Medellín

Briceño, piloto en seguridad alimentaria en zonas de posconflicto

El proyecto se hizo en hogares, ubicados en las veredas donde Gobierno hizo desminado humanitario.

El Orejón

Los campesinos pudieron sembrar sus productos en zonas que antes tenía presencia de minas antipersona. 

Foto:

Guillermo Ossa / EL TIEMPO

22 de febrero 2018 , 07:57 p.m.

En Briceño, Antioquia, municipio elegido como piloto para desarrollar un modelo de seguridad alimentaria y nutricional con inclusión productiva en zonas de postconflicto, se realizó la Feria Agroalimentaria “Cosechando frutos para la paz”, con apoyo de Prosperidad Social y la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura.

Las más de 120 familias participantes, expusieron sus productos, recetas e intercambiaron sabores y saberes, en un evento que dio por finalizado el convenio que inició en 2015 con una inversión de 1.000 millones de pesos, dejando como resultado cambios evidentes a nivel productivo y social.

Estos hogares, ubicados en las veredas del desminado humanitario: La Calera, Altos del Chirí, Pueblo Nuevo y Orejón, fueron acompañados con el fin de lograr el fortalecimiento del tejido social y la producción de alimentos en tres líneas: maracuyá, pastos para alimentación de animales y fríjol. También se logró la implementación de tres proyectos comunitarios productivos: tomate, fríjol para semilla y un galpón de gallinas ponedoras.

Por otra parte, se pudieron fortalecer las Juntas de Acción Comunal de las veredas, dejando al día sus documentos legales, contables y financieros; capacitando a los comités directivos de las mismas y robusteciendo los comités internos, impactando con ello a más de 400 personas.

Oriel Hernán Hernández es uno de los participantes de la vereda La Calera, un líder que reconoce la importancia y el impacto del proyecto no solo para él sino para la comunidad: “empecé a cultivar maracuyá y hemos tenido una cosecha muy buena y el graneo ha permitido que haya dinero permanentemente, con todo esto he aprendido que la mejor forma de sacar adelante una comunidad es estando muy organizados”.

El convenio entre las dos entidades deja la capacidad instalada en estos hogares que hoy tienen una nueva cultura de cultivo para el autoconsumo, mejoraron sus hábitos alimentarios y ahora generan ingresos con proyectos agropecuarios, promoviendo estilos de vida saludable y generando ingresos.

*Con información de Prosperidad Social

MEDELLÍN 

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA