Medellín

Arnica, una editorial pensada para que todos puedan publicar

El estudiante de literatura decidió crear su propio emprendimiento para impulsar a nuevos escritores

Editorial Arnica

Oda a la muerte’, el primer libro publicado por la editorial, contó con el diseño de un primo de Estrada. En una semana vendieron 80 ejemplares. Estrada explica su proyecto.

Foto:

Esneyder Gutiérrez

07 de mayo 2018 , 06:00 a.m.

La muerte es la temática principal de la primera publicación de la editorial Arnica. En ella, un cuadernillo tipo Fanzine, ilustrado de manera sencilla pero elegante, se leen pequeños cuentos que terminan con la muerte de sus personajes.

David Estrada, el creador del proyecto editorial, dice que esta obra buscó ver la muerte de otra manera, hacer una crítica a la forma vulgar en que, según él, se entiende en nuestros tiempos: “La idea con ese texto era reflexionar sobre la muerte. A mí me tocó ver a los dos fleteros muertos de la 33. La gente, sin escrúpulos, se acercaba, les tomaba fotos, les enfocaba la cara con los celulares. Este primer libro es una crítica a esa manera de ver la muerte”, dice Estrada.

Si bien la editorial es un proyecto que se viene planeando desde hace un año, y que apenas hace un mes publicó ese primer libro, su génesis se dio, de manera inconsciente, en la cabeza de Estrada desde hace varios años.

Le he dedicado mi vida a la literatura. Desafortunadamente, el escritor no es tomado muy en serio en un país como Colombia

Todo comenzó, según recuerda, cuando su abuelo le regaló la Ilíada. Tenía 9 años y la leyó con gozo. Cuando la terminó, su abuelo se le acercó con un nuevo reto: la Odisea. También la leyó. De esa manera la literatura entró a hacer parte esencial de su vida. Por eso, no duda en sentenciar que “le he dedicado toda mi vida a la literatura”.

Estrada resalta que su abuelo, a pesar de ser un hombre que venía del campo, era un lector voraz que ya había pasado por los clásicos griegos y El Quijote. Incluso, recomendaba leer para los niños, en vez de las fábulas de Rafael Pombo, los cuentos de Tomás Carrasquilla. Era, en realidad, una manera de acercar a sus nietos a su pasión, la literatura.

Yo sé lo destructivo que puede ser el ‘no editorial’, porque lo conozco. El efecto de ese ‘no’ es contraproducente para el autor, y puede llevarlo a la frustración o a no querer escribir más

La estrategia funcionó, al menos con Estrada. Luego de esa lectura de la Ilíada y de algunas otras que hizo después, comenzó a escribir cuentos a los 9 años. Esos primeros relatos, marcados por una visión más pueril de la vida, estaban enmarcados en festividades que los niños disfrutan, como Halloween y navidad.

Durante la adolescencia siguió escribiendo cuentos, pero en esa época se inclinó por la novela. En el tiempo libre que tenía logró terminar dos novelas. Una de ellas, como la primera publicación de su editorial, basaba su trama en la muerte. La otra, según explica el mismo Estrada, era una obra juvenil influenciada profundamente por El señor de los anillos, libro que leía por esa época.

Estrada conserva esas novelas juveniles, pero no las ha publicado. Durante un tiempo se acercó a grandes editoriales para exponerles su trabajo.

Pero, dice, el factor económico no permitió que esas editoriales publicaran sus obras. “Me acerqué particularmente a una editorial grande, pero yo no contaba con un recurso monetario. También se debe tener en cuenta que los grandes en este negocio publican lo que vende, y saben que un escritor al que nadie conoce no va a vender lo que ellos necesitan”, explica.

La idea a futuro es tener una sede. En este momento es muy difícil, porque tengo que caminar para ahorrarme la plata de los pasajes y meterla a la editorial

Esa imposibilidad para publicar fue la que detonó la idea de formar una editorial propia, que tuviera como objetivo poder impulsar escritores que, como él, quieren escribir y ser leídos pero no cuentan con el apoyo de un grupo editorial.

Es de esta manera que nace Arnica. El nombre, explica Estrada, es un homenaje a su abuelo. Ese hombre que le enseñó a leer las grandes obras universales solía recomendar la Arnica, una planta curativa. “Si alguien se caía y se raspaba, se la recomendaba, si tenía un dolor, también la recomendaba”, comenta.

Pero, además de rememorar esa planta, el nombre sirve como una metáfora de lo que para Estrada es la literatura: esta planta, es pequeñas cantidades, tiene propiedades medicinales que sirven para aliviar dolores; en exceso, por el contrario, puede ser contraproducente para la salud. “La literatura sirve para sanar, como la Árnica. En exceso no es que sea mala, pero quien lee en mucho comienza a vivir a través de los libros”.

A los colaboradores no les digo cómo escribir, eso es de cada autor. A Borges nadie le dijo cómo tenía que escribir

Para rememorar a su abuelo, Estrada decidió firmar bajo un seudónimo que esconde la gran influencia que este tuvo para su vida: Lemora, que se deriva de las iniciales de aquel hombre, Leonardo Moncada Ramírez.

Luego de Oda a la muerte, esa primera publicación de Arnica, la editorial abrió una convocatoria para que escritores aficionados manden sus textos.


Todos, sin excepción, contarán con el beneplácito de la editorial y serán publicados. “Yo sé lo destructivo que puede ser el ‘no editorial’, porque lo conozco. El efecto de ese ‘no’ es contraproducente para el autor, y puede llevarlo a la frustración o a no querer escribir más. Esta editorial no dice no, sino que se sienta con el autor y le ayuda a pulir el texto para que pueda ser publicado”, enfatiza Estrada.

La publicación de estos textos se hará el próximo mes de junio y cada autor recibirá un ejemplar y un separador con el logo de la editorial. Por ahora no hay forma de retribuir económicamente a los colaboradores, pues la situación económica no es solvente. “La idea a futuro es tener una sede, contar con talleres de poesía, de narrativa. En este momento es muy difícil, porque tengo que caminar para ahorrarme la plata de los pasajes y meterla a la editorial. Pero estoy convencido de que esta iniciativa me va a sobrevivir”, concluye.

Miguel Osorio Montoya
Para EL TIEMPO
MEDELLÍN 
@MiguelOsorioMon

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA