Colombia

Coordenadas de aterrizaje para el próximo presidente

Expertos precisan cuáles son las líneas de desarrollo en las que debe trabajar el próximo Gobierno.

EAN

.

Foto:
08 de mayo 2018 , 11:27 a.m.

Independientemente de quién sea el próximo Presidente de la República, su filiación política o ideario, es necesario que conciba al país como una empresa en crecimiento, a la que hay que dotar de herramientas para hacerla sostenible.

Más allá de la polarización, las pujas políticas y las puyas personales, las maquinarias y las independencias, las encuestas y las realidades, a Colombia le urge que quien habite la Casa de Nariño, comprenda que este es un país en construcción y que a pesar de que todos los sectores requieren atención, hay unas líneas de desarrollo a las cuales se les debe apostar y dar prioridad si en verdad queremos dar un salto socioeconómico.

Expertos de la Universidad EAN se dieron a la tarea de definir dichas líneas de desarrollo, con sus avances y retos, de tal forma que sea una hoja de ruta para el próximo Gobierno:

Servicios

Por Enrique Gilles, Profesor Titular y Director del Doctorado en Gestión de la Universidad EAN.

El mundo está cambiando a un ritmo vertiginoso. El impacto de la última etapa de la globalización se ha expresado, por ejemplo, en la deslocalización de actividades industriales hacia países de ingresos bajos, motivando no solo el auge de países del sudeste asiático y el declive de grandes regiones de Estados Unidos y Europa, sino generando consecuencias negativas para la industria colombiana. Frente a esta realidad, vale la pena preguntarse qué rol tiene nuestro actual modelo de desarrollo (basado en la explotación de recursos naturales) y si nos estamos perdiendo potenciales ganancias de esa globalización.

Acompañando ese mismo proceso han surgido servicios globales de alto valor agregado: logística, transporte, telecomunicaciones e información, servicios empresariales (como call centers) y servicios especializados intensivos en conocimiento (mercadeo, investigación y desarrollo, diseño, etc.). Dichos servicios tienden a generar empleos de alta calidad, con menor probabilidad de ser automatizados, por lo cual son estratégicos para cualquier país en desarrollo.

Colombia está bien posicionada para producir estos servicios. Según el ranking de A.T. Kearney, el país está en el top ten de ubicaciones atractivas para este sector. Sin embargo, debe moverse rápido ya que tiene competencia en la región (Panamá, Chile, Brasil, Costa Rica y Argentina), y para ello debe atender algunos cuellos de botella importantes: mejorar la estabilidad en términos jurídicos y políticos; consolidar la seguridad para atraer la inversión; y tener un capital humano orientado hacia el conocimiento y con una mejor integración a la cultura global, de la mano de una verdadera revolución de bilingüismo. Superar esas barreras supone esfuerzos coordinados entre el sector público, las empresas y las universidades.

Industrias culturales y creativas

Por Jimena Peña, Directora de la Maestría en Gestión de la Cultura de la Universidad EAN.

La gestión cultural, desde su dimensión económica, ha demostrado que va de la mano con el crecimiento de la Industria Creativa y Cultural, la cual aporta el 3,3% del PIB nacional. Para el caso de Bogotá, alcanza un 8%, concentrándose en esta ciudad el 92% de los servicios creativos del país. Ante este escenario de crecimiento económico centralizado, es indispensable generar estrategias que mejoren estos índices en las regiones y que se revisen la Gobernanza y los mecanismos de aplicación extensa de las políticas culturales.

Desde la acción, se podría incentivar el fomento de la creación de distritos artísticos y de innovación en torno a los diferentes subsectores de la cultura, y poner en marcha mecanismos como clusters, think tanks y arenas de mercado, apoyados en una zona franca cultural que, a su vez, contribuya con la facilitación de acciones en pro de fortalecer la marca de cada ciudad. Por otro lado, es indispensable revisar la infraestructura física: los municipios reportan que menos del 27 % tiene asegurados planes de largo plazo para el mantenimiento del patrimonio material inmueble, lo cual despierta la incertidumbre acerca de la inversión y el manejo presupuestal. ¡Y hay más! Solo el 7 % de los municipios posee salas de cine públicas, el 9 % tiene centros de memoria y solo un 21 % disfruta de teatros.

Finalmente, se hace necesario la puesta en marcha de un plan que le permita al país seguir participando en los lineamientos de la Convención del año 2005 de la Unesco para la promoción y protección de la diversidad de expresiones culturales y demás actividades internacionales que propicien el liderazgo de la gestión cultural colombiana en un entorno internacional. Para esto, el llamado es a profundizar en la categorización profesional del gestor cultural ante el Ministerio del Trabajo y buscar mecanismos para velar por su retribución salarial.

Emprendimiento

Por Francisco Matiz, Director del Instituto para el Emprendimiento Sostenible de la Universidad EAN.

Tradicionalmente, Colombia ha sido un país con una clara orientación hacia el emprendimiento. Esto lo podemos corroborar en los resultados que desde el año 2006 ha presentado el informe GEM Colombia, que para el 2016 representó una Tasa de Actividad Emprendedora del 22,7%; es decir, algo más de 6,5 millones de colombianos se encuentran vinculados a un proceso emprendedor. Por su parte, Confecámaras anunció que en 2017 se crearon más de 300 mil empresas en Colombia, lo que demuestra la dinámica empresarial del país.

Sin embargo, las tasas de fracaso empresarial son muy altas y son pocas las compañías que logran superar la barrera de los 5 años de antigüedad, sin mencionar el alto nivel de informalidad, que de acuerdo con el informe GEM supera el 82%.

Necesitamos entonces políticas que no solo incentiven la creación de más y mejores empresas, sino que estén en la capacidad de crecer y consolidarse en el mercado; para ello hay tres grandes retos a enfrentar: la consolidación de un sistema para la financiación de las nuevas empresas en sus diferentes fases; el apoyo para la inserción comercial de los nuevos empresarios, vinculando a los gremios y a la gran empresa como actores fundamentales de este proceso; y la articulación de los servicios de los diferentes actores del ecosistema emprendedor colombiano.

Finalmente, somos un país donde más del 98% de nuestras empresas son mipymes y es hora de ver su real potencial como estrategia de desarrollo socioeconómico.

Economía verde

Por José Alejandro Martínez, Director del Departamento de Sostenibilidad del Instituto para el Emprendimiento Sostenible de la Universidad EAN.

En Colombia, el sector minero-energético aporta cerca de 9 puntos al PIB; así mismo, tiene una participación de cerca del 50% en los ingresos por exportaciones del país y de más de un 20% de la inversión directa extranjera. Sin embargo, el país debe reducir su dependencia de las actividades extractivas sin agregación de valor y apostarle más a las energías renovables alternativas.

Con un potencial energético de 18 gigavatios (GW), por ejemplo, la Guajira puede aportar en cinco años el 13% de la energía en la matriz de generación energética nacional. Ahora, en el resto del territorio se deberían instalar más granjas solares y aprovechar los potenciales energéticos de la biomasa y los geotérmicos.

En temas agrícolas, mientras el café trabaja por llegar a la meta de 20 millones de sacos para 2020, cultivos como el arroz sufren por sobreoferta interna y los plátanos por la volatilidad del dólar. Si bien este sector tuvo una variación positiva del 4,9% en 2017, requiere que se apoyen nuevas promesas como el cacao, el aguacate y los cafés especiales, así como masificar buenas prácticas de producción, como producción orgánica y pago justo a los productores.

Por último, un país con 50 millones de hectáreas en bosques, que ha perdido 6 millones por deforestación en los últimos 15 años para la ampliación ilegal de fronteras agrícolas y pecuarias, debe tender hacia el aprovechamiento forestal y de la biodiversidad, de una forma regulada y protegiendo el capital natural. Se debe reforzar el pago por servicios ambientales, así como la promoción del ecoturismo y el turismo especializado para promover inversión y generar riqueza en zonas apartadas de los núcleos productivos actuales.

Señores candidatos: la empresa Colombia debe despegar
Señores candidatos: la empresa Colombia debe despegarColombia, vista como una empresa, necesita apuntarle a la formación de su capital humano.
Video EAN

Ya leíste los 800 artículos disponibles de este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido digital
de forma ilimitada obteniendo el

70% de descuento.

¿Ya tienes una suscripción al impreso?

actívala

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA