Cali

Un contratenor de 18 años y saxofones descrestaron en el Mono Núñez

El Festival entregó el máximo trofeo aAsael Cuesta, en vocal, y al cuarteto vallecaucano 4V

Asael Cuesta, en el centro, junto a los artistas que lo acompañaron en los instrumentos al recibir el gran trofeo, en la madrugada del lunes.

Asael Cuesta, en el centro, junto a los artistas que lo acompañaron en los instrumentos al recibir el gran trofeo, en la madrugada del lunes.

Foto:

Juan B. Díaz. EL TIEMPO

05 de junio 2018 , 07:30 a.m.

El hoy ganador del gran premio del Festival de Música Andina Colombiana Mono Núñez, en la modalidad vocal, tenía 10 años cuando mostró que puede ser una de las promesas de voces contratenores del país.

El hoy ganador del gran premio del Festival de Música Andina Colombiana Mono Núñez, en la modalidad vocal, tenía 10 años cuando mostró que puede ser una de las promesas de voces contratenores del país.

A sus 18 años, la voz de Asael Cuesta Cardona alcanza una escala más aguda que un cantante masculino pueda lograr, más elevada que un tenor, y mostró ese potencial cuando siendo un niño, practicaba en el coro de su Santander de Quilichao natal, un municipio del Cauca que en su zona urbana tiene alrededor de 50 mil habitantes.

Ese talento, como en la noche del domingo pasado lo destacó el jurado del Mono Núñez de Ginebra, en pleno corazón del Valle del Cauca, lo clasificó primero en la final con otros 9 nominados entre 28 participantes en la rondas clasificatorias que se disputaron grupos y solistas para las dos categorías del concurso, instrumental y vocal, y que llegaron de Caldas, Huila, Risaralda, Antioquia, Quindío, Bogotá, Nariño, Cauca, Boyacá, Santander, Tolima y Valle del Cauca.

Era la primera vez que Asael, hijo de un técnico en equipos de refrigeración y una docente de primaria, participaba en el Mono Núñez y aunque en el 2015, cuando tenía 15 años fue el ganador del I Certamen Mundial de Contratenores en Cuba, creado por el maestro Leo Brouwer en La Habana, esta vez en Ginebra no dejó de sentir como hormigas en su estómago por los nervios antes de salir al escenario del auditorio Gerardo Arellano. Es allí donde el festival, que rinde tributo al maestro Benigno Núñez, se volvió una tradición y todo un proceso selectivo que hace 44 años catapulta a artistas en música andina colombiana con nuevas propuestas de fusión de otros sonidos.

Cuesta fue el primero de los finalistas en hacer su presentación y lo hizo con Mi cabaña, danza andina compuesta por Emilio Murillo, y El faraón, bambuco compuesto por Raúl Rosero. Además de llevarse el gran trofeo del Mono Núñez, la escultura con forma de bandola, elaborada por César Correa, el joven caucano se llevó el premio a mejor solista vocal.

La familia del caucano ha hecho esfuerzos para que este joven pudiera recibir formación en canto desde niño y aunque hubo un maestro que lo desalentó al punto de que pensó en seguir en la música, pero como intérprete de violín, el joven agradece haber contado con Andrés Eduardo Rodríguez, el fundador del grupo Juglares y exponente de la música colombiana y latinoamericana, que lo escuchó y le dijo que su futuro era ser contratenor. Fue así que Rodríguez le dio clases gratuitas por seis meses. A su vez, el quilichagüeño ha recibido la orientación de la maestra Ivonne Giraldo, del conservatorio Guillermo León Valencia, de Cali, y quien señala que su talento es innato.

Por su triunfo en Cuba, el contratenor hizo estudios en ese país y es egresado del taller de música colombiana del maestro Luis Carlos Ochoa. Actualmente, estudia música en la Universidad del Valle.

Por su triunfo en Cuba, el contratenor hizo estudios en ese país y es egresado del taller de música colombiana del maestro Luis Carlos Ochoa. Actualmente, estudia música en la Universidad del Valle

El Cuarteto de Saxofones 4V, del Valle del Cauca.

El Cuarteto de Saxofones 4V, del Valle del Cauca.

Foto:

Juan B. Díaz. EL TIEMPO

En la categoría instrumental, el gran premio Mono Núñez fue para el Cuarteto de Saxones 4V del Valle del Cauca, que además, ganó como mejor grupo instrumental y el premio Diego Sinisterra Sánchez como mejor intérprete instrumental de una de las obras del maestro Hernando Sinisterra y a quien el festival le hizo un homenaje este año para que los 14 artistas en instrumental de los 28 participantes interpretaran una de sus composiciones.

El Cuarteto Saxones 4V cuenta con Javier Andrés Ocampo, en el saxofón soprano; Ricardo Muñoz, en saxofón alto; Nicolás Rincón, en saxofón tenor; y Julián Henao, saxofón barítono. Interpretaron el pasillo fiestero El chispero y el bambuco Fiesta en la montaña.

Asael Cuesta y los demás ganadores del festival.

Asael Cuesta y los demás ganadores del festival.

Foto:

Juan B. Díaz. EL TIEMPO

Los otros ocho nominados para la final fueron Camilo Andrés Cifuentes, de Boyacá; Édison Elías Delgado, de Huila; Dueto Simisol, de Valle y Tolima; Octeto Kumae, de Antioquia; Gustavo Adolfo Niño, de Valle; Lizeth Vega, de Bogotá; Tres en Uno, de Tolima; y Ensamble Pa’l Viento, de Caldas.

Los otros ocho nominados para la final fueron Camilo Andrés Cifuentes, Édison Elías Delgado,  Simisol, Octeto Kumae, Gustavo Adolfo Niño, Lizeth Vega, Tres en Uno, de Tolima y Ensamble Pa’l Viento

En el Mono Núñez se entregaron otros galardones. El premio Diego Sinisterra Sánchez a mejor intérprete vocal por el tributo que el Mono Núñez rindió este año al maestro fallecido en enero Rodrigo Silva, del reconocido dueto Silva y Villalba, fue para la risaraldense Laura Cristina Castrillón por el bambuco Corre quebrada.

El premio Pacho Benavides al mejor tiplista del festival fue para el santandereano Édison Muñoz, del trío Mestizajes. El premio a mejor bandolista fue para María Alexandra Hoyos, del Trío Instrumental Bachué, de Risaralda.

Una guitarra, como premio donado por el maestro Lucho Vergara al mejor guitarrista del Mono Núñez, fue para Gustavo Adolfo Niño, del Valle del Cauca.

Este año el Mono Núñez también contó con un premio otorgado por primera vez por el público. Fue una deliberación por la plataforma virtual de la Fundación Pro Música Nacional de Ginebra (Funmúsica), organizador del festival que contó con más de 10.582 votos, 6.446 de los cuales fueron en vocal y los 4.136 restantes, en instrumental
.

En vocal, el ganador fue el Octeto Kumae, de Antioquia, con 1.511 votos, y en instrumental, el trío Tres en Uno, de Tolima, con 801 votos. Estos ganadores reciben cada uno un millón de pesos.

El boyacense Camilo Andrés Cifuentes ganó como mejor solista instrumental y el Dueto Simisol, como mejor dueto vocal. 

CAROLINA BOHÓRQUEZ
CORRESPONSAL DE EL TIEMPO
GINEBRA (VALLE DEL CAUCA)

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA