Medellín

Avión y dron medirán la contaminación del aire

Investigadores de la San Buenaventura y la U. de M. buscan patente de las aeronaves.

Dron y avión para medir la calidad del aire

Esta nueva tecnología busca suministrar una mayor información sobre la calidad del aire y su comportamiento en diferentes alturas del valle de Aburrá.

Foto:

Guillermo Ossa/ EL TIEMPO

24 de mayo 2017 , 08:41 a.m.

Un hexacóptero, que es como una especie de dron, y un avión de una sola ala, ahora serán los encargados de medir la contaminación en Medellín y en el valle Aburrá.

Esto se logró gracias al ingenio de investigadores de las universidades San Buenaventura y de Medellín, que desarrollaron un equipo compacto para la georreferenciación y monitoreo de contaminantes atmosféricos y gases de efecto invernadero, lo que les valió una patente nacional, que les otorgó la Superintendencia de Industria y Comercio.

El equipo es integrado a vehículos de manipulación remota que son de uso relativamente fácil. En el hexacóptero, por ejemplo, tiene un equipo de georreferenciación y de mediciones y además se le puede adecuar una cámara térmica para saber cuáles y quiénes son las fuentes de contaminación; mientras que en el avión hace las mismas funciones pero puede llegar a distancias y a alturas más grandes.

“Lo que hace el aparato es que detecta concentraciones y a partir de una señal análoga, la convierte en un dato digital para nosotros saber cómo están comportándose los gases contaminantes en el aire”, explicó Germán Mauricio Valencia, docente investigador de la Universidad San Buenaventura.

Lo que hace el aparato es que detecta concentraciones y a partir de una señal análoga, la convierte en un dato digital para saber cómo están comportándose los gases contaminantes en el aire.

Para esto se incluyen diferentes sensores de material particulado (PM2.5 y PM10), ozono, metano, dióxido de nitrógeno, monóxido de carbono, dióxido de carbono, dióxido de azufre, temperatura, presión atmosférica, altitud barométrica y humedad relativa, entre otros, con los cuales es posible determinar con mayor precisión las condiciones de la atmósfera, tanto en bajas como en grandes alturas.

Este desarrollo ahora se verá en el cielo de la ciudad midiendo la calidad del aire, sin importar el lugar y será el complemento para las ocho estaciones de medición que ya hay en el valle de Aburrá. “Por ejemplo, una persona que viva en el Popular 1 o en la zona de Castilla, donde no hay redes de monitoreo, puede conocer qué está pasando con los gases y partículas que de pronto lo aqueja”, dijo Valencia.

Para Gabriel Jaime Maya, ingeniero sanitario, epidemiólogo y docente de la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Medellín, este nuevo equipo es un gran aporte para la comunidad: “Sirve para ayudar a mejorar a interpretar los datos en la predicción de contaminación atmosférica y, en corto plazo, también asociarlos a los efectos en la salud”.

Dron y avión para medir la calidad del aire

El hexacóptero detecta concentraciones y a partir de una señal análoga, la convierte en un dato digital para ser analizado.

Foto:

Guillermo Ossa/ EL TIEMPO

Los investigadores adelantan también las gestiones para lograr una patente internacional de este equipo; mientras avanzan los trámites también se hacen las gestiones para que comience la comercialización y los estudios de la calidad del aire en la ciudad.

Según Carlos David Hoyos, director del Siata, el objetivo es que este equipo, como otros que desarrollan las universidades locales, se integrará para los distintos proyectos de medición de calidad del aire local.

“Un equipo móvil que se desplace rápidamente nos permite caracterizar zonas específicas y eventos como un incendio, sea de una industria o de una cobertura vegetal, esos contaminantes que se emiten también puede ser perjudiciales para la salud y uno no tiene cómo medir con los equipos en tierra”, resaltó Hoyos.

Por ahora, continúan los estudios y las mejoras de este equipo, además del desarrollo de un sistema de captura y de sistematización de datos para que la comunidad en general pueda consultar los resultados de este equipo cuando este sobrevuele la ciudad, ya sea en el hexacópero o en el avión.

De acuerdo con el director del Siata, esto también será posible cuando se logren gestionar los permisos con la Aeronáutica Civil, para que avalen la manipulación de estos equipos.

Esta nueva tecnología se une a otras que también hacen medición de la calidad del aire, como la desarrollada por la Institución Universitaria Pascual Bravo, con el dron ‘Cartagena 2’, el cual detecta las partículas en el aire de tipo PM2.5, las mismas que han provocado la alerta ambiental en el valle de Aburrá.

DAVID CALLE ATEHORTÚA
Redactor de ADN
MEDELLÍN

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA