Para una mejor experiencia, active los estilos en la página. Como hacerlo?
Para una mejor experiencia, active el javascript de su navegador. Como hacerlo?

Actualizado 08:34 p.m. - domingo 20 de abril de 2014

Colombia 05:10 a.m.

'La gorra', el éxito de dos películas con sello pirata

Filmes, realizados por un cartagenero y una manizalita, se consiguen en cualquier esquina.

La historia detrás de los filmes La gorra I y II, películas producidas por los realizadores Andrés Lozano Pineda, de Cartagena, y Lupe Ocampo, de Manizales, es tan dramática como la misma cinta.

Basada en hechos reales, las dos ediciones fueron filmadas en el Eje Cafetero, en poblaciones como Dos Quebradas (Risaralda), Pereira, y en la zona rural de Tulúa (Valle), con actores naturales de la región, muchos de los cuales formaron parte de algunas pandillas de la zona.

La gorra I y II, en esencia, es una historia basada en hechos reales, un conflicto que surge entre dos pandillas por el robo de una gorra, ocurrido en el municipio de Dos Quebradas.

El famoso hecho, también real, de las 'piernas cruzadas', en el que las mujeres de los pandilleros se niegan a tener relaciones hasta tanto no se firmara la paz, es otro elemento que hace que las películas tenga el suficiente dramatismo como para no despegarse de la pantalla.

Paradójicamente, las dos ediciones se han convertido en grandes éxitos, no en las salas de cine, sino en las ventas ambulantes, en semáforos, talleres, gasolineras y en mercados públicos de casi todo el territorio nacional, inclusive, se han tenido noticias de que en España y en China las películas también llegaron pero de manera ilegal.

Los realizadores y productores de la misma, no obstante, no han recibido ni un solo reconocimiento económico por la comercialización, distribución y proyección de las películas, cuya primera edición se rodó en el 2007 y la segunda, en el 2009.

El hecho mismo de que las producciones se vendan en los mismos sitios en los que se consiguen, también pirateadas, las grandes producciones nacionales y mundiales, dan fe de la popularidad de ellas.

En el portal de videos Youtube, La gorra I y II han recibido casi 300 mil visitas y, se calcula, que en la calle se pueden haber vendido unas 100 mil copias.

"Es increíble, pero en sitios como Tierrabomba o Palenque, donde hemos dictado talleres, los alumnos se presentan con unas de estas copias piratas", señaló Lozano.

Tras los ilegales
Aunque La gorra I nació como resultado de un taller sobre la problemática del pandillismo, el éxito inmediato que tuvo en la calle obligó a los realizadores a una segunda parte, cuyo éxito fue superior a la primera.

Las investigaciones que se han realizado hasta el momento indican que personas cercanas a la producción fueron los encargados de filtrar las películas a los 'piratas'.

Estas mismas personas, cuyos nombres no se revelan para no entorpecer la investigación, serían las mismas que hurtaron el original de la segunda parte de la saga, también llamada El ajuste de cuentas.

"Un abogado nos lleva este caso y ya se han suministrado todas las pruebas a la Fiscalía, en las que se demuestra quiénes fueron los responsables de este delito", indicó el realizador cartagenero.

De darse un fallo a favor de los demandantes, se convertiría en el primer caso ganado en Colombia por los realizadores de cine contra la piratería.

Datos curiosos

Varias peculiaridades se pudieron observar en las filmaciones de La gorra. Varios de los actores de la segunda, por ejemplo, representaron lo que hacían en la vida real: por ejemplo miembros de las famosas oficinas de cobro.

Uno de ellos murió asesinado cerca de Pereira dos meses después de la filmación.

También hicieron parte de ella, artistas como Nelson Gómez, hermano del 'Rey del despecho', Darío Gómez, y también Jerson González, hijo de 'El Charrito Negro', conocido cantante popular.

Otros actores naturales fueron, entre otros, Diego Yarse Mejía Dahiana Vanessa Abad, Fabián Restrepo Bedoya, Gustavo Alonso Vidal Alejandro Rojas, Luis Eduardo Morales Valencia, Jonatan Morales Valencia.

JUAN CARLOS DÍAZ
CORRESPONSAL DE EL TIEMPO
CARTAGENA

Facebook Twitter Google Buzz Enviar Instapapper