Cali

'Negocios nefastos y manejo politiquero pesan en situación de Emcali'

Tras renuncia de gerente, Sintraemcali cuestiona contratos, además de deuda con la Nación.

Jorge Iván Vélez

El presidente del Sintraemcali, Jorge Iván Vélez, expresa que contratos nefastos y manejo politiquero afectan patrimonio de Emcali y servicio a la comunidad.

Foto:

Juan B. Díaz/EL TIEMPO

16 de mayo 2017 , 03:20 p.m.

Más de 650.000 usuarios en energía, 620.000 de ellos en Cali; 590.003 en acueducto en la ciudad y otros 18.498 en Yumbo y 815 en Palmira y una red que se extiende a Candelaria.

Pese a que cada día se usan menos teléfonos fijos, cuenta con 293.795 abonados en Cali, 10.941 en Yumbo y 7.000 en Jamundí. Y suma 100.000 clientes en Internet y 22.000 en TV. Es el patrimonio que el presidente del Sindicato de Trabajadores (Sintraemcali), Jorge Iván Vélez, pide tener en cuenta al definir gerente tras la renuncia de Cristina Arango. Como encargado está Gustavo Jaramillo. 

El Alcalde no debe apresurarse y puede acudir a convocatoria. El gerente no debe estar amarrado a negocios ni cálculos electorales de 2018. Conocer al municipio y de servicios públicos domiciliarios y Tic, y mejorar tiempos de atención”, dice Vélez, quien anota que los trabajadores cedieron más de 90.000 millones de pesos en el llamado ‘todos ponen’ de la intervención de la Superintendencia.

“En cambio, el Gobierno de Uribe aseguró que se devolvería a Cali el billón que avaló por la deuda ante banco japonés para construir la Ptar. Pero en 2016 se pagaron 85.000 millones de intereses. Este año se pagarán 144.000 millones, de ellos 104.000 de intereses”, dice el sindicalista.

Niega que todos en Emcali ganen más de 9 millones, por prebendas. “A los trabajadores se les quiere enlodar y atribuir la crisis a salarios que no superan los de entidades del Estado y por irregularidades en becas que se han investigado. Pero no hay sanciones por Termoemcali, compra de acciones en ERT (telefonía), aseo del lote de la Ptar, contratos por pérdidas de agua y que se incrementaron, como negocios nefastos. Derroche en obras caras sin uso como un auditorio”, dice.

Vélez reseña que en 1994 en la primera alcaldía de Rodrigo Guerrero y estando como gerente Álvaro José Cobo se suscribió la sociedad Termoemcali, con 7% de participación de Emcali.

Luego en la gerencia de Adolfo León Gallón, con el contrato PPA se sometió la empresa a comprar energía a Termoemcali, durante 20 años, y Emcali subió su participación a 47%, para un golpe financiero de 100 mil millones anuales.

“Termoemcali fue transformada en sociedad por comandita en la que Corfipacifico, de Álvaro José Lloreda, adquirió el 3%. Él costo de un kilovatio era tres veces superior al cotizado en bolsa y Cali pagaba 30 millones de dólares anuales a socios privados se prendiera o no la planta”, dice Vélez.

Según el vocero sindical, en 1996, la gerencia decide comprar acciones en la ERT Celular S.A. cuyo gerente era Fernando Garcés Lloreda. La intermediación del negocio estuvo a cargo de Corfipacifico. El negocio alcanzó los 12.000 millones a un valor superior al del mercado.

Garcés Lloreda sostiene que eso es una mentira porque en el momento de la negociación ya no estaba en la ERT Celular. Precisa que nunca ha tenido relación con negocios con Emcali.

A esto se sumó la construcción de la Ptar, con un crédito con la banca japonesa.
Desde la limpieza del inmenso lote hasta la financiación y deuda hubo alertas.

De acuerdo con los registros de prensa y los informes que presentó, es como si los escombros alcanzaran una montaña equivalente a un edificio de 11 pisos, que nadie vio, y se hubiera despachado una volqueta cada 3 segundos, un imposible por la falta de vías y cargadoras. La limpieza se fraccionó en 19 contratos que sumaron 2.500 millones de pesos y se pagó el metro cúbico de escombros al doble del precio pagado en otra labor.  

Los directivos sindicales señalan que los contratos para reducir pérdidas de agua, labor que antes hacían los trabajadores directos, son otra vena rota.

Jhon Jairo Grijalba, directivo de Sintraemcali, expresa que en 2005 se hizo un contrato por 127.000 millones con Sercali y se pasó de 34 por ciento a 42 de pérdidas de aguas. Y en el 2010, otro por 50.800 millones con Aguacali y Serviaguas y en 2013 llegan al 48 por ciento. Luego, con Proing por 6.564 millones y un otrosí por 12.000 millones, y pérdidas suben a 55 por ciento.

El robo de 60 vehículos es otro capítulo que, además, enluta la empresa. Cuatro trabajadores han sido asesinados y las autoridades investigan si eso tiene algún nexo con delitos.

En el 2000 Superservicios interviene la empresa durante 13 años, período en el que crecieron pérdidas de agua y se rezagó en celulares, TV e Internet.

Sintraemcali dice que entidad ha sido utilizada como fortín político y enclaves familiares y que la han tenido como su caja menor.

El Sindicato cuestiona la banca de inversión contratada para definir suerte de Emcali.

Ya leíste 20 artículos gratis este mes

Rompe los límites.

Aprovecha nuestro contenido
desde $10.999 al mes.

¿Ya eres suscriptor? Ingresa

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta gratis y pódras disfrutar de:

  • Acceso ilimitado al contenido desde cualquier dispositivo.
  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta gratis y disfruta de acceso ilimitado al contenido, desde tu computador, tableta o teléfono inteligente.

Disfruta del contenido sin límites

CREA UNA CUENTA GRATIS


¿Ya tienes cuenta? INGRESA