Cali

Reviven en Cali el debate por Conpes del río Cauca

En reunión con Minambiente se repitió lo dicho hace hace 7 años: el Conpes se quedó en el papel.  

La contaminación del río Cauca se agrava porque recibe las descargas de otros ríos de Cali, a través del canal Sur. Este último con aguas negras.

La contaminación del río Cauca se agrava porque recibe las descargas de otros ríos de Cali, a través del canal Sur. Este último con aguas negras.

Foto:

Juan Pablo Rueda. EL TIEMPO

20 de abril 2018 , 12:55 p.m.

Lo que se planteó hace sieve años sobre la urgencia del rescate del río Cauca y que terminó en ese entonces en la modificación del llamado Conpes 3624 del 2009, como una tabla de salvación emitida en ese 2011, lo repitieron ayer delegados de estamentos públicos, privados, gremiales y académicos.

Toda esta alerta se revivió en una reunión convocada por el contralor de Cali, Ricardo Rivera, y a la que asistieron el ministro de Ambiente, Luis Gilberto Murillo, así como funcionarios de Emcali, la directora del Departamento Administrativo de Gestión del Medio Ambiente (Dagma), Claudia María Buitrago; el director de la Corporación Autónoma Regional del Valle (CVC), Rubén Materón, entre otros.

Casi todos los asistentes a esta reunión coincidieron en el llamado a la Nación para intervenir con las demás entidades públicas regionales, con el apoyo de universidades como la del Valle y la Autónoma de Occidente y hasta de los gremios empresariales. Pero, de manera articulada.

No obstante, el Ministro no se comprometió con anunciar nuevos recursos para salvar el cauce e inclusive sostuvo que ministerios como el de Vivienda también deben participar en esta nueva apuesta de trabajo mancomunado y que, de acuerdo con el alto funcionario, quedará planteada para el próximo Gobierno.

El ministro Murillo propuso la instalación de un consejo para la macrocuenca del río Cauca con el Gobierno Nacional e invitando al ministerio de Vivienda a poner recursos, además de la creación de unos memorandos de política pública para que sean acogidos por el próximo Gobierno y se incluya el tema dentro del Plan Nacional de Desarrollo.

El alto funcionario acogió la propuesta de separar la macrocuenca Cauca-Magdalena porque la cuenca del río Cauca en sí tiene una complejidad propia que debe atenderse con prioridad.

El director de la CVC dijo que se trabaja en el manejo de las cuencas (Pomca) de los ríos Cali, Lili, Meléndez, Cañaveralejo. Añadió que se apoya la construcción de los colectores finales de la Ptar de Palmira con la apertura de la licitación y se están invirtiendo unos 40,000 millones de pesos para descontaminar el río Cauca.  Pero
Materón anotó que son necesarios otros recursos del Gobierno, solicitud por la cual, según el funcionario, la entidad sigue atenta a una respuesta.

Según la CVC, son necesarios otros recursos del Gobierno, solicitud por la cual, la entidad sigue atenta a una respuesta

La directora del Dagma manifestó que lo primero es lograr esa articulación. Sin embargo, considera que este será un proceso de largo aliento y convocó la participación con recursos de la CVC, como lo hizo la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca (CAR), en Bogotá por el río tutelar, que pasó por unas cuatro alcaldías.

Como hace siete años cuando se modificó el Conpes 3624 cuando urgían recursos para la construcción de la planta de lixiviados (desechos altamente tóxicos que drena la basura en descomposición), en este caso, de Navarro, hoy se llega a la misma conclusión: el Conpes se quedó en el papel y así lo señaló el empresario Gustavo Jaramillo, del Comité Intergremial del Valle. “El Conpes fue una ilusión” y también instó por ayuda para el río Cauca.

Es decir, que pese a que se modificó el Conpes del 2009 y se emitió un documento en el 2011, permitiendo construir la reclamada planta de lixiviados en el antiguo vertedero de basuras de Cali, en el corregimiento Navarro, nueve años después, el problema del río es cada vez más grave.

Eso se evidencia en que cada  que llueve en el Valle o en Cali, el río Cauca viene arrastrando empalizadas de uno de sus ríos tributarios: el río Palo, en el vecino departamento del Cauca, que lo dejan más asfixiado y con alta turbiedad. A su vez, académicos de la Universidad del Valle dijeron, de nuevo, los riesgos de contaminación en aguas subterráneas y en el río Cauca por metales pesados y por los efectos de la descomposición de basuras en Navarro, a pocos metros del cauce.

Y aunque ya existe la planta de lixiviados, que costó 12.200 millones de pesos, tras el Conpes modificado en 2011, otro problema es que no hay un operador permanente que la haga funcionar para tratar 430.000 metros cúbicos de estos desechos tóxicos que drena la basura en ocho piscinas del vertedero de Navarro.

El contralor recordó que hace siete meses, la planta no opera, coincidiendo con concejales que días antes hicieron este 'jalón de orejas', al tiempo que la Alcaldía indicó que sigue la licitación para encontrar a ese operador, pero que lo hará hasta diciembre de este año.

El ambientalista Armando Palau pidió ayer que el Gobierno reconozca que el sector industrial en el Valle tendría una responsabilidad en la contaminación del río Cauca.

CALI

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.

CREA UNA CUENTA


¿Ya tienes cuenta? INGRESA