Medellín

Aunque su sede ha muerto, la esencia de El Teatrico aún vive

Hace casi un mes se cerraron las puertas del teatro

El teatrico

El pasado 30 de junio se hizo la última presentación artística en El Teatrico. En un año, aproximadamente, los líderes del teatro estimarán qué tan factible es conseguir otro lugar.

Foto:

Guillermo Ossa 

27 de julio 2018 , 05:06 p.m.

El Teatrico está vivo. Ese es, a pesar de las dificultades, el mensaje que Germán Carvajal, su director, envía a los seguidores del arte y la cultura en la ciudad.
El edificio, que recibió por seis años a los espectadores y se convirtió para muchos en un lugar entrañable, luce hoy apagado, vacío, lúgubre.

La fachada, como la de una casa abandonada, perdió la alegría con que se veía cuando las funciones teatrales abrían sus puertas a la ciudad.

Pero, a pesar de todo, una luz de esperanza se levanta cuando el caminante desprevenido lee un letrero grande con la siguiente leyenda: “La función continúa…”.

Ese es, precisamente, el mensaje que Carvajal quiere dejar. Según comenta, el cierre del teatro, que se hizo efectivo el pasado 30 de junio, se dio en el mejor momento artístico y de programación.

El Teatrico es una sociedad familiar. Algunos de esos socios, por la premura de cumplir compromisos económicos, decidieron vender el inmueble en donde funcionaba el centro cultural.

Nuestra clave siempre ha sido la consistencia en la programación artística, la confianza. Es una lástima que hayamos tenido que cerrar en el mejor momento

Cuando el edificio fue adquirido para promover el arte y la cultura a través de las artes escénicas, hace seis años, tuvo un costo de 4.500 millones de pesos. Ahora lo vendieron por 5.500 millones, dice Carvajal.

Hoy, casi un mes después del cierre, las intenciones de continuar brindando espectáculos siguen vivas. “Estamos en un proceso de duelo. Hay que desocupar todo lo que teníamos en el edificio, sacar todo lo referente a las obras. Es un proceso difícil, es como meter un camión en un vaso. Pero vamos a seguir ofreciendo programación y vamos a seguir adelante”, expresó Carvajal.

Desde que el teatro cerró, una serie de grupos artísticos y teatrales de la ciudad se han sensibilizado con la causa y ha ayudado de alguna manera para que El Teatrico siga vivo.

Estamos en un proceso de duelo. Hay que desocupar todo lo que teníamos en el edificio, sacar todo lo referente a las obras. Es un proceso difícil, es como meter un camión en un vaso.

Diferentes artistas se han ofrecido a prestar espacios para que los miembros del teatro puedan presentarse y así recolectar fondos para una futura sede.

El mismo Germán está presentando su obra ¡A que te hacemos reír!, una comedia que hace junto a su amigo Leonardo Jiménez. Esta obra puede ser observada en Casa Teatro El Poblado, lugar que abrió sus puertas luego del cierre de El Teatrico. En febrero, contó Carvajal, presentarán sus obras en el Teatro Metropolitano, con quien se asociaron.

Pero una iniciativa ciudadana se ideó para ayudar a los artistas. Es una ‘vaca’, en la que las personas, por medio de una plataforma web, donan lo que pueden para que el grupo artístico pueda tener de nuevo un espacio físico que acoja a los espectadores como lo hacía el edificio de la avenida Nutibara.

La función continúa…

Carvajal hace énfasis en que algunas personas le preguntan si las donaciones realmente se destinan para apoyar el proyecto. A esto responde que la plata va en tiempo real a una cuenta de El Teatrico.

Más allá de la cantidad de dinero, el comediante valora los aportes como un acto genuino de solidaridad: “Hay personas que donan un millón, otros 10.000 pesos. Lo que importa no es el monto, sino que todos estamos unidos por una pasión. De verdad que esta iniciativa me conmovió”, expresa Carvajal.

Hasta el momento se han donado casi siete millones de pesos. A los donantes, como retribución por su aporte, se les dará el equivalente del dinero en boletería.
Las donaciones pueden hacerse en armatuvaca.com. La iniciativa se llama ‘Compremos un Teatrico’ y Carvajal, con seguridad, invita para que los ciudadanos confíen en que las donaciones llegan efectivamente a su centro cultural.

Carvajal es consciente de que adecuar un espacio para reabrir El Teatrico requiere de unos costos altos con los que todavía no cuentan. Dubitativo, calcula que un lugar nuevo podría tener un costo de entre 800 y 1.000 millones de pesos.

Esto porque deben hacerse desde accesos para personas con discapacidad hasta las adecuaciones para las presentación artísticas.
La idea es tener un nuevo lugar igual de cómodo para los espectadores como había sido el anterior.

El director de El Teatrico cree que, con las ayudas de la gente y las presentaciones, en un año estarán mirando qué posibilidades hay de abrir un nuevo espacio propio.

Miguel Osorio Montoya
Para EL TIEMPO
migoro@eltiempo.com
@MiguelOsorioMon

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA