Colombia

Cerebro de cártel de la hemofilia en Córdoba se entregó

Un juez  le concedió detención domiciliaria a Guillermo Pérez Ardila.

Cartel de la homofilia

Guillermo Pérez Ardila es uno de los cabecillas del llamado cartel de la homofilia en Córdoba.

Foto:

Archivo particular.

30 de abril 2017 , 04:43 p.m.

Guillermo Pérez Ardila, es considerado por la Fiscalía como el principal responsable del desangre de 40 mil millones de pesos a través del llamado cartel de la hemofilia, que consistió en hacer cobros por tratamientos médicos a pacientes falsos con la supuesta enfermedad en Córdoba.
El acusado se entregó ayer a las autoridades, pero luego de una audiencia de legalización de captura e imputación de cargos por los supuestos delitos de concierto para delinquir y peculado por apropiación, el juez le dictó detención domiciliaria tras considerar que no es un riesgo para entorpecer el proceso que involucra a por lo menos 6 personas entre contratistas y ex funcionarios de la Gobernación de Córdoba.

La decisión de concederle casa por cárcel a Pérez Ardila, desató el inconformismo del fiscal general Néstor Humberto Martínez, quien a través de la cuenta oficial de twitter de la Fiscalía, crítico dicha medida.

El ente acusador acudió a la figura de apelación una vez conoció la decisión del juez de enviarlo a su casa, tras considerar que, pese a haber aceptado los cargos, podría obstruir a la justicia por lo que reiteró su petición de medida de aseguramiento intramural, es decir enviarlo a la cárcel.

En la audiencia a la que asistió Guillermo Pérez Ardila, estuvo respaldado por su abogado Leonardo Pinilla, quien sostuvo que su cliente había estado organizando unos preacuerdos con la justicia para colaborar en el esclarecimiento de uno de los casos de corrupción más sonados en Colombia.

Por este caso también fueron capturados los ex secretarios de salud de Córdoba Alfredo Aruachán, Alfredo Ceballos, Edwin Preciado y Alexis Gaines; además de la auditora en salud Marcela Acuña y Juan David Chejne. Así mismo, el ex aspirante a la Asamblea de Córdoba Rubén Guerra.

El entramado criminal en contra de los recursos de la salud en Córdoba se conoció tras una auditoría hecha por la Contraloría General de la República, que auditó toda la contratación realizada entre los años 2012 y 2015, época en la cual fue gobernador de ese departamento Alejandro Lyons Muskus.

A través de las Ips Unidos por su Bienestar y San José de la Sabana, y mediante la falsificación de documentos públicos y privados fueron cobrados a la administración departamental alrededor de 40 mil millones de pesos por los supuestos tratamientos a pacientes inexistentes con hemofilia, y quienes no estaban amparados en un régimen de seguridad social.

A medida que pasan los meses, el número de pacientes con la enfermedad aumentaba en Córdoba, por lo que engrosaban las cuentas de cobro por la supuesta atención médica.

Según la investigación, la Ips Unidos por su Bienestar, cuyo representante legal es Guillermo Pérez Ardila, fue la que más cobros hizo por los supuestos tratamientos de esta enfermedad.

En la actualidad la Gobernación de Córdoba realiza contra-muestras a los pacientes que acuden a la Secretaría de Salud para su atención. Esto como medida de depuración de la base de datos.

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA