Cali

Abogada y esposa de director de centro juvenil fue asesinada en Cali

Otros dos homicidios de mujeres, en un lapso de 24 horas. Uno de los casos ocurrió en Aguablanca.

La violencia contra la mujer es repudiada por campañas particulares y de estamentos públicos que se mantienen en la región.

La violencia contra la mujer es repudiada por campañas particulares y de estamentos públicos que se mantienen en la región.

Foto:

Archivo / EL TIEMPO

10 de septiembre 2017 , 05:55 p.m.

Otra mujer fue asesinada en Cali. Se trata de la esposa del director del Centro Juvenil El Buen Pastor, Willliam Marmolejo. Su nombre era Carolina Borrero García, de 31 años. Era abogada y un desconocido la siguió hasta que le disparó. El homicidio se registró en la calle 7A con carrera 59.

El hermano de ella, César Augusto Borrero García, salió de la vivienda en este sector del sur de Cali, al escuchar los disparos y resultó herido. Murió a las 10:59
a. m. del sábado pasado, pero el ataque ocurrió a la medianoche del día anterior, a las 12:20 p. m., según la Policía.  


Así mismo, una vendedora de un puesto ambulante en inmediaciones a la Terminal de Transporte, en el norte de Cali, fue asesinada a las 2:40 p. m., por un sicario que huyó en motocicleta. Le disparó dos veces. 

La víctima fue identificada Claudia Patricia Velasco, de 37 años. De acuerdo con otros vendedores, ella era una mujer dedicada a su trabajo. Vendía cholados y fritanga en esta zona caleña, en el barrio San Vicente.

Las autoridades investigan la versión de que la vendedora habría sostenido una discusión con un hombre y luego se escucharon los disparos. Se indaga si habría una deuda por 'gota a gota' como uno de los móviles de este crimen. 

El homicidio fue reportado el viernes. Ese mismo día fue asesinada Patricia Guerrero, de 29 años, en el barrio Ómar Torrijos, en el oriente de Cali. Al parecer, le querían robar su teléfono celular. 

La cifra de mujeres asesinadas en el Valle del Cauca, en lo corrido de este año ya superó las 100 víctimas.

Otro caso que generó repudio fue el ocurrido  cuando las autoridades del norte del Valle hallaron el cadáver de una menor, de 16 años, flotando en aguas del río La Vieja, a la altura del barrio San Pablo, del municipio Cartago.

El cadáver fue decapitado y le cortaron las extremidades para lanzarla completamente desnuda al cauce.

Para los investigadores fueron claves los tatuajes que tenía la menor, dos de ellos en las piernas con las palabras de 'Kevin' y 'Stiven', una estrella en uno de sus senos y las letras LDS en uno de sus tobillos.

Según las versiones entregadas por vecinos de Cartago, la joven no conocía a su madre y le gustaba viajar por diferentes lugares de la región; es por eso que no tenía residencia fija.

CALI

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA