Medellín

Así va plan para buscar a desaparecidos por el conflicto armado

En el último año se han exhumado y entregado 75 restos a familiares en Medellín.

Desaparecidos comuna 13

Antioquia tiene 10.956 víctimas de desaparición forzada, de las cuales, 3.000 son de Medellín, muchas de la comuna 13, donde hubo una guerra entre milicias urbanas y paramilitares.

Foto:

Daniel Bustamante / Archivo EL TIEMPO

30 de junio 2017 , 12:21 p.m.

Desde hace 10 años Cristina Arteaga busca a su hermano menor, aunque sabe que está sepultado en el cementerio Universal. Solo que ella no ha podido ver sus restos ni hacer su duelo.

Hasta el 2012, Cristina tuvo la esperanza de verlo con vida. Sin embargo, ese mismo año un aviso en prensa de Medicina Legal le señaló lo contrario: la institución buscaba a los familiares de Héctor Emilio Arteaga, enterrado en la tumba número 2826 del Universal.

Entonces, fue a reclamar su cuerpo. Pero esa tumba no existía, nadie sabía en qué punto exacto estaba. Han pasado cinco años y sigue sin encontrarlo.

Al igual que Héctor Emilio, en Antioquia hay 10.956 víctimas de desaparición forzada, reconocidas por el Gobierno Nacional. De ellas, 3.000 son de Medellín donde hace más de un año empezó el plan integral de búsqueda de personas víctimas del conflicto.

Búsqueda de desaparecidos

Cristina Arteaga busca a su hermano, desaparecido por el conflicto, que llegó al Universal, donde desapareció por segunda vez.

Foto:

Jaiver Nieto / EL TIEMPO

Ese plan se basa en excavar fosas comunes no solo en La Escombrera de la comuna 13 sino también en sus alrededores, en la comuna 8, en los corregimientos de la ciudad y en el cementerio Universal, a donde llegan los cuerpos sin dueño y sin nombre.

Carlos Arcila, subsecretario de Derechos Humanos de Medellín, quien lidera ese plan, explicó que en el último año la Fiscalía ha exhumado e identificado 75 restos en Medellín, que ya se entregaron a sus familiares.

Asimismo, el ente investigador adelanta la identificación de nueve cuerpos que se exhumaron en el Universal, donde hay ubicadas 130 fosas con víctimas de las Farc y las Auc, que se excavarán por etapas este resto de año.

Al igual que Cristina, muchos otros familiares están en la incertidumbre, sin saber nada de su ser querido. Ella lleva años presenciando exhumaciones con la ilusión de hallar a su hermano, a quien vio por última vez en junio de 2007 en el barrio Robledo.

No obstante, dos de los huecos estaban vacíos. Nada coincide: los mapas, los archivos ni las fosas. Buscar restos en el Universal es todo un reto, porque allí hay unos 2.000 cuerpos extraviados. Este sería uno de los camposantos del país donde se dio la segunda desaparición de las víctimas del conflicto armado.

De acuerdo con un diagnóstico del Ministerio del Interior, esos restos habrían ingresado al cementerio, pero no hay datos que comprueben si siguen ahí enterrados o si fueron exhumados.

Cada que hay una exhumación y ellos no están, los desaparecen de nuevo

Allí, según el Ministerio no hubo control de los restos que ingresaban, enterraron varios cadáveres en un mismo sitio de forma inadecuada, mezclaron víctimas de la guerra con muertos por causa de desastres naturales y, al parecer, también incineraron cuerpos.

Cadáveres como el de Héctor están extraviados en 55.000 metros cuadrados, donde cabrían casi siete canchas del estadio Atanasio Girardot.

Por ello, la Fiscalía trabaja con un diagnóstico que dejó la empresa española Falcon High Tech, la institución con mayor experiencia en Europa en la búsqueda de fosas clandestinas, que también examinó La Escombrera, donde habría 100 restos.

Esa institución hizo un estudio en el Universal que mostró los puntos exactos donde hay presencia de restos, además hizo un escaneo del terreno que indicó si hay fosas comunes o individuales. Ese mismo análisis se hizo en La Escombrera, donde por la complejidad del terreno usaron radares y perfiladores para saber qué hay debajo de esa tonelada de basura.

Arcila explicó que la prueba piloto sirvió para analizar cuál sería la metodología de búsqueda más apropiada. “En el caso de la comuna 13, hay que mover, prácticamente la montaña. Es muy costoso y lento, y se haría en diferentes administraciones”, añadió.

Luz Elena Galeano, líder de víctimas de desaparición forzada de la comuna 13, aseguró que no hay avances y que la excavación de La Escombrera debió iniciarse hace año y medio, pero está frenada. “No hay voluntad política de seguir las excavaciones, además, el trabajo que se adelanta en el Universal y otras zonas es lento e insuficiente”, recalcó.

En lo que coincidió Cristina, quien aseguró que las víctimas están desanimadas. “Las madres, hermanas e hijas de desaparecidos a veces no creemos en la certeza de las excavaciones, hemos ido durante tantos años a ver huecos vacíos. Cada que hay una exhumación y ellos no están, los desaparecen de nuevo”, agregó.

DEICY JOHANA PAREJA M.
Redactora de EL TIEMPO
En Twitter: @johapareja 
MEDELLÍN

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA