Medellín

¿Por qué hay que cerrar urgente la cárcel Bellavista de Medellín?

El penitenciario tiene 4.997 presos, cuando su capacidad es para 1.831. Piden soluciones.

fg

Algunos patios de la cárcel Bellavista están al borde del colapso por su deterioro en la infraestructura y porque no le cabe un preso más.

Foto:

Archivo EL TIEMPO

04 de febrero 2017 , 04:04 p.m.

La cárcel Bellavista de Medellín tiene un hacinamiento del 299 por ciento, sus patios están al borde del colapso por el deterioro en la infraestructura y porque no le cabe un preso más. Y como si fuera poco, no hay medicamentos ni enfermeras.

Los internos duermen en pasillos, baños y hamacas. Es tal el hacinamiento que tienen ‘pico y placa’ para descansar. Se enumeran y mientras unos logran conciliar el sueño, los otros están de pie.

Todo eso quedó en evidencia en la visita que realizó el defensor del Pueblo, Carlos Negret, quien ordenó el cierre inmediato de esta cárcel, ubicada en el norte de la capital antioqueña.

Las cifras preocupan. El centro penitenciario tiene 4.997 reclusos, cuando su capacidad máxima es para 1.831. Esa fue una de las razones para que el representante del Ministerio Publico solicitara este viernes ante la Corte Constitucional el cierre urgente de esta cárcel.

“Es un hacinamiento insoportable para cualquier persona. No hay dignidad, los presos duermen en el suelo, en baños, en zarzos y busetas. Es lo más indignante que he visto en mi vida”, aseguró Negret.

El funcionario, además, explicó que ese cierre significa que no se reciban más presos, más sindicados, ni una persona más que tenga inconvenientes con la justicia.

Jorge Carmona, integrante de la Mesa de Derechos Humanos del Valle de Aburrá, contó que la Personería y defensores de presos de Medellín llevan muchos años pidiendo ese cierre. “Bellavista es la vergüenza de las cárceles de Antioquia. No solo hay hacinamiento, también hay tortura, los espacios entre cada interno en las celdas es de solo 30 centímetros, cuando allí pasan encerrados horas, días y años”, describió el líder de Derechos Humanos.

Sin embargo, el Defensor del Pueblo aseguró que a partir del cierre habría traslados, lo que traerá problemas de arraigo porque los reclusos van a querer estar al lado de sus familiares. “Ellos irían a cárceles donde hay cupo. La única en Antioquia es la de Caldas”, advirtió.

“Si no los pueden trasladar, deben quedarse en las URI, porque no hay a dónde llevarlos. Debemos trabajar para que toda la justicia no sea punitiva. No todo puede dar cárcel”, agregó Negret.

En lo que coincidió Carmona, al explicar que para dejar la cárcel con el cupo con el que se planeó tendrán que salir 3.166 presos.

“Viene la preocupación por el arraigo familiar, casi todos los internos son de Medellín. Muchos familiares viven en la periferia y hacen un esfuerzo grande para visitarlos dentro de la ciudad, si se los llevan para Ibagué, Cali o Bogotá, no podrán volver a verlos seguido”, agregó Carmona.

Igualmente, explicó que los subrogados penales en Bellavista sobrepasan la cifra de los 600, muchos de ellos cumplieron su condena desde septiembre pasado, pero continúan presos.

A la petición del cierre se le suma la de demoler el patio dos de ese penal –donde hay 1.700 internos hacinados– por las malas condiciones de infraestructura.

“El Ministerio de Justicia le dio la orden al Inpec y Uspec de demoler el patio dos. Deben hacerlo para evitar una tragedia allí. Lo acabo de ver, es lamentable el estado. Una construcción de los años 70 y no se le ha dado mantenimiento”, agregó el Defensor.

Carmona precisó que lo mismo pasa con los patios cuatro y 16 que están en riesgo de colapsar, incluso el Departamento Administrativo de Gestión del Riesgo de Desastres (Dagrd) también recomendó demolerlos lo más pronto posible, por seguridad.

Mientras eso pasa, al patio cinco lo reforzaron, pero según denunció el líder de la Mesa de Derechos Humanos, a los presos les entregarán camillas metálicas como camas, que ellos podrían dañar para hacer armas.

En cuanto a la salud de los internos, la Mesa de DD.HH denunció que hay más de 3.500 órdenes de atención inmediata represadas. Para solucionar el abastecimiento de medicinas, la Secretaría de Inclusión Social y Familia de Medellín lideró una campaña de recolección de medicamentos.

DEICY JOHANA PAREJA M.
Redactora de EL TIEMPO
Medellín

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA