Para una mejor experiencia, active los estilos en la página. Como hacerlo?
Para una mejor experiencia, active el javascript de su navegador. Como hacerlo?

Actualizado 06:52 a.m. - lunes 21 de abril de 2014

Colombia 01:46 a.m.

Megaciudadelas ponen a prueba a Soacha y Mosquera

Ciudad Verde es el magnoproyecto de Soacha, que acogerá aproximadamente a 160.000 personas.

Aunque los proyectos Ciudad Verde, Ciudad Florecer y Pesqueras, que suman 68 mil unidades de vivienda, reducirán el déficit en la sabana, hay quienes los ven con preocupación.

A Ciudad Verde, el proyecto de vivienda de interés social y prioritario más grande del país y que se desarrolla en Soacha (Cundinamarca), le llegarán al menos 160.000 personas, que se suman a las casi 800.000 que hay actualmente en el municipio.

A este macroproyecto, con 42.000 viviendas, le siguen Ciudad Florecer, con 13.500, y Pesqueras, con 12.500, en Mosquera. Los dos últimos esperan obtener licencia de construcción a finales de este año, para iniciar obras a principios del 2012.

De los tres, Ciudad Verde es el único que ya empezó obra y del cual se entregó la primera etapa (130 viviendas) hace tres meses. El resto se entregará paulatinamente, hasta finales del 2016.

Y aunque esos macroproyectos prometen suplir la demanda de vivienda de interés social en Cundinamarca y reducir el déficit habitacional que se presenta en Bogotá, hay quienes advierten sobre impactos negativos para los municipios y para quienes habiten esas ciudadelas.

Para el gobernador de Cundinamarca, Álvaro Cruz, los megaproyectos se convertirán en una "bomba de tiempo" que impactará el desarrollo y la infraestructura de los municipios.

"Está bien que se construyan, pero no como está pasando en Soacha, donde se va a duplicar o casi triplicar la población, sin que se construya un acueducto óptimo y colegios que respondan a la demanda educativa, sin que se generen oportunidades de empleo y sin que haya zona industrial. Eso así no llegará a ninguna parte", le dijo Cruz a EL TIEMPO.

Aunque José Ernesto Martínez, alcalde saliente de Soacha, destacó que los proyectos impulsan el desarrollo, lo preocupa que si hoy la autopista Sur no tiene capacidad para soportar más tráfico, menos la tendrá en el futuro.

"Esta vía ya colapsó; se necesitan vías alternas perimetrales. Además, Soacha tiene un solo hospital. ¿Cómo va a atender a tanta gente?", se preguntó Martínez.

El asunto de Transmilenio también le genera inquietud al ex alcalde."Si llegan 160.000 personas más al municipio, el sistema debe tener más rutas, más buses y más estaciones", dijo.

El concejal de Bogotá Carlos Vicente de Roux (Partido Progresistas), uno de los principales opositores de los megaproyectos de vivienda en la sabana, se declaró preocupado por lo que calificó como "un modelo expansivo de ocupación del territorio que está llevando a pavimentar la sabana".

"Si ese modelo prevalece, nos llevará a construir una megalópolis incontrolable, a crear una ciudad muy inconveniente, porque arroja a los pobres a la periferia, donde no hay equipamiento necesario para atenderlos", dijo De Roux.

Mientras tanto, el consultor en asuntos de vivienda de Bogotá Alejandro Florián teme que se esté desarrollando una política de crear núcleos aislados.

"Sospecho que no deben estar siendo fáciles las ventas, porque el municipio de Soacha no tiene condiciones de seguridad, salud y educación para quienes se vayan a vivir allí", señaló el experto.

Pero otra cosa piensan quienes ya habitan una de estas ciudadelas. Es el caso de Claudio López, uno de los primeros residentes de Ciudad Verde, donde hay familias que llevan cuatro meses.

López defendió el proyecto y dijo sentirse feliz por la oportunidad de tener una vivienda digna. "Es como un sueño cumplido, y hasta ahora nos han funcionado bien todos los servicios", declaró el residente.

Los que lo apoyan

La constructora Amarilo le explicó a este diario que el macroproyecto Ciudad Verde contará con el equipamiento que necesita este nuevo modelo de ciudad.

Tendrá, por ejemplo, hospital, colegios públicos y privados, centro comercial, universidad, centro de rehabilitación de Teletón, zona franca, jardines infantiles y una vía alterna para su ingreso, como la avenida Terreros.

El ingreso a la ciudadela se hará por una vía que esperan finalizar el próximo año. Esta irá en la sección de la avenida Terreros y se conectará con la autopista Sur.

Además -explicó Terreros- se construirán cinco avenidas de malla vial (vías de sección mayor de 30 metros) y vías locales dentro de Ciudad Verde, que permitirán mantener un mayor flujo vehicular.

A pesar de las críticas que ha recibido la ejecución de estos macroproyectos, Juan Manuel González, asesor de vivienda de la Gobernación de Cundinamarca, dijo que no pueden ser iniciados sin un plan previo.

"No podemos entregar una sola vivienda si no tiene todos los servicios al día; son proyectos responsables", afirmó el experto.

Daniel Becerra, secretario de planeación y ordenamiento territorial de Mosquera, señaló que "es evidente que el suelo en Bogotá se ha agotado en vivienda y se están buscando posibles terrenos para ejecutar estos proyectos; con ellos se generarán más oportunidades de empleo en los municipios, porque, además, estos tienen componentes necesarios para una autosuficiencia".

Llegan dos megaproyectos a Mosquera

Ciudad Florecer, en Mosquera, contempla la construcción de 13.500 viviendas y un centro logístico de 40.000 metros cuadrados.
El proyecto tendrá 300 hectáreas y contará con 1.250 metros cuadrados de zonas verdes, colegios, jardines infantiles, un centro de salud, sedes administrativas para la policía y bomberos, centro de eventos y empresariales. Mientras que Pesqueras, que aún está en formulación, tiene prevista la construcción de 12.500 unidades, que se equiparán con zona franca, colegios y centros de salud.

Opiniones

Álvaro Cruz
Gobernador de Cundinamarca

"Estos proyectos se convertirán en una bomba de tiempo, que impactará de manera estructural a los municipios."

Claudio López
Residente de Ciudad Verde, en Soacha

"Me siento muy bien con mi nuevo apartamento; es una vivienda digna que merecía con mi familia."

Juan Carlos Nemocón
Alcalde electo de Soacha

"Soacha no está preparada, pero esos megaproyectos ayudarán a que el municipio crezca organizadamente."

'Esas urbanizaciones no son acertadas'

Fernando Cortés, urbanista experto de la Universidad Nacional.

Fernando Cortés, urbanista experto de la Universidad Nacional, habló con El TIEMPO de los impactos que traerán los macroproyectos de vivienda.

¿Cuál es su percepción de la construcción de macroproyectos en Soacha y Mosquera?

No son urbanizaciones muy acertadas, teniendo en cuenta que esos municipios tienen falencias de estructura urbana y una problemática social grande. Llegan unas 4 o 5 personas por vivienda; eso implica que deben contar con todo el equipamiento para cumplir con las exigencias de esta población.

¿Los municipios están preparados para albergar a toda esa población?

Los macroproyectos van a generar requerimientos en plantas de tratamiento, en servicios públicos, aspectos en los que los municipios tienen limitaciones.

¿Cuáles serán los impactos de estas ciudadelas?

Van a generar implicaciones macrourbanísticas, que van a promover transformaciones, impactos y costos que tendrán que pagar los municipios.

Habrá un mayor incremento de vehículos particulares y mayor demanda de vehículos de transporte público; es decir, se presentará un colapso vehicular y va a ser necesario ampliar vías.

¿Qué rescata de las ciudadelas?

Desde lo positivo, se convierten en un esfuerzo para la promoción inmobiliaria del capital privado y público para la solución del problema de vivienda. Ojalá que sean proyectos integrales y que tengan la capacidad de mejorar las condiciones de vida de las poblaciones que llegan. Si cumplen con el equipamiento necesario, pueden generar desarrollo industrial y empleo.

Eliana Poveda y Katya Chamié
Redacción EL TIEMPO

Facebook Twitter Google Buzz Enviar Instapapper
Paginar