Medellín

Hundimiento de ‘El Almirante’ no ahogó el turismo en Guatapé

Para conmemorar el aniversario la tragedia, se realizará una ceremonia en el municipio antioqueño.

1 año del hundimiento de 'El Almirante' en Guatapé

Las medidas de seguridad en actividades acuáticas se reforzaron en Guatapé.

Foto:

Guillermo Ossa/EL TIEMPO

25 de junio 2018 , 11:09 a.m.

“La situación con el turismo está complicada. Con todo lo que ha pasado no sabemos a quién echarle la culpa: la economía del país, el Mundial de Fútbol, las elecciones presidenciales, las obras del malecón… O a eso”, expresó el comerciante Ferley Cardona, mientras con su dedo señalaba hacia el otro lado de la represa de Guatapé, Oriente antioqueño.Al fondo se alcanza a ver ‘El Almirante’, la embarcación que este lunes 25 de junio cumple un año de haberse hundido, ocasionándole la muerte a nueve personas de las 167 que tenía a bordo.

Los colores se ven desteñidos. Un graffiti tapa parte del nombre de la embarcación, como si generara vergüenza. Pero sigue allí, a la vista de todos, como un recordatorio inerte de una tragedia que no puede repetirse, como un llamado a la seguridad y a la preservación de la vida.

1 año del hundimiento de 'El Almirante' en Guatapé

Un año después del hundimiento, la embarcación se puede ver desde el malecón.

Foto:

Guillermo Ossa/EL TIEMPO

Hoy, a pocos metros de donde permanece encallado el barco, se hará un acto conmemorativo, tras un año de la tragedia. Será a las 2 de la tarde en el deck, ubicado previo al puente que está en la salida del municipio y conecta con San Rafael. Allí habrá una misa campal y un acto simbólico.

Claudia Marcela Gómez, secretaria de Turismo encargada, contó que el concejo municipal aprobó un decreto para que cada 25 de junio se celebre el ‘Día de la solidaridad’.

Solidaridad que se vio el día de la fatalidad, en la que la rápida reacción de lancheros evitó que el número de fallecidos fuera mayor. Solidaridad que siguió después del suceso para evitar que el turismo también se hundiera, afectando la principal actividad económica del 80 por ciento de los comerciantes de la región.

Y se logró. Según las autoridades, fue poco el tiempo que duró el temor y la llegada de turistas se normalizó rápidamente.

Según cifras de la secretaría de Turismo municipal, en semana reciben diariamente cerca de 1.000 visitantes, mientras que los fines de semana pueden llegar hasta 3.500, una cifra que se incrementa si es puente festivo, cuando han llegado hasta 7.000 personas, poco más que la población de Guatapé (6.970 habitantes).

¿Entonces qué quedó después de la tragedia? Gómez indicó que el naufragio dejó muchas lecciones en la operación turística, pues sacó a flote la falta de control en temas de seguridad y normatividad, aspectos en los que trabajan actualmente.

“Estamos adelantando una capacitación junto al Sena para los tripulantes de las embarcaciones. Hace poco nos visitó el Viceministerio de Turismo con una brigada para explicarles a los operadores cómo pueden legalizar su actividad, contándoles los requisitos a cumplir para su operación”, explicó la funcionaria.

Hace poco nos visitó el Viceministerio de Turismo con una brigada para explicarles a los operadores cómo legalizar su actividad

Sin embargo, la vigilancia no se incrementó y siguen siendo los dos inspectores viales los encargados de estar pendientes de un área de más de 6.200 hectáreas que conforma la represa.

La capitanía de puerto que se propuso tras la tragedia se quedó en eso, en una propuesta. “Necesitamos un poco más de apoyo, pero ya es un tema de recursos, de ahí la importancia de proyectos como el malecón y la provincia turística del Oriente, que aportarán no solo a que lleguen más visitantes, sino a formalizar la actividad”, opinó Gómez.

Y es que precisamente estas dos obras son las únicas que sí están en desarrollo.
La primera, tiene una inversión de más de 18.000 millones de pesos y se encuentra actualmente en construcción para ser entregada en abril del próximo año.Según EPM, encargada de desarrollar la obra, esta comprende la construcción del terraplén, las obras civiles para la construcción del malecón y el parque lineal, y la construcción de un muelle flotante.

Si bien, los trabajos han causado molestia y disminución en los ingresos de los comerciantes, estos ven con buenos ojos la obra y esperan que las dificultades del presente valgan la pena por los beneficios que traerá a futuro la obra.

Uno de ellos es Ferley, operador de atracciones acuáticas en Guatapé desde hace 6 años. Tuvo que despedir a los dos trabajadores que lo ayudaban, pero espera que en el mediano plazo todo mejore.Después de lo sucedido con ‘El Almirante’, explicó que “tanto los turistas como los operadores reafirmamos la importancia de tener los elementos de seguridad. En los servicios que ofrezco el que no tenga chaleco salvavidas no lo utiliza, sepa o no sepa nadar”.

En los servicios que ofrezco el que no tenga chaleco salvavidas no lo utiliza, sepa o no sepa nadar

Sin embargo, también reconoció que hace falta más control y vigilancia en la represa, especialmente los fines de semana.

“En semana es poco el movimiento en el embalse, por eso creo que no valdría la pena lo de la capitanía de puerto, pero sí sería bueno que los fines de semana se refuerce la vigilancia todo el día, porque aunque desde las 6 de la tarde está prohibida la navegación, no está de más que se vigile”, opinó el operador.

1 año del hundimiento de 'El Almirante' en Guatapé

Pese a las obras del malecón, se sigue prestando el servicio de actividades acuáticas.

Foto:

Guillermo Ossa/EL TIEMPO

¿Y Asobarcos?

A finales de febrero de este año, la Superintendencia de Puertos y Transporte (Supertransporte) declaró responsable a la empresa Asobarcos Guatapé por el incidente de ‘El Almirante’.

El fallo emitido por el ente de control no solo ordenó la cancelación definitiva de la habilitación otorgada por el Ministerio de Transporte a la empresa, sino que también le impuso una multa de más de 520 millones de pesos “como sanción por desconocer e infringir las normas dispuestas para el transporte fluvial de pasajeros”.

En el municipio indican que la empresa está en proceso de liquidación. Los 13 barcos en su propiedad, incluyendo ‘El Almirante’, llevan un año parados, estancados en la represa sin funcionar.

“Se prevé que llegue otra empresa privada, que opere estas embarcaciones, que tienen que pasar por un proceso de legalidad, ya que tras el naufragio se debe cumplir con ciertos procesos más estrictos”, concluyó la secretaria (e).

1 año del hundimiento de 'El Almirante' en Guatapé

Las 12 embarcaciones de Asobarcos permanecen inutilizadas según la secretaría de Turismo de Guatapé

Foto:

Guillermo Ossa/EL TIEMPO

David Alejandro Mercado
Redactor de EL TIEMPO
davmer@eltiempo.com - en twitter @AlejoMercado10

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA