están represadas por situación en Hidroituango

Comunidades impactadas por represamiento del río Cauca hablan de cómo están viviendo.

Comunidades afectadas por represamiento en Hidroituango

Hay más de 45 familias que han tenido que salir de sus hogares para establecerse en cambuches en las vías hacia Ituango.

Foto:

Cortesía Estela Posada

08 de mayo 2018 , 08:41 p.m.

"Sicológicamente estamos muy mal. Tenemos compañeros y compañeras que lloran desconsolados todo el tiempo". Las palabras de Estela Posada se quedan cortas para contar la realidad que viven las comunidades afectadas por el represamiento del río Cauca a la altura de Hidroituango.

No son lo únicos. Represamiento aguas arriba y sequía aguas abajo, son los dos panoramas que padecen las comunidades de la zona de influencia de la hidroeléctrica tras el taponamiento del túnel de descarga debido a una falla geológica en la zona.

Afectados por represamiento en Hidroituango

Estela Posada habla de la situación de las comunidades afectadas río arriba del proyecto

Por la situación, EPM les solicitó a las comunidades evitar estar cerca de las orillas del río Cauca o ingresar a su cauce, así como mantenerse informada a través de las emisoras locales y los mensajes oficiales emitidos por la alcaldía del municipio, el Dapard, la Cruz Roja, los bomberos y la misma empresa de servicios públicos.

Algo que no cayó bien en gran parte de la comunidad. Isabel Cristina Zuleta, vocera del movimiento Ríos Vivos, que aglomera a los afectados por la megaobra.

“Los llamados que hace EPM son absurdos. Dicen que la gente se retire del río ¡pero por Dios es que la gente vive ahí! Tienen sus casas, negocios y hasta cementerios ahí”.

Agregó, que el agua está llegando a lugares donde nunca hubieran esperado, obligando a que más de 45 familias hayan tenido que salir de sus hogares para establecerse en cambuches en las vías hacia Ituango.

Comunidades afectadas por represamiento en Hidroituango

Dicen que el agua ha llegado a lugares donde no ha estado antes.

Foto:

Cortesía Estela Posada

Estela, barequera hace 25 años y cuyo hijo es pescador, aseguró que desde que tuvieron que salir de la zona por la situación del represamiento, no han tenido acompañamiento de las autoridades locales ni de los responsables de la hidroeléctrica.

"Nos dejaron en la alcaldía de Ituango y de allí nos llevaron al coliseo y nos dejaron allí. No nos han ayudado con nada, no tenemos comida, dormimos en cartones, hay personas enfermas y comemos con lo que la gente nos puede colaborar", narró la afectada.

Añadió que desde la Administración municipal les indicaron que no habían recursos para ayudarles por lo que no ven una panorama promisorio y les ha tocado salir a rebuscarse el sustento. Y mientras lo hacen, sigue la preocupación por el taponamiento en el túnel de desviación de Hidroituango que amenaza con una tragedia peor.

No nos han ayudado con nada, no tenemos comida, dormimos en cartones, hay personas enfermas y comemos con lo que la gente nos puede colaborar

Por su parte, John Maya Salazar, vicepresidente Ejecutivo Gestión de Negocios EPM, explicó que la contingencia, que ya va para más de 10 días tiene dos repercusiones: la primera se da aguas arriba, zona de influencia Ituango, Toledo, Peque, Sabanalarga, Liborina, Olaya, Buriticá y Santa Fe de Antioquia.

“Aquí el embalse comienza a crecer de manera variable dependiendo del volumen de caudal que le entre al río y del volumen del mismo cañón”, explicó el vocero de EPM.

La segunda, se presenta aguas abajo, impactando a Ituango, Briceño, Valdivia y su corregimiento de Puerto Valdivia, Cáceres, Tarazá, Caucasia y Nechí. En estos, el caudal ha mermado a niveles de un verano crítico lo que ha afectado gravemente actividades económicas de la región, como la pesca.

Una comisión de expertos de la facultad de Minas de la Universidad Nacional de Medellín, llegó a la zona para evaluar la situación y apoyar tanto las labores de trabajo como la socialización con las comunidades.

Según Oswaldo Ordoñez, geólogo y docente de la Universidad, en los cálculos hechos al río Cauca, altura de Puerto Valdivia, este se encuentra en un 25 por ciento del caudal mínimo de verano. “El río se encuentra entre 100 y 150 metros cúbicos por segundo de caudal, es realmente muy bajo porque cuando está en su máxima época de verano oscila entre 300 y 400 metros cúbicos por segundo”, explicó el docente.

En ese sector, la vocera de Ríos Vivos denució que “no hay salud, alimentación ni garantías para esas comunidades, que van a ser muchas más porque el agua sigue subiendo aguas arriba y los peces están muriendo aguas abajo”, explicó la vocera.Esto último, tiene afectados a más de 400 pescadores y barequeros de Puerto Valdivia y, contando los siete municipios en zona de influencia aguas abajo, los afectados llegan a miles según Zuleta. Ya, aguas arriba, también hay cerca de 300 personas afectadas por el megaproyecto agregó.

David Alejandro Mercado
Redactor de EL TIEMPO
davmer@eltiempo.com - en twitter @AlejoMercado10

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA